fbpx
Estás leyendo
8 consejos para realizar un menú semanal equilibrado y para toda la familia

8 consejos para realizar un menú semanal equilibrado y para toda la familia

El confinamiento no nos ha dejado otra que quedarnos en casa, algo que ha afectado, entre otras muchas cosas, a nuestras rutinas en la cocina. Mientras que hace unos meses se podía salir de restaurantes los fines de semana y la oficina se convertía en el comedor habitual de muchos de lunes a viernes, ahora hay que cocinar cada día varias veces y, en algunos casos, para toda la familia. Para facilitar esta tarea, dejamos a continuación ocho consejos para realizar un menú semanal equilibrado y para toda la familia.

Esta situación también hace que, en ocasiones, se opte por lo fácil y descuidemos el comer sano en favor de hacer comidas más rápidas y que gusten a todos. No siempre es sencillo tener contentos a todos los paladares de la casa y para los pocos amantes o habilidosos de la cocina, puede convertirse en una auténtica pesadilla el pensar cada día qué se va a hacer de comer o de cenar. Otros están descubriendo en este tiempo una nueva pasión y han descubierto que ahora cocinan mejor porque además de dedicarle más tiempo, le ponen cariño.

Sobre todo para los que teletrabajamos sacar un hueco para organizar todas las comidas de la semana puede ser algo verdaderamente beneficioso. Por un lado, se gana tiempo a diario si tienes claro que vas a cocinar, te permite organizarte para el día siguiente o dejar guisos congelados durante el fin de semana, y te permite ajustar la lista de la compra. Estos son los consejos para que organizar el planning de comidas de la semana sea pan comido.

 

1.- Crea el hábito

Intenta seleccionar un día y una hora concretos para realizar este calendario de comidas. De esa manera, se creará el hábito y será más fácil que esta panificación de su resultado. Además, sabiendo cuando vas a hacer el planning, puedes organizarte para saber qué día ir a la compra.

2.- Conocer tus rutinas de comida

Es importante que conozcas cuántas veces comes al día y en qué cantidades. Por ejemplo, si cada día desayunas y meriendas lo mismo, puedes excluir estas comidas del calendario. Por otro lado, si acostumbras a comer mucho en el almuerzo, deberás tenerlo en cuenta a la hora de idear platos con más consistencia para cada día.

3.- Hazlo equilibrado

Antes de ponerte a pensar qué platos puedes hacer, es importante que intentes cumplir con los niveles de consumo necesarios de proteínas, verduras, hidratos… Una vez que encuentres el equilibrio perfecto, será el momento de pensar en los platos para cocinar cada día.

Según los dietistas, las verduras deben consumirse cada día y deben ocupar la mitad del plato. Las frutas, por su parte, deben consumirse tres piezas cada día. Las carnes no deben consumirse más de tres veces en semana, siempre priorizando carnes blancas a rojas; el pescado sigue las mismas reglas que la carne.

Los huevos pueden consumirse sin riesgo de enfermedad, en contra de la creencia popular, hasta cuatro veces al día. Sin embargo, es recomendable variar un poco la dieta por lo que dos o tres veces en semana será suficiente. Los productos lácteos pueden consumirse en una cantidad normal y medida, siempre que te sienten bien y no seas intolerante, claro.

Los cereales, frutos secos y legumbres pueden comerse con la frecuencia que se desee, pero siempre con medida.

4.- Congela

Una buena opción para aprovechar toda esta planificación es desenfundar los tuppers y hacer más cantidad cuando cocinamos para poder congelar una parte. No hay problema en congelar los alimentos; además, siempre es bueno tener algo en la recámara.

5.- Organiza en compañía

Siempre es bueno hacer el planning con otro miembro de la casa, si lo hay. Dos mentes piensan más que una y el intercambio de ideas siempre es favorecedor para una planificación.

Por otro lado, hacerlo en familia es una buena opción de involucrar a todas las partes en esta tarea. Además de entretener, se conseguirá organizar un calendario de comidas que guste a todos por igual.

 

6.- Improvisa si es necesario

Crear un plan de comidas para toda la semana no significa que no puedas incumplirlo si las circunstancias lo requieren. Si sigues el paso anterior siempre puedes descongelar lo de la semana anterior y no nos engañemos, por comer algún día fritos, bocadillos o una pizza tampoco pasa nada. Si has equilibrado bien el calendario de comidas, no debe suponer un problema.

7.- No te compliques

No hace falta que te conviertas en chef y plantees platos de Estrella Michelin. Precisamente, organizar este planteamiento de comidas es una manera de facilitar esta tarea y que no te lleve mucho tiempo en tu día a día. Aún así, si tienes ganas de que tu talento culinario vuele libre, siempre puedes reservar un día del fin de semana para dar rienda suelta a tu imaginación.

8.- ¡A comprar!

Una vez que se ha tenido en cuenta todo lo anterior y el planteamiento está listo, será el momento de salir a comprar. Como sabes lo que vas a necesitar, intenta no comprar de más y no caer en el acopio  de alimentos que puede acabar con algunos de ellos en la basura. Si te ciñes al planning, la cuenta final de la compra disminuirá y será mucho más sencillo ordenar tu despensa.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio