fbpx
Estás leyendo
Mujeres de Casarabonela crean un banco de alimentos local para ayudar a los más necesitados

Mujeres de Casarabonela crean un banco de alimentos local para ayudar a los más necesitados

Casarabonela es un pueblecito de unos 2.600 habitantes de la provincia de Málaga en el que la generosidad de todos sus vecinos se está viendo plasmada gracias a la iniciativa que tuvieron un grupo de mujeres creando un banco de alimentos local. Para ello, han instalado 3 puntos de recogida en algunas tiendas del pueblo, allí los vecinos que van a hacer la compra dejan su aportación. Compran un poquito más para los que lo están pasando peor puedan poner a diario comida en la mesa. Otros prefieren colaborar haciendo aportaciones monetarias que ellas destinan a la compra de los alimentos frescos que se incluyen en los lotes de comida.

Una de las personas que participan en esta iniciativa es Belén Miguel, cocinera de la guardería de la localidad. Una vecina le pidió ayuda y gracias a eso, se dio cuenta de que más personas podrían necesitarla y que ella podía hacer algo por los demás. Así que se puso en marcha y, junto con un grupo de mujeres, decidieron ayudar a todo el que lo necesitase.

 

Con los alimentos que los vecinos donan en los puntos de recogida y las donaciones económicas con las que compran los alimentos frescos, las mujeres encargadas de la iniciativa crean diferentes lotes personalizados para cada familia, teniendo en cuenta las necesidades de los diferentes miembros del núcleo familiar.

Se han organizado de forma que tres de ellas son las que se encargan del reparto, de citar a las familias y de entregarles los lotes. Todo lo hacen teniendo muy presente la situación actual, respetando las medidas de seguridad sanitarias necesarias para evitar el contagio del coronavirus, y también la intimidad y anonimato de las familias beneficiarias; algo muy importante y que cuidan mucho.

 

Este grupo de mujeres de Casarabonela cuenta con la colaboraciónde un grupo de voluntarios que se creó para ayudar a las personas que necesitaban apoyo para hacer la compra u otras gestiones durante la crisis sanitaria. Ellos se encargan de repartir a domicilio los lotes que los beneficiarios de este particular banco de alimentos no pueden recoger en persona.

“Para mí es lo más bonito que he hecho hasta ahora”

“La reacción de todos es fantástica, están volcados al 100%. No tengo palabras”, afirma Belén mientras nos relata la gran generosidad que está surgiendo tanto dentro como fuera del pueblo. “Para mí es lo más bonito que he hecho hasta ahora. Nosotras no creímos nunca que iba a tener esta repercusión. Vamos a recoger los alimentos que han dejado los vecinos y nos sorprendemos porque seguimos recogiendo incluso más que la vez anterior. A la iniciativa se ha sumado hasta personas de fuera, que nos han mandado un camión de comida”.

 

“Lo que están haciendo, dentro de una situación tan dramática, se recordará de por vida en el municipio”, asegura Antonio Campos, alcalde de la localidad de Casarabonela. “La iniciativa es fantástica; a mí, como ciudadano y como alcalde, me emociona y me faltan palabras para agradecer la idea que tuvieron y el resultado que está dando”.

El alcalde nos ha contado, además, una de las anécdotas que ha emocionado a todos los vecinos: “Ha habido gestos con el banco de alimentos que son dignos de reseñar. Por ejemplo, la donación de más de 1.000 euros de un fondo común que tenían unos vecinos que juegan a la Lotería del Niño juntos. Estos son gestos que llenan”. Y es que está claro que a los vecinos de Casarabonela les ha tocado la lotería de la solidaridad con esta iniciativa. A unos, porque les está ayudando a sobrellevar esta situación que ha acabado con los ingresos de tantas y tantas familias; y a este grupo de mujeres porque han comprobado que con un poco de imaginación y muchas ganas, todos podemos aportar y tender nuestra mano para ayudar a los demás.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio