fbpx
Estás leyendo
8 beneficios y curiosidades del azafrán

8 beneficios y curiosidades del azafrán

El azafrán es mucho más que una especia para darle un toque de color y sabor a tus platos. Protagonista de mitos, leyendas y remedios de la abuela, el azafrán cuenta con unos beneficios nutricionales y para la salud excepcionales. De hecho, se ha usado durante siglos como remedio terapéutico natural.

El azafrán está envuelto en excepcionalidad desde que se planta su flor hasta que se recolecta para convertirla en la especia final. Hace siglos ya eran conscientes en Grecia y Roma de lo especial de este condimento.

Aunque ahora es común en muchos platos, es una especia que esconde muchos usos, la mayoría poco conocidos y que pueden influir muy positivamente en la salud. Para que conozcas todos los aspectos relacionados con el azafrán, te contamos 8 curiosidades y beneficios sobre esta especia.

 

1.- Un proceso 100% artesanal

El azafrán viene de una flor muy delicada que es difícil de cosechar y recoger. Esto último debe hacerse en muy poco tiempo para que la parte central de la flor, que se convertirá en la especia, no pierda sabor.

Además, solo se puede cultivar azafrán en un mismo terreno alrededor de cinco años ya que la flor erosiona mucho la tierra en la que se cultiva. Debe pasar alrededor de una década para que la flor del azafrán pueda volver a plantarse en un sitio en el que ya ha estado antes.

Todos los procesos desde que se planta la flor hasta que se consigue la especia son manuales y requieren de una destreza y delicadeza artesanal que no todo el mundo tiene. Es por todo esto por lo que el precio del azafrán es tan elevado.

2.- El azafrán es antioxidante y saciante

El componente principal del azafrán es la crocina, un antioxidante natural que se encarga de neutralizar el envejecimiento celular.

Además, es un condimento perfecto para mantener la línea ya que ayuda a disminuir las ganas de comer y favorece la reducción de los niveles de colesterol. Esto se debe a que cuenta con unas propiedades que estimulan el proceso digestivo aumentando la producción de secreciones gástricas.

3.- Puede ayudar en ciertos casos de depresión

Así lo concluye un estudio científico. Según los datos arrojados por esta investigación, el azafrán puede contribuir a aliviar casos de depresión leve tanto como el Prozac. La diferencia es que el primero es 100% natural.

Además, se le atribuyen propiedades relajantes que pueden ser de ayuda para luchar con situaciones de estrés, ansiedad o insomnio.

4.- Eficaz contra la anemia y los dolores menstruales

Esta especia es una gran fuente de hierro por lo que puede ser bastante útil para personas que sufran anemia o practiquen actividades físicas o deportivas de gran intensidad.

El azafrán, además, tiene propiedades analgésicas que ayudan a mitigar dolores menstruales y reducen la sensibilidad en las mamas durante esos días del mes. También es útil para heridas en la boca, siendo los enjuagues diarios con infusiones de azafrán la manera más adecuada de tratar esta problemática.

Te puede interesar

5.- Protege los ojos

El azafrán protege los ojos de algunos trastornos oculares gracias a que es muy rico en vitamina C y en sanafral, un compuesto que ralentiza el proceso de degeneración de las células receptoras de la luz.

 

6.- Es bueno para el cerebro

Este condimento, gracias a la crocetina, cumple también una función neuroprotectora. Según estudios, ha llegado a tener efectos muy parecidos a los conseguidos por algunos fármacos en enfermedades neurodegenerativas. Además, mejora las habilidades cognitivas y la capacidad de aprendizaje.

7.- Tiene propiedades anticancerígenas

El azafrán tiene flavonoides y betacarotenos que, parece ser, ayudan a retrasar el crecimiento de tumores y reducen el daño renal que provocan ciertos medicamentos específicos para estos.

8.- Favorece la desaparición de arrugas y manchas en la piel

Ya en la antigua Grecia y en la Roma clásica se perfumaban y tintaban el cabello con azafrán, pero además lo usaban como un preciado antiarrugas y antimanchas en la piel. De hecho, Cleopatra se bañaba en flores de azafrán para mantener su piel hidratada, libre de impurezas y suave.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio