fbpx
Estás leyendo
8 rutinas saludables que hacer cada mañana para tener un día de diez

8 rutinas saludables que hacer cada mañana para tener un día de diez

Dice el dicho que “a quien madruga, Dios le ayuda”. No podemos confirmar que esto sea cierto, pero sí que es verdad que levantarse temprano y aprovechar el día desde primera hora de la mañana proporciona una sensación de plenitud y de tiempo bien aprovechado que es agradable sentir. Aunque, no vamos a mentir, esto también implica que al llegar la noche lo único que queramos hacer es irnos a la cama a descansar.

Lo cierto es que adquirir algunas rutinas matutinas puede ser muy favorable para nuestra salud física y mental. Con pequeños gestos, podemos conseguir que nuestras mañanas sirvan como buen punto de partida para el resto del día, para encararlo con una actitud positiva y con ganas de comernos el mundo.

Por eso, dejemos de pulsar el botón para posponer la alarma y pongámonos en movimiento desde bien temprano. Proponemos ocho rutinas saludables que hacer cada mañana para enfrentar el día con una sonrisa.

 

1.- Hacer la cama cada día

Ya nos lo decían nuestros padres: “¡Haz la cama todas las mañanas!”. Si hacemos esto de buena mañana, servirá de pistoletazo de salida para el día y marcará la diferencia entre estar recién levantado y estar listo para asumir otro día con ilusión. Al crear esta rutina, nuestro cerebro identificará claramente que, una vez que la cama está hecha, hay que ponerse en marcha.

2.- Hidratarse

Puede que te guste el café, pero empezar la mañana con un gran vaso de agua primero activará nuestro organismo. Beber agua fresca recién despiertos es, según los médicos, una práctica muy sana que ayuda a eliminar toxinas y activar nuestro metabolismo de una forma más sana y paulatina que el café. Este último, aunque sirve para espabilarnos, hace que el organismo pase de 0 a 100 en un poquísimo tiempo, lo que es perjudicial para nuestro cuerpo.

3.- Reflexionar

Empezar el día reflexionando es una buena práctica. Podemos pensar en lo que vivimos días anteriores o desenmarañar algunos nudos emocionales que llevan algún tiempo rondando nuestra cabeza. Sea lo que sea en lo que reflexionamos, tener una conversación con nosotros mismos puede ser muy beneficioso para nuestra paz mental.

4.- Meditar

También hay situaciones en las que lo único que se necesita es dejar la mente en blanco. Para ello, podemos tomarnos de cinco a quince minutos para meditar. No hay necesidad de intentar vaciar nuestra cabeza de pensamientos completamente. Solo debemos quedarnos en silencio y relajarnos. Destinar algunos minutos de las primeras horas del día a, simplemente, estar en silencio y sentir nuestra propia presencia sin que importe nada más puede resultar muy empoderador.

 

5.- Organizar el día

No está de más permitirnos mirar el calendario desde por la mañana y organizar completamente nuestro día. Esto nos permitirá planificar nuestras actividades de la jornada, establecer los recorridos y crear una lista de cosas que necesitamos hacer. Tener un plan claramente establecido hace que sea más fácil evitar las distracciones durante el día.

6.- Hacer ejercicio

Hacer ejercicio por la mañana de forma frecuente es algo que deberíamos convertir en un hábito de por vida. Cualquier excusa es buena para incoarse en esta actividad. Además, al hacerlo por la mañana no tendremos la excusa de estar cansados después del trabajo o de no querer sudar en las horas más calurosas de la tarde. Hacer que nuestra sangre bombee por nuestro cuerpo gracias al deporte poco después de despertar es increíblemente energizante y ayuda a afrontar el resto del día con entusiasmo y pasión.

 

7.- Comer sano

Es importante no comer cualquier cosa cuando nos despertamos o, un poco más tarde, como desayuno. Lo que elijamos puede interferir en cómo viviremos el resto del día. Si elegimos unos alimentos ricos en proteínas, tendremos mucha energía para afrontar lo que nos venga, por ejemplo.

8.- Conseguir pequeñas victorias para lograr nuestro objetivo más importante a largo plazo

Sea cual sea nuestro objetivo personal más importante, como correr un maratón, iniciar nuestro propio negocio o, simplemente, comer más saludablemente, debemos asegurarnos de hacer, al menos, un pequeño esfuerzo todos los días para favorecer la llegada a ese objetivo. Muchos pequeños pasos nos ayudarán a llegar a nuestro objetivo. Cada pequeña victoria suma para que, antes o después, lleguemos donde queremos estar.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio