fbpx
Estás leyendo
José Ángel del Castillo:“Día que pasa, día menos que falta para volver a reencontrarnos”

José Ángel del Castillo:“Día que pasa, día menos que falta para volver a reencontrarnos”

‘Doña Francisquita’ es una zarzuela que se estrenó en Madrid hace casi un siglo. Concretamente en 1923. Amantes del género lírico, Jose Manuel Sánchez y Pilar Alonso, eligieron precisamente ese nombre cuando en 1991 abrieron un restaurante y montaron el servicio de catering. Hoy, casi 30 años después, Doña Francisquita se ha convertido en uno de los caterings con mejor reputación en la provincia de Málaga. José Ángel del Castillo es su gerente desde 2017. Actualmente se encuentra trabajando desde casa y al igual que mira al futuro con cierta esperanza de que todo vuelva cuanto antes a la normalidad, también quiere centrarse en el presente y pone el foco en lo que pude hacer realmente hoy por hoy por la empresa de la que se siente parte, como si fuese suya.

La crisis del Coronavirus nos está haciendo vivir situaciones que hasta hace unas semanas parecían más propias de una película de ciencia ficción, un drama sanitario y una crisis económica por la paralización de la mayor parte de las actividades productivas de nuestro país. Lejos de hacer cada uno la campaña por su lado, la restauración y las empresas dedicadas a los  eventos, se han unido bajo la consigna “No Canceles. Aplaza”.

José Ángel del Castillo ha sido recientemente padre por segunda vez. Estos días se suceden entre la preocupación por el crecimiento de contagios, su trabajo que sigue desempeñando a diario, los cambios de pañales de la pequeña de la casa, Ana, y los juegos con su hijo Ignacio de dos años y medio. Aún así encuentra un momento para contestar a nuestras preguntas. 

 

Es vuestra época fuerte de eventos, sobre todo de bodas y comuniones, ¿teníais mucho trabajo previsto para estas semanas?

“La mayoría de nuestros clientes han aplazado”

Tenemos la suerte de contar con la confianza de muchos clientes, nuevos y recurrentes, y ello siempre nos ha permitido tener un gran número de solicitudes y de eventos. Para estos días, teníamos prevista la realización de 72 eventos que han sido en un gran mayoría (64) aplazados, algunos con fecha y otros a la espera de que esto pase para fijarla. La cancelación (8) ha venido vinculada a la imposibilidad de celebración e imposibilidad de aplazar. La mayoría de nuestros clientes, se han decidido por aplazar. Quieren celebrar sus días más especiales, quieren que seamos testigo de ello y estamos ayudándoles a elegir nuevas fechas.

Teníamos bodas, muchos eventos sociales, corporativos y los partidos de la Liga Profesional de Fútbol y de la Liga de Baloncesto Profesional, que también han sido suspendidas, donde somos proveedor oficial del Málaga CF y el Unicaja.

Hay quien suponía que esto podía pasar viendo lo que estaba sucediendo en China o en Italia, y a otros que les ha pillado por sorpresa, ¿os imaginabais que podíamos llegar a la situación que estamos viviendo?

Bien es cierto que la situación la vimos venir con bastante antelación, de hecho teníamos un plan de contingencia que nos ha permitido ser de las primeras empresas en Málaga en tomar medidas. Eso no solo nos ha dado aire, sino que también nos ha permitido dar la seguridad a nuestros clientes, trabajadores, proveedores y colaboradores que Doña Francisquita estaba preparada y teníamos un plan de acción para esta situación. La anticipación aquí fue clave. Pero también tengo que reconocer que no creímos que iba a tener esta magnitud. 

José Ángel del Castillo en una de nuestras citas de Cenas con Chispitas

A vosotros os ha afectado tanto en caterings que teníais fuera, como los eventos de La Tosca, y el restaurante de Baviera Golf… ¿Qué medidas habéis tomado en la empresa para solventar este bache? 

El aplazamiento y cancelación de eventos, como consecuencia del COVID19 y el Estado de Alarma decretado, ha sido una realidad que ha afectado negativamente a nuestra actividad. La suspensión de las licencias de restauración y las recomendaciones de evitar contactos sociales, así como el confinamiento domiciliario, han sido la causa. No obstante fuimos los primeros en sumarnos a la iniciativa de #quedateencasa, de hecho el viernes 13 ya teníamos las medidas oportunas, consultadas y ratificadas para su puesta en marcha, así lo publicamos en nuestras redes sociales.

Nuestra política de empresa siempre ha sido dar la mayor calidad a nuestros clientes, por ello recibimos pedidos de nuestros proveedores a diario a primera hora. Esto nos hace tener la mejor materia prima, en las mejores condiciones y más fresca posible. Por ello, esta situación no nos ha cogido con un excedente excesivo de materia prima.Toda la materia prima ha sido reducida a una sola cámara de refrigeración y congelación y el resto lo donamos, como habitualmente hacemos con el excedente, a obras y comedores sociales.

“El excedente de materia prima lo hemos donado a obras y comedores sociales”

Nuestras preocupaciones se centraban en el personal (nuestro mayor activo), nuestros proveedores y colaboradores (aunque son grandes amigos) y nuestros clientes (lo más importante para esta casa). Fruto de este buen hacer y de este plan de contingencia que teníamos previsto, nuestros trabajadores fueron informados de la situación y ellos nos ratificaron una vez más el compromiso con esta casa y esta Dirección. Para los proveedores, parte fundamental, hemos habilitado un canal directo para garantizar el cobro en tiempo y forma como es sello de este grupo y como han venido haciendo siempre y con nuestros clientes, hemos puesto toda la fuerza y energía en buscarle las mejores propuestas. Siempre estamos al lado de nuestros clientes y aún más en estos momentos, por eso hemos puesto todo nuestro empeño en ayudarle en una solución inmediata.

José Ángel, me consta con estas en contacto con tu equipo y clientes, estamos ya en la tercera semana de confinamiento, ¿cómo lo están llevando?

“En estos días estamos sacando la mejor versión de nosotros mismos”

Con todo el mundo que hablo, sorprende la forma en la que nos estamos tomando este confinamiento. En estos días estamos sacando la mejor versión de nosotros mismos, de la sociedad española en general y de unidad social. Creo que todos sabemos que esto acabará, y día que pasa, día menos que falta para volver a reencontrarnos.

El sector se ha unido en torno a la consigna, “no canceles, aplaza”…

Como decía antes, tan solo un pequeño porcentaje de los eventos se está cancelando (sobre un 11%) el resto se está aplazando. Las cancelaciones han venido ocasionadas por la imposibilidad de aplazamientos, por ejemplo todos los eventos vinculados a la Semana Santa.

Creemos que la confianza, el ánimo y la certidumbre son la receta perfecta para el disfrute pleno de una gran celebración. Por tanto, a nuestros clientes no le pedimos nada, solo le decimos que cuando ellos quieran y tengan decidido que podrán disfrutar de un día maravilloso, Doña Francisquita estará con ellos, a su lado, apoyándolos y formando parte de una velada inigualable.

“Día que pasa, día menos que falta para volver a reencontrarnos”

 

¿Cuando aplazan ponen fecha o se van a esperar a que pase todo esto?

Nosotros hemos activado un protocolo de seguimiento a estas celebraciones. Internamente diferenciamos entre Cancelados, Aplazados y Aplazados sin fecha. Es cierto que habitualmente cuando se aplaza, la alternativa de la fecha casi siempre suele existir, pero hay veces que la fecha depende de la disponibilidad y es ahí donde es importante buscar opciones rápidas y que cumplan las exigencias de nuestros clientes al 100%.

¿A las parejas que celebran sus bodas en mayo, junio, les recomendáis que las aplacen?

“Hay que mantener la calma y no dejar que nos inunde el nerviosismo”

La incertidumbre ante este escenario es importante, sin embargo hay que mantener la calma y no dejar que nos inunde el nerviosismo. El estado de alarma y la situación que atravesamos es coyuntural, las cosas mejorarán y tenemos que saber que esta situación que ahora conocemos muy pronto será diferente.

Nuestra recomendación pasa por esperar, si cuando la fecha se aproxime las circunstancias, la confianza o el ánimo no es pleno será momento de buscar opciones de aplazamientos, y nuestro equipo se encargará de buscar propuestas maravillosas una vez más. Si por el contrario la situación es buena, no se necesitará aplazar el momento tan deseado del ¡Sí quiero!. Por tanto, paciencia y templanza. Si hay que cambiar, lo haremos rápido…pero si no hay que cambiar, estaremos deseosos de sentir ese ¡sí quiero!

Con José Ángel del Castillo con quienes hemos celebrado algunas Cenas con Chispitas

 

¿Puedes ir adelantando trabajo estos días o está todo parado?

Vamos sacando trabajo y sobre todo vamos siguiendo el plan de mejora continua que nos marcamos para la ejecución del 2.020. Disponemos de varias líneas de trabajo y se siguen desarrollando. En resumen la actividad empresarial para, pero la gestión empresarial sigue incluso un poco más intensificada para aprovechar este “parón” forzoso.

“Lo más complejo es gestionar las emociones que se crean en torno la no celebración de los eventos”  

¿Cómo estás pasando estos días?

Es complicado ver como de repente la actividad empresarial cesa, aunque también es cierto que teníamos previsión de que ocurriera. Lo más complejo es gestionar las emociones que se crean en torno la no celebración de los eventos de nuestros clientes, tanto ellos como nosotros tenemos ganas de que esto cese para poder crear con ellos los eventos que habíamos diseñado y creado para ellos.

Te puede interesar

¿Cómo estás viviendo la experiencia de estar todo el día en casa y con dos niños pequeños?

Es cierto que el día a día deja poco tiempo libre para estar en casa y con la familia, solo un poco por las tardes. Estos días están siendo de una convivencia muy especial con la familia, siempre es bueno compartir momentos así con tus seres queridos. De hecho, en estos días seguramente pasemos más tiempo con nuestras familias que lo que llevamos pasado en los últimos tiempos.

¿Te organizas el día con rutinas y disciplinas o te estás dejando llevar?

“El móvil nunca para”

Con dos niños en casa y dos posiciones laborales, la de mi mujer Patricia y la mía que nos exige una intensidad laboral continua, nos coordinamos como podemos aunque ningún día es igual. Aprovechamos las horas de descansos de los peques y sobre todo la noche, aunque es cierto que el móvil nunca para, así que siempre conectados.

Somos muchos los que estamos viendo en todo lo que está pasando un mensaje más trascendental, un aprendizaje de vida… ¿Qué lectura haces tú personalmente? 

Vivimos demasiado deprisa, con escalas de prioridades erróneas y sin valorar muchas cosas del día a día. Al final cuando ocurren este tipo de circunstancias te das cuenta de lo que realmente necesitamos y cuáles son nuestras prioridades y valores diarios. Me quedo con el ánimo, con la concienciación social, el civismo, la fortaleza, la solidaridad y con la unión de toda una nación para un bien común.

Lo peor de esta crisis…

Lo peor sin duda será la situación de las personas que hayan perdido un ser querido, desde aquí un fuerte abrazo. Para las empresas y la sociedad será muy duro, ya que el contagio hacia el entorno económico se hará aún más patente, habrá muchas empresas que no podrán resistir esta temporalidad, fruto de una incorrecta gestión, financiación y planes de contingencia. Tenemos que hacer un llamamiento hacia la responsabilidad y hacia el trabajo duro en la gestión, coordinación y control para salir adelante y con enseñanzas nuevas. Desde aquí invito al optimismo al trabajo y por supuesto la mano siempre tendida a ayudar a quienes lo necesiten en este entorno difícil.

“No hay viento favorable para el barco que no sabe dónde va”  

Algo positivo…

Las crisis, siempre coyunturales, sirven para poner a prueba la gestión, los modelos de negocio e incorporar mejoras en los procesos y procedimientos. Lo positivo es que saldremos, más fuertes y mejor estructurados aún. Con optimismo, valentía y trabajo duro, seguros de nuestros valores y con ganas, muchas ganas hacia las metas que nos marcamos.

Una correcta gestión, permite tener un rumbo. Cómo dijo Séneca, “No hay viento favorable para el barco que no sabe dónde va”. Es importante que después de todo esto, el tejido empresarial marque un rumbo futuro.

¿Cómo crees que va a reaccionar el cliente de Doña Francisquita cuando esto pase?

El cliente de Doña Francisquita es un activo que siempre está en nuestro foco. Lo principal para nosotros ha sido no dejar nunca a ningún cliente desatendido, por eso estamos con ellos, a su lado, de forma telemática y siempre a su disposición. Creo que todos tenemos ganas de que esto acabe y volver a reencontrarnos, con más ganas aún si cabe.

Unas ganas que van cada día a menos mientras descontamos un día menos para volver a vernos, para volver a celebrar. Gracias José y gracias a todo el equipo de Doña Francisquita por los momentos compartidos. 

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio