fbpx
Estás leyendo
Fuego, agua y leyendas. La magia que se esconde tras la noche de San Juan

Fuego, agua y leyendas. La magia que se esconde tras la noche de San Juan

La noche de San Juan es un acontecimiento esperado por todos, y aunque este año no vayamos a poder celebrarla igual que hemos hecho los anteriores, la magia de esta noche nos acompañará igualmente.

Todos conocemos esta festividad, sabemos que está llena de deseos, de fuego y de agua, pero lo que igual no sabes es que existe cierta disputa sobre su origen. Esta noche se celebra desde tiempos inmemoriales, se relaciona con San Juan por parte de la religión católica, pero también con fiestas paganas que celebraban el cambio de estación, el solsticio de verano y la noche más corta del año. En muchos países europeos esta afirmación no es errónea pues la festividad se celebra la noche del 21 de Junio – día más largo del año y solsticio de verano en el hemisferio norte – sin embargo en España, la celebramos la noche del 23 al 24 de Junio, víspera del nacimiento de San Juan.

Todas las celebraciones parecen estar relacionadas y todas están impregnadas de magia lo que la convierten en una noche en la que los protagonistas son el fuego, el agua, y distintas leyendas. ¿Quieres saber por qué?

 

El fuego

El fuego es en realidad el personaje principal de esta historia. En las antiguas civilizaciones se utilizaba el fuego – en forma de hogueras – como el símbolo para de “dar más fuerza al sol” ya que se creía que este se iba “debilitando” a partir de este día y haciendo así que los días fueran más cortos. Sin embargo, en la actualidad se presenta más como un elemento purificador y, en torno a ese concepto, se sostienen algunas tradiciones y mitos que se llevan a cabo durante esta mística noche.

En algunos lugares se dice que para ahuyentar a los malos espíritus y asegurarte protección en el año venidero se debe saltar la hoguera un número determinado de veces (que varía según el sitio) que suele ser impar.

Otra tradición es escribir en un papel cualquier deseo y quemarlo en el fuego para conseguir que se haga realidad, aunque por el carácter de limpieza que juega el fuego también pueden quemarse en la hoguera aquellas cosas que queremos dejar atrás.

A la hora de pedir deseos existen diferentes ritos, que van variando según la región, pero el más extendido es el siguiente: Deberás poner bajo tu almohada una rama de hiedra y un papel con un deseo o mensaje positivo. Después deberás encender una vela blanca y dejar que se consuma para posteriormente, añadir la cera que haya sobrado bajo la almohada y finalmente acostarte. Al día siguiente tendrás que quemar el papel y enterrar todos los elementos juntos bajo tierra.

El agua

El agua es otro de los elementos predominantes en esta fiesta, y es que desde siempre ha estado ligada a virtudes y poderes curadores. La tradición dice que el agua en esta noche adquiere propiedades mágicas y asegura que bañarte en ella a media noche puede desde asegurarte salud para todo el año, hasta concederte la belleza eterna, pasando por eliminar las energías negativas e incluso influir en tu fertilidad.

Se dice también que solo con mojar los pies en el agua a las 12 de la noche se podrían cumplir tus deseos o que el agua de manantial recogida a la mañana siguiente a la noche de San Juan tiene propiedades curativas y ahuyenta el mal de ojo.

 

Otros ritos

Otro de los ritos principales de esta noche dice que hacer una cruz en los árboles a medianoche hace que las promesas que se hayan hecho junto a ellos se mantengan toda la vida.

Lo cierto es que esta fiesta está muy ligada a la naturaleza y al igual que se pide por la fertilidad de las mujeres, también se pide por la fertilidad de la tierra, la cual según las leyendas se puede conseguir enterrando en ella un pedazo de vela que haya ardido durante la noche de San Juan.

Por ello también, las plantas cobran especial importancia. Durante esta noche, se cree que las virtudes curadoras de las plantas aumentan y antiguamente se solía recoger hierbas medicinales durante la víspera a San Juan. Por eso, se utilizan en muchos de los rituales que se hacen durante esta noche.

La leyenda de la encantada

Como todo lo que está cargado de magia, la noche de San Juan está ligada a muchas leyendas. En esas leyendas se reconocen a seres mitológicos que están ligados con la naturaleza y con la belleza.

La leyenda de la encantad, es quizás la más común de todas, y aunque con el paso de los años y el boca a boca ha ido cambiando y modificándose, la protagonista siempre es una joven que sale de un lugar simbólico una vez al año, durante la noche de San Juan, y se peina una larga melena. Se asegura que quien la ve queda encantado. Esta leyenda está ligada con seres mitológicos como las Lamias y las Mairu (País Vasco), las Mouras (Galicia), Anianas (Cantabria) y las Xanas (Asturias). Todas ellas son mujeres, diosas o seres mitológicos muy bellos que encantan a quienes las ven y que están ligadas a lugares de gran simbología, como cuevas, bosques o cercanías a castillos.

 

En definitiva, esta es una noche de celebración, de adoración a los dioses paganos y nuevos, llena de misterios de magia, energía y deseos. Una noche que para muchos no pasa desapercibida y que algunos esperan con ansia año tras año. Por desgracia en 2020 algunas de las costumbres no podrán realizarse, pero quizás sea un buen año para reinventar las tradiciones, investigar sobre los orígenes de esta mística noche y recrear alguno de los ritos que pueden hacerse en casa, para a ver si este año, por fin, se cumple alguno de nuestros deseos.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio