fbpx
Estás leyendo
5 posturas para dormir que alivian el dolor de espalda

5 posturas para dormir que alivian el dolor de espalda

Según un estudio, el dolor de espalda o en la zona de los riñones es una de las principales dolencias que se dan alrededor del mundo, pero no es una enfermedad, lesión o condición médica lo que causa, normalmente, este dolor crónico. A menudo, es el resultado de malos hábitos relacionados con la higiene postural.

Normalmente, estas malas posturas que provocan dolores de espalda suelen darse a la hora de dormir. Prevenir es mejor que curar, así que echa un vistazo a estas cinco posiciones para dormir que pueden ayudar a aliviar el dolor en la zona de la espalda.

Antes de empezar a enumerar las posiciones adecuadas, es una buena idea plantearse si uno de los problemas principales no es la cama o el colchón en sí. Tal vez lleves usando la misma almohada desde hace dos décadas o tu colchón no sea todo lo cómodo que podría ser. No está mal observar estos aspectos y ver si existe margen de mejora.

Una vez que se haya confirmado que la cama, la almohada y el colchón están en unas buenas condiciones, es el momento de conocer las posturas que ayudarán a que los dolores de espalda desaparezcan o, al menos, se reduzcan.

 

1.- Bocarriba con la almohada bajo las rodillas

La mayoría de los expertos coinciden en que los que duermen bocarriba disfrutan de un apoyo espinal que no se obtiene con otro tipo de posturas, ya que la espalda está posada sobre el colchón. Además, es positivo el hecho de que el peso se distribuye de manera natural por todo el cuerpo; ninguna zona soporta más presión que otra.

Para favorecer aún más este apoyo de la espalda, se puede colocar una almohada debajo de las rodillas. Por otro lado, es recomendable que la cabeza permanezca mirando hacía arriba y se evite que caiga de lado.

2.- De lado con la almohada entre las rodillas

Si te resulta incomodo dormir bocarriba, la siguiente mejor opción es acostarse de lado. Lo ideal es que exista el mayor contacto entre el cuerpo y el colchón posible, especialmente la zona su hombro.

En esta posición, colocar una almohada entre las rodillas es necesario para proporcionar apoyo. Además, se puede usar una almohada más pequeña para llenar el espacio entre la cintura y el colchón. Es importante cambiar del lado izquierdo al derecho de forma regular durante la semana para evitar problemas de desequilibrio muscular y de circulación.

Tener una almohada entre las piernas es clave, ya que es lo que hace que alineación de las caderas, la columna vertebral y la pelvis sea la correcta, aliviando así el dolor.

3.- Posición fetal

Esta es una posición especialmente efectiva para aquellos que tienen una hernia de disco cervical. La posición fetal es habitual e implica dormir del lado que se prefiera, ligeramente enroscado. Como se diría popularmente, “hecho un ovillo”. Al igual que con la posición anterior, es importante cambiar de lado.

4.- Bocabajo con una almohada debajo del abdomen

Dormir boca abajo puede aumentar la presión en el cuello y, generalmente, se considera la opción menos recomendable para dormir. Sin embargo, algunas personas la encuentran muy cómoda.

Para que esta postura alivie el dolor de espalda, se debe deslizar una almohada fina debajo del abdomen. De esta manera, se proporciona al cuerpo la cantidad de apoyo necesaria para que alinee bien la columna vertebral.

 

5.- Totalmente bocabajo, cabeza incluida

Aunque no es lo habitual, hay personas que prefieren dormir con la cara posada en la almohada. Esto es mejor que tener la cabeza girada hacia un lado, lo que estresa el cuello. Para que esta posición funcione, se puede hacer uso de una pequeña almohada debajo de la frente para dar espacio para respirar.

Sin duda, tener el cuerpo enteramente apoyado en el colchón y muy recto ayuda mucho a que la espalda esté bien alineada y se alivien, así, los dolores. Sin embargo, para que el resultado sea óptimo, se recomienda el uso de una pequeña almohada o cojín en la zona del abdomen.

Todas estas posiciones pueden ayudar a que el dolor de espalda no se agrave, pero no hay que olvidarse de hacer un esfuerzo consciente por mantener una buena postura también en la vida fuera de la cama, lo cual es igual de efectivo para aliviar el dolor de espalda. Los estiramientos y practicar ejercicio regularmente son, también, muy efectivos para aliviar este tipo de dolencias.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio