fbpx
Estás leyendo
Época de calor: pros y contras del aire acondicionado

Época de calor: pros y contras del aire acondicionado

Cuando llega el calor son pocas las cosas que podemos hacer para mantenernos frescos. Algunos desenfundan los ventiladores, pero en épocas de terral o de olas de calor, los ventiladores solo consiguen mover aire caliente de un lado para otro, lo que produce el efecto contrario al deseado.

Otros acuden al aire acondicionado que, a diferencia del ventilador, filtra el aire y lo convierte en frío. En pleno verano, ya sea una máquina independiente o el aire acondicionado centralizado, contar con esta tecnología es todo un placer.

Sin embargo, usar el aire acondicionado también puede tener efectos negativos. Por eso, es necesario conocer de cerca los pros y los contras de esta maquinaria para decidir si utilizarlo merece o no la pena.

 

Pros

 1.- Previene la deshidratación y los golpes de calor

La exposición a un calor excesivo durante largos períodos puede causar deshidratación. Esto se debe a que la alta temperatura provoca sudoración y hace que el cuerpo pierda agua. Los aires acondicionados reducen la sudoración y, por tanto, pueden minimizar el riesgo de pérdida de agua y deshidratación.

Los golpes de calor son otro problema que el calor excesivo puede causar. Esto se debe a que el exceso de calor puede dificultar la regulación de la temperatura del cuerpo. Si no se trata este problema lo suficientemente pronto, puede causar daños al cerebro y a otros órganos del cuerpo. Dado que los aires acondicionados reducen la temperatura del aire, pueden ser útiles para prevenir los golpes de calor.

2.- Mejora la calidad del aire

Los acondicionadores de aire pueden mejorar significativamente la calidad del aire interior y crear una atmósfera mucho más saludable. Esto se debe a que son capaces de expulsar el polen, el polvo y otros alérgenos presentes en el medio ambiente. Al reducir la humedad, los acondicionadores de aire pueden controlar el crecimiento de moho y hongos.

3.- Ayuda a reducir el asma y las alergias

En la línea de lo anterior, estos aparatos pueden ayudar a filtrar y desinfectar el aire que respiramos. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de ataques de asma y alergias, eliminando el polen y el polvo, y también previniendo el crecimiento de moho y hongos. Estar expuesto al moho es uno de los principales factores que aumentan el riesgo de ataques de asma, reacciones alérgicas y otros problemas respiratorios. El hecho de que cerremos las ventanas mientras usamos el aire acondicionado ayuda a prevenir la entrada de alérgenos ambientales, bacterias y polvo.

4.- Aumenta la productividad

El calor puede provocar cansancio lo que puede llevar a que no rindamos ni en el trabajo ni en casa. Por eso, enfriar la zona con el aire acondicionado y alcanzar una temperatura agradable puede ayudar a que se trabaje y se hagan las tareas con más brío.

 

Desventajas

1.- Consumo eléctrico y contaminación

Los aires acondicionados usan mucha electricidad. Esto crea tanto desventajas financieras para las personas que tienen que pagar por la energía, como desventajas ambientales más generalizadas causadas por la producción de energía. Debido a que un gran porcentaje de la electricidad es creada por las centrales eléctricas de carbón, el aire acondicionado contribuye indirectamente a la liberación de gases de efecto invernadero y otros contaminantes.

2.- Reseca la piel

Pasar demasiado tiempo en una habitación con aire acondicionado puede hacer que la piel pierda su humedad, por lo que se vuelve sensible y seca. También puede causar irritación y sequedad de la membrana mucosa.

3.- Agravamiento de los problemas respiratorios

Se ha demostrado que un cambio repentino de temperatura agrava los síntomas de diversas enfermedades respiratorias. Afortunadamente, se puede reducir significativamente el riesgo de este problema fijando una temperatura más alta y disminuyéndola gradualmente.

4.- Infecciones del tracto respiratorio y alergias

Como hemos comentado anteriormente, el aire acondicionado puede filtrar el aire, lo que es bueno. Pero hay que tener cuidado. No limpiar el aire acondicionado puede causar la acumulación de polvo, bacterias y polen en los filtros de aire. Esto aumentará significativamente el riesgo de ataques de asma e infecciones del tracto respiratorio.

· · ·

La mejor manera de reducir los riesgos asociados con el uso de los acondicionadores de aire es hacerlos limpiar regularmente. Un aire acondicionado limpio y bien mantenido tendrá más ventajas para la salud y muy pocos inconvenientes.

Y tú, ¿qué decides: usar el aire acondicionado, recurrir al ventilador o, simplemente, abrir la ventana y que la naturaleza decida qué temperatura debe hacer?

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio