fbpx
Estás leyendo
¿El calor te pone de mal humor? ¡Es muy normal y tiene explicación!

¿El calor te pone de mal humor? ¡Es muy normal y tiene explicación!

El verano está en pleno apogeo y con él han llegado los días largos, las noches de buen tiempo, pero también el calor. Es difícil no planear mil escapadas y citas; no se puede negar que el ambiente relajado del verano es bastante apetecible, pero ¿puede el calor afectar a tu estado de ánimo negativamente cuando las temperaturas son cada vez más altas?

Por mucho que nos guste el sol de verano y pasar días enteros en bikini yendo de la piscina a la playa, tan pronto como las temperaturas suben demasiado, esa sonrisa feliz se convierte en gotas de sudor. En ocasiones, incluso, el mal humor nos invade súbitamente y maldecimos el calor del verano.

Si eres de estos ¡no eres un quejica! La ciencia ha proporcionado suficientes pruebas para demostrar que el calor abrasador provoca mal humor en muchas personas. Por ejemplo, en el European Journal of Social  los investigadores exploraron lo bien que funcionaban los trabajadores de cara al público en condiciones de calor incómodo. Una parte de la investigación se centró en los trabajadores de una cadena de restaurantes, y se descubrió que un 50% de los trabajadores eran menos propensos a involucrarse activamente con sus clientes.

 

La segunda parte del estudio dividió a estudiantes en dos aulas, una que estaba húmeda y con un ambiente cargado, y otra que estaba fresca y con aire acondicionado, para averiguar si el calor afecta su motivación. Solo el 64% de los estudiantes del aula “calurosa” fueron participantes activos, en comparación con el 94% de los estudiantes que gozaban de aire acondicionado.

En algunas personas el calor puede desencadenar sentimientos de agitación y agresión

Según los profesionales, el calor afecta el estado de ánimo de muchas maneras diferentes, según la personalidad. Mientras que la mayoría de las personas se sienten motivadas para realizar actividades en el verano, en algunas personas el calor puede desencadenar sentimientos de agitación y agresión, haciéndolas sentir que están fuera de control.

Esto último, en los casos más graves, se conoce como Trastorno Afectivo Estacional (TAE). En este caso, la gente que sufre desorden afectivo emocional inverso siente un inicio de síntomas de depresión en los meses de primavera y verano debido a los cambios relacionados con la estación más cálida, como más exposición a la luz solar, un cambio drástico de temperatura, etc.

Te puede interesar

 

Se cree que las altas temperaturas y las olas de calor pueden estar involucradas en lo anterior, provocando comportamientos más agresivos. Mientras que alguien diagnosticado con TAE de verano puede mostrar “conductas violentas”, lo opuesto ocurre en las personas que luchan contra el TAE de invierno, que “a menudo están deprimidas y carecen de energía y motivación“, según los médicos.

Hay una clara diferencia entre sentirse irritable en el calor y ser diagnosticado con TAE inverso

Por supuesto, es importante notar que hay una clara diferencia entre sentirse irritable en el calor y ser diagnosticado con TAE inverso, pero si estás experimentando síntomas como falta de sueño, pérdida de apetito, pérdida de peso o aumento de la ansiedad o agitación, podría ser interesante consultarlo con un médico.

Lo bueno del verano es que, sí, habrá días en los que hará un calor abrasador en el exterior, pero también hay muchas maneras de calmarse física y mentalmente. Para empezar, cuando el calor apriete, huye de él dándote un chapuzón o entrando en casa, activando el aire y poniéndote una serie.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio