fbpx
Estás leyendo
¿Cómo distinguirse con etiquetas personalizadas?

¿Cómo distinguirse con etiquetas personalizadas?

La moda representa y muestra parte de nuestra personalidad. Cuando elegimos una blusa, una camiseta, una cazadora o unos vaqueros, esta elección va acorde a nuestros gustos y colores, pero también hay un factor de sentirnos diferentes al resto de las personas que portan esas prendas. Con el tipo de ropa que elegimos buscamos una determinada personalización y eso también puede conseguirse con pequeños detalles como es el uso de etiquetas personalizadas para ropa. Quizá llevemos, por ejemplo, una cazadora vaquera estándar, pero al incluir una etiqueta estaremos dotándola de un signo diferenciador, porque estos elementos nunca pasan desapercibidos.

Si buscas ese detalle especial, ¿conoces todo el potencial de usar etiquetas personalizadas en la ropa? Si es así, a buen seguro que ya conoces todos los modelos y marcas (te ofrecerán un servicio especializado) que ofrecen este tipo de servicios, pero si no es así, permanece atento a las siguientes líneas, porque no sólo lo aplicaras en tus prendas favoritas, sino que también comenzarás a usarlas en aquellas vestimentas de tu marido (o novio) o de tus hijos. Las etiquetas en la ropa son universales y totalmente personalizables para sentirse cómoda y trasmitir un estilo que capte toda la atención del resto de las personas.

Las etiquetas personalizadas, a diferencia del resto de símbolos que pueden plasmarse en cualquier tipo de vestimenta, ofrecen un signo diferenciador, pero, como sucede en otros ámbitos relacionados con la moda, hay que tener una cierta coherencia entre colores, tamaños y diseños, porque, de lo contrario, podremos no estar con un estilo decente al ponernos esa prenda. Asimismo, en función del tejido de la vestimenta debemos elegir un tipo de etiqueta que sea compatible y que, además, permita ser, por ejemplo, lavada en la lavadora o, por el contrario, conocer que debemos hacer ese proceso a mano o con un determinado tipo de detergente. ¡Veamos pues qué tipos de etiquetas personalizadas encontramos en el mercado!

Clásicas: son las etiquetas que son diseñadas con un pequeño texto y un símbolo (o icono). Son las más sencillas de confeccionar y, por consiguiente, el coste económico es también bastante más asequible. Estas etiquetas se pueden coser en las prendas, incluso con la ayuda de una máquina de coser. Son flexibles, duraderas y pueden hacerse a cualquier tipo de medida. Y sí, se pueden lavar en la lavadora a cualquier temperatura y ser cosidas en cualquier tipo de prenda.

Clásicas con texto brillante (o iconos): si buscas un toque especial en tus prendas, esta opción es una de las preferidas. Son etiquetas termoadhesivas donde el texto que se incluye en la misma luce por encima del resto del diseño. El color del mismo, cómo no podía ser de otra manera, es llamativo al usar colores como el oro, rojo o plata. ¡Con este tipo de etiqueta nadie pasará desapercibido! Eso sí, hay que tener más cuidado en el lavado, con un máximo de 60 grados. Una variante es la elección de algún tipo de símbolo que nos guste, el cual destacará una vez estampado en la prenda.

Tejidas: la personalización y creatividad se juntan en este tipo de etiquetas. Todo tipo de diseño puede hacerse realidad si se deja en manos de los expertos. Asimismo, este tipo de etiquetas pueden ser de tela, cosidas o termoadhesivas. Estas etiquetas (y también las anteriores) son confeccionadas en poliéster y éstas son realizadas a mano, con lo que aumenta el coste, pero la calidad y precio es la mejor opción posible si se quiere portar una etiqueta deluxe.

Empresas: campañas promocionales

¿Y sabes que las etiquetas personalizadas también trasmiten una imagen de marca? ¡Afirmativo! En esta era del marketing comunicativo, algunas empresas buscan ofrecer a sus clientes y socios algunos detalles diferenciales en determinados eventos. Atrás, y anticuado, quedaron esos obsequios de un bolígrafo o cuaderno con la marca de la empresa. ¿Por qué no se puede ofrecer una sudadera o camiseta con una etiqueta personalizada que refleje el logo y mensaje de la empresa? Es una buena idea que cada vez se está usando más frecuentemente en diferentes campañas promocionales. Porque no sólo se trasmite la imagen de marca, sino que se busca la fidelización del cliente, del proveedor, del socio con un detalle que quizá ninguna otra empresa pensó.

En estos casos, la elección es la etiqueta personalizada y confeccionada a mano, porque son las más atractivas, las que mejores posibilidades ofrecen y la calidad de las mismas una vez puestas en la prenda será superior. ¡La estampación perfecta! Además, no sólo estaremos potenciado la solidez y confianza con las personas más próximas, sino que si conseguimos (por ello es importante el asesoramiento de empresas especializadas) una etiqueta perfecta, a buen seguro que la prenda será usada y nos servirá como elemento publicitario y captación de nuevos clientes. ¡Y todo ello sin moverse de casa!

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio