fbpx
Estás leyendo
8 consejos para combatir los efectos del uso de la mascarilla en la piel

8 consejos para combatir los efectos del uso de la mascarilla en la piel

El uso de las mascarillas ya es obligatorio. Salvo excepciones, en la mayoría de los lugares públicos es necesario utilizar mascarilla para evitar el contagio. Se van a convertir, sin duda, en el accesorio más utilizado este verano. El uso continuado de este equipo de protección, sin embargo, puede provocar efectos negativos en nuestra piel.

Al llevarse ajustadas, y por un largo periodo de tiempo, las mascarillas pueden crear un ambiente de sufrimiento para la piel, provocando irritaciones, sequedad, dermatitis, puntos negros y eccemas, entre otros.

Pero, ¿cuáles son realmente los motivos por los que esto ocurre? El principal motivo es la acumulación de humedad entre la piel y la mascarilla, provocado por la exhalación de nuestro aliento combinado con la falta de circulación de aire en la zona. Lo anterior provoca una obstrucción de los poros y altera la secreción sebácea normal de la piel. A todo esto, además, se le suma el sudor.

Afortunadamente, hay algunas precauciones que podemos tomar antes de usar la mascarilla. También, existen opciones para cuando ya han aparecido las irritaciones. A continuación, te dejamos 8 consejos para un cuidado óptimo de la piel irritada tras el uso de mascarillas.

 

1.- Evitar sustancias irritantes

El cuidado de la piel se puede iniciar antes de usar la mascarilla. Como medida preventiva, se debe evitar el uso de sustancias que irriten la piel, como los jabones muy aromatizados. En ese caso en concreto, es recomendable usar alguno específico para pieles sensibles o con pH neutro.

2.- Poner barreras antes de usar la mascarilla

Cuando se habla de “poner barreras”, se quiere decir usar una crema o sustancia similar que actúe como capa de protección contra la fricción que puede provocar, por ejemplo, los elásticos de las mascarillas en la zona de las orejas.

En este caso, la vaselina pura o cremas como la de manos son barrera suficiente para evitar que la piel se irrite por el continuo roce de partes de este equipo de protección con nuestra piel. Recuerda hacer uso de estas cremas solo y exclusivamente en zonas afectadas que no sean parte de la cara, ya que las cremas de las manos no son aptas para uso facial. Puden servir, por ejemplo, en la zona de la barbilla y de las orejas.

3.- Antirrozaduras para los zapatos, otro gran aliado

Aunque suene extraño, las pegatinas y productos similares para evitar que los zapatos nos hagan daño pueden ser de mucha utilidad a la hora de prevenir las pequeñas heridas o fricciones que pueden producir las mascarillas. Lo que hace interesante a este tipo de artículos es la facilidad de aplicación en la zona afectada, permitiendo una acción mucho más rápida en una zona concreta. Es importante recordar, que este artículo solo se debe aplicar en la zona de detrás de las orejas, por ejemplo, para evitar el roce, en ningún caso se debe usar sobre el rostro.

4.- ¡Adiós, maquillaje!

Uno de los hábitos más sanos para enfrentarse a esta problemática es evitar el uso de maquillaje de forma habitual. De esta manera, la piel podrá respirar mejor y facilitaremos el flujo de aire, de por sí complicado a causa de la mascarilla.

 

5.- Mantener la piel limpia antes y después de usar mascarilla

Ya sabemos las causas por las que la piel produce puntos negros y acné cuando se hace un uso continuado de mascarillas, por eso es importante mantener una piel limpia tanto previa como posteriormente al uso de estas. Cuanto más pura esté la piel, menor será el impacto en ella.

Te puede interesar

Podemos ayudarnos de limpiadores suaves, pero que no sean aceites o cremas muy untuosas, ya que provocarían el efecto contrario.

6.- Exfoliar la piel grasa

En el caso de las pieles más grasas, es recomendable hacer una exfoliación relativamente habitual para prevenir daños posteriores. Las mezclas faciales naturales pueden ayudar.

 

7.- Hidratar y reparar la piel

Si la mascarilla ya ha provocado irritaciones leves en la piel, el siguiente paso será hacer uso de cremas reparadoras o ultrahidratantes, que le devuelvan su firmeza y brillo. En este caso, las cremas de uso nocturno pueden ayudar, ya que el resto del día es más complicado deshacerse de la mascarilla si no se está en casa.

8.- En casos más graves…

Si aparecen eccemas, habrá que recurrir al uso de antiinflamatorios o corticoides. Lo mismo ocurre en el caso de la dermatitis. Sin embargo, en estos supuestos, se debe acudir al médico para que marque las pautas del tratamiento.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio