fbpx
Estás leyendo
Relaciones a distancia en tiempos de coronavirus: 10 consejos para que nada cambie

Relaciones a distancia en tiempos de coronavirus: 10 consejos para que nada cambie

Calles vacías, puertas cerradas y paseos limitados a lo imprescindible. Este es el panorama de España y de casi el mundo entero. El coronavirus y la necesidad de detener su expansión ha provocado que todos quedemos confinados en casa sin poder movernos del lugar habitual de residencia. Esto también ha afectado a parejas que, por un motivo u otro, estaban separadas cuando se decretró el confinamiento y ahora deben superar la cuarentena con una distancia de por medio que se hace un poco más grande cada día. Por eso, hemos recopilado algunos consejos para que esta cuarentena se haga más llevadera, aunque no estés cerca de la persona a la que quieres.

Hay parejas para las que su historia ha crecido en la distancia, para otras es una nueva forma de vivirla. Evidentemente, esto conlleva un desgaste emocional que hay que saber gestionar y que no es en la mayoría de los casos sencillo de digerir.

Estas relaciones a distancia también pueden extrapolarse a relaciones de amistad o familiares que se han visto afectadas por esta situación. Por eso, ya formes parte de una relación a distancia forzada o eches de menos a esa persona que era un pilar fundamental en tu vida, reunimos algunas recomendaciones interesantes para que todo vaya lo mejor posible.

 

1.- Id más allá de las letras

Gracias a la tecnología, comunicarse a distancia es más sencillo que nunca. Aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp han facilitado mucho esta tarea. Sin embargo, este tipo de comunicación sirve para intercambios rápidos y banales de información. Si hablamos de una relación larga y con sentimientos envueltos, hablar todo el tiempo por mensaje puede convertirse en un lastre. Los textos pueden malinterpretarse, y puede dar pie a malos entendidos.

2.- Encontrad momentos para hablar

Aunque cada uno tenga su ritmo de vida y sus cosas que hacer, es importante que defináis momentos en los que hablar. Aunque no sea cada día, sí que es recomendable que habléis con asiduidad y siempre encontréis un hueco, aunque sea de 15 minutos, para intercambiar pensamientos y contaros qué tal ha ido vuestro día.

3.- Seguid con lo que estabais haciendo

Además de hablar, es importante que sigáis haciendo aquellas cosas que hacíais cuando estabais juntos. Por ejemplo, si estabais viendo una serie juntos podéis seguir haciéndolo con aplicaciones como Netflix Party o, simplemente, mediante videollamada. Eso se extrapola a cualquier situación: comentar programas de la tele, merendar juntos mientras charláis aunque sea con una pantalla de por medio…

4.- Comunicaos

En las relaciones, en muchas ocasiones se habla mucho pero no se comunica nada. Cualquier miedo, sensación, frustración o enfado que tengas, debes comunicarlo al otro para que no se vayan acumulando y acabe por explotar. Se puede tender a evitar situaciones de conflicto o intensidad emocional para que no interfiera en el poco tiempo que estáis hablando al día, pero a la larga, desnudarse frente al otro sentimentalmente siempre juega a favor.

5.- No os agobiéis el uno al otro

Quererse está bien, pero siempre con mesura. Todos necesitamos nuestra parcela de intimidad en la que tener tiempo con nosotros mismos y nuestros pensamientos. Por eso, es necesario que tengáis en cuenta que no es necesario estar veinticuatro horas pegados al teléfono o haciendo videollamadas. Igualmente, razonad los enfados cuando creáis que la otra persona no os está prestando suficiente atención. Quizás necesite un poco de tiempo a solas.

6.- Centraos en lo que dependa de cada uno

Se dice que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. Por eso, visualizad las cosas que podéis controlar y que dependen exclusivamente de cada uno. No dejéis que la cabeza vaya más allá de eso. Poned todo de tu vuestra parte cada uno para que todo vaya bien; lo que no podáis controlar, sacadlo de vuestros pensamientos.

 

7.- Haced las cosas de la casa juntos

Te puede interesar

Aunque suene un poco tonto, es algo a tener muy en cuenta ya que la rutina durante estos días se ha roto. Por eso, hacer cosas rutinarias y habituales en el día a día, aunque sea por videollamada, puede ayudar a sentiros más cercanos el uno al otro y que, de alguna manera, estáis juntos mientras se hace la colada o se limpia la casa, por ejemplo.

8.- Separad entre distancia física y emocional

Por muy lejos que se esté físicamente, puedes sentir a algunas personas muy cerca. Precisamente eso es en lo que debéis centraros: no permitir que el espacio que os separa realmente haga mella en lo cercanos que os sentís el uno del otro.

9.- No aplacéis tu felicidad hasta el próximo momento

El sentimiento de querer que el tiempo corra hasta el momento de veros, que en un pestañeo todo el lapso hasta la fecha de reencuentro. Sin embargo, ese mecanismo de defensa del cerebro es contraproducente. Hay que vivir el día a día con lo que se tiene o corréis el peligro de convertiros en almas en pena cada vez que no estéis juntos.

 10.- El vaso, medio lleno

Positivismo. Es lo único y más esencial que os va a ayudar a sobrellevar esta y cualquier otra situación. Aunque suene a tópico, los problemas son menos problemas si se afrontar con optimismo. Por eso, desde aquí os animamos a que viváis esta cuarentena con una sonrisa, porque volveréis a abrazaros.

Sabemos que no es tarea sencilla seguir construyendo una relación a distancia, pero esta situación es la que nos ha tocado vivir en estos momentos y pasará. Todo volverá a la normalidad y de esta crisis, la relación saldrá más reforzada que nunca o a lo mejor te das cuenta que no es la persona con la que quieres seguir compartiendo tu vida. ¡Ánimo! Cada día que pasa es un día menos para volver a la normalidad.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio