fbpx
Estás leyendo
10 usos desconocidos del café que hacen la vida en casa más sencilla

10 usos desconocidos del café que hacen la vida en casa más sencilla

El café es para gran parte de la población nuestro principal compañero cada mañana. Al despertar, somos muchos los que solemos recurrir a él para que nos dé ese aporte extra de energía que necesitamos para activarnos del todo. Pero más allá de esta función, el café puede ser útil en muchos otros campos de nuestro día a día.

Desde exfoliante hasta antipulgas, pasando por fertilizante o ambientador… Los usos del café y sus posos son casi infinitos y bastante eficaces para algunas cosas. Además, es accesible y posiblemente lo tengas en casa. Esto lo convierte en un gran aliado para tu día a día.

En este artículo descubrimos 10 usos desconocidos del café que nos harán la vida más fácil y que nos serán de gran utilidad en el hogar.

 

1.- Café para exfoliar la piel

Podemos añadir café a nuestro exfoliante habitual o podemos crear nuestra propia mascarilla casera añadiéndole un poco de aceite de oliva a la mezcla. Después, solo tendremos que frotar suavemente nuestra piel para notar los resultados.

Es importante no frotar muy fuerte para que la piel no sufra. Además, podemos triturar los posos del café para que la mezcla quede más fina.

2.- Eliminar la celulitis

La cafeína es uno de los ingredientes más comunes de las cremas anticelulíticas, aunque no es un dato muy conocido. Esto se debe a que esta sustancia mejora el metabolismo de las grasas y previene la aparición de esta bajo la piel.

Por lo tanto, el café, en este caso, también puede ayudar. Tan solo tendremos que mezclarlo con algún hidratante que usemos habitualmente, como puede ser aceite de coco, y frotar las zonas que nos preocupen con movimientos circulares.

3.- Como fertilizante

Los posos del café aportan humedad y favorecen la ventilación de la tierra de las plantas, siendo especialmente útiles para todo aquellas que necesitan una tierra más ácida. Proporcionan a nuestras plantas una viveza espectacular y permiten que no se deterioren tan rápidamente.

4.- Café como ambientador

¿A quién no le gusta el olor del café recién hecho? Pues ya sea en el coche, dentro de los muebles o, incluso, en la nevera, el café puede servir como ambientador. Simplemente, debemos verter varias cucharadas en una bolsita de un material que deje transpirar, como puede ser el tul, y dejar esa bolsita en el espacio que nos interese aromatizar. Su delicioso aroma acabará con los malos olores en poquísimo tiempo.

Otro de sus usos es untarse las manos de café molido puede ayudar a eliminar esos desagradables olores que permanecen en las manos tras manipular pescados, mariscos o verduras de fuerte olor.

5.- Café para limpiar utensilios de cocina

Hay ocasiones en las que, por mucho que nos esforcemos, es imposible quitar la suciedad de sartenes y ollas. El café es ácido y abrasivo, por lo que nos puede ayudar a deshacernos de estos residuos. Podemos usar los posos directamente en la zona afectada y dejarlos reposar o mezclarnos con nuestro jabón habitual.

 

6.- Conservar la sal y el azúcar

Muchas veces, con el tiempo, la sal y el azúcar empiezan a formar grumos debido a la humedad. Colocar unos granos de café dentro del envase o recipiente puede ayudar a la sal y el azúcar se conserven como el primer día y que no se compacten.

7.- Antiinsectos y antipulgas

Además de ser útil para evitar que los insectos se acerquen a nuestras plantas y las debiliten, el café puede servir como barrera contra mosquitos, insectos y pulgas cuando hablamos de nuestra mascota.

Si frotamos el pelo de nuestra mascota o lo rociamos con una mezcla de agua y posos de café diluidos, podemos prevenir que se le acerquen insectos, que encuentran el olor y el sabor de esta sustancia insoportables. Después deberemos aclarar con agua el pelo de nuestra mascota y peinar hasta retirar toda la mezcla.

8.- Limpiador de suelos de madera

Los suelos de madera suelen acumular rayones y pierden su brillo con el paso del tiempo. Sin embargo, fregar el suelo con una mezcla de agua y café molido varias veces al mes puede ayudar a mantener la madera reluciente y brillante como el primer día.

 

9.- Mascarilla para el pelo oscuro

Si se busca un brillo extra en el pelo, la cafeína es un ingrediente esencial para ello. Solo deberemos aplicar los posos de café fríos en el cabello húmedo, dejarlo actuar entre quince y veinte minutos y, finalmente, aclara con agua.

Mantener esta rutina una vez a la semana dará más fuerza a nuestro pelo, lo hará más brillante y lucirá espectacular. Sin embargo, si tienes el pelo claro, evita hacer todo lo anterior porque tu cabello podría oscurecerse.

10.- Limpiar tuberías

El café ha demostrado su eficacia a la hora de deshacerse de la cal o comida acumulada en las tuberías. Además, sirve para eliminar los malos olores que pueden emanar de los desagües.

Solo debemos calentar agua a una gran temperatura y verter los posos del café en ellas. Cuando todo se haya mezclado, será el momento de dejarla bajar por las tuberías y dejar que la mezcla actúe durante diez o quince minutos. Hacer esto un par de veces por semana será suficiente para mantener la cal y los olores a raya.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio