fbpx
Estás leyendo
Tourbillon Puerto Banús presenta los últimos modelos de Blancpain

Tourbillon Puerto Banús presenta los últimos modelos de Blancpain

Se acercan las Navidades y un año más habrá un intercambio de regalos con las personas a las que queremos. Por suerte, la mayoría tenemos casi de todo, pero hay regalos que perduran para toda la vida y que pasan de generación en generación. Es el caso de los relojes suizos que marcan las horas y los días de aquellos que los llevan con total precisión. Los dueños de estas joyas suman experiencias a su vida unas veces pendientes de sus manecillas y otras dejando que el tiempo corra a su antojo y olvidándose de él. Es el caso de los nuevos modelos que ha lanzado Blancpain y que se han presentado en Tourbillon Puerto Banús. 

Blancpain es la marca de manufactura relojera más antigua del mundo. Su historia data de 1735. Desde entonces la marca ha evolucionado sin perder de vista el concepto máximo de lujo y la artesanía. Verdaderas joyas para lucir en la muñeca como los modelos Fifty Fathoms, Fifty Fathoms «Nageurs de combat» de edición limitada o el Villeret Date para mujer.

Carla Hijma, directora de Tourbillon invitó a algunos de sus clientes más exclusivos. Junto a ella la directora de Blancpain, Lara Bartolomé, que se trasladó a Marbella para la ocasión y para explicar personalmente a los asistentes las prestaciones y características de cada uno de los modelos.

Lara Bartolomé y Carla Hijma

 

En la recepción celebrada en Tourbillon se fusionó la presentación de los nuevos diseños de Blancpain con la alta gastronomía. El resultado fue una combinación en la que por cada uno de los relojes se ofreció un maridaje de sabores del chef Dani García con diferentes modalidades de champán Veuve Clicquot. La directora de la marca en Andalucía y Canarias, Susana Otero, fue la encargada de guiar a los asistentes por un mundo de sabores y sensaciones mientras recorría la historía de la firma y los distintos procesos de elaboración del champán.

Susana Otero

Una clase magistral en la que ilustró a los asistentes con multitud de curiosidades sobre el champán, las cosechas, las uvas y hasta sobre las características de la denominación de origen. 

De esta forma Tourbillon ofreció una experiencia a sus clientes que se sumergía en todos los sentidos.

 

Según la directora de Tourbillon, Carla Hijma, estos relojes a los que antes accedían solo personas más mayores se ha convertido en objeto de deseo de clientes más jóvenes que buscan un ‘status symbol’: “Tienen muy en cuenta el diseño, que tenga una historia detrás, que sea manufacturado, porque es arte, y preferiblemente que sea automático y Suizo”.

 

Los relojes, como joyas que son, no están al alcance de cualquier bolsillo, ya que forman parte de ese reducido mundo del lujo, aunque hay economías más modestas que lo consideran una auténtica inversión que no se devalúa con el tiempo. Los modelos que se presentaron rondan entre los los 13.500 euros del modelo Villeret Date de señora hasta los 33 mil euros del Fifty Fathoms de oro.

Fifty Fathoms 

Blancpain reinterpreta su Fifty Fathoms, el icónico reloj de buceo que ha inspirado al género desde su lanzamiento en 1953. Esta edición mantiene su carácter deportivo, así como los atributos que caracterizan a la colección, y añade un toque de elegancia y de alta tecnología con una caja de oro rojo y , por primera vez en la historia de la colección, con una esfera de cerámica azul. Está muy dirigido a los amantes del buceo y los deportes náuticos. 

Dotado de una caja de 45 mm de diámetro y hermético hasta 300 metros, el nuevo Fifty Fathoms Automatique late al ritmo del movimiento 1315. La larga búsqueda de la precisión y el rendimiento ha dado como resultado un diseño especialmente orientado a equipar relojes de vocación deportiva.

Blancpain lo ha provisto de una masa oscilante de oro rojo muy denso que asegura una gran eficacia de carga para proporcionar una reserva de marcha óptima de cinco días cuando el reloj esté totalmente armado. Como guiño a la historia del Fifty Fathoms, el rotor está abierto. Esta geometría, importante en la época, permitía relajar la masa oscilante para evitar que el movimiento se deteriorara en caso de golpe. 

 

Fifty Fathoms de edición limitada

Con el nuevo modelo Fifty Fathoms, Blancpain rinde homenaje a la colaboración original que emprendió con los fundadores de la unidad de Nadadores de combate francés. Inspirada por este legado, la Manufactura desvela un Fifty Fathoms de edición limitada de 300 ejemplares, estampadas con los símbolos que representan a los buceadores militares franceses. 

Fue un reto para la marca conseguir el reloj que necesitaban los submarinistas de combate. Tras varios intentos por parte de los franceses entre 1950 y 1953, fue Blancpain quien en ese último año pudo entregar a los franceses un instrumento que cumplía todos los requisitos  y que superó de manera sobresaliente todas las pruebas. Enseguida se convirtió en uno de los componentes esenciales del equipo de nadadores de combate del ejército francés. Más tarde lo adoptaron también fuerzas navales de otros países. Blancpain había creado un reloj único: el Fifty Fathoms. 

El reloj Fifty Fathoms «Nageurs de combat» de edición limitada es el capítulo más reciente de la larga historia que une a Blancpain con los océanos. Se incluye en la colección de la marca para rendir todo un homenaje a los buceadores militares que contribuyeron al nacimiento de un icono de la relojería. 

Blancpain marcó un hito en la historia de la relojería femenina al presentar en 1930 el primer reloj de pulsera automático para mujer

Villeret Women Date

Blancpain completa su amplia colección de modelos femeninos añadiendo un reloj con calendario. A menudo asociada a las fases de la luna, la fecha ahora se presenta en solitario, en una ventanilla sutilmente integrada en el disco horario. El resultado es una pieza de esfera equilibrada, cuyas generosas proporciones facilitan su ya de por sí sencilla lectura. 

Cuando se trata de relojes para mujer, si debe citarse un nombre ese es, sin duda alguna, el de Blancpain. 

Blancpain marcó un hito en la historia de la relojería femenina al presentar en 1930 el primer reloj de pulsera automático para mujer. Considerado hasta entonces como un ámbito de interés masculino, el arte relojero cobró una dimensión universal. La compra de la Manufactura por parte de Betty Fiechter –fiel empleada de Frédéric-Emile Blancpain y primera mujer presidenta y propietaria de una marca relojera–, reforzó la implicación de Blancpain en el desarrollo de relojes para mujer. 

Estos relojes presentados se montan a gusto del portador en una correa de aligátor o de metal estilo malla milanesa. Asimismo, se pueden adquirir con un kit de cinco correas intercambiables a placer.

 

≤-Relojes en Tourbillon Puerto Banús->

 

Fotografía: Manuel Martos

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio