fbpx
Estás leyendo
Los diez consejos esenciales que no puedes olvidar en rebajas

Los diez consejos esenciales que no puedes olvidar en rebajas

Con la resaca navideña, los escaparates más decorados que nunca y las tiendas llenas de gente, son muchas las personas que deciden invertir parte de su presupuesto en las rebajas.  Antes de iniciar este ritual es importante tener en cuenta una serie de factores que facilitarán nuestro objetivo y nos ayudarán a tomar conciencia de un consumo razonable.

1.- Ponte un presupuesto

Gastar por encima de lo que tenemos es algo a lo que no deberíamos llegar. Por eso, ajustarse a un presupuesto real y acorde con nuestros ingresos es fundamental a la hora de pensar en las rebajas. Saber hasta dónde podemos llegar y no caer en el consumismo es esencial si no te queremos llevarnos un susto a final de mes.

2.- Haz una lista con lo que necesitas

Elaborar una lista con las cosas que necesitamos nos ayudará a la hora de invertir el dinero de una forma adecuada. Facilitará que no sobrepasesemos nuestro presupuesto y que solo compremos lo necesario.

Los caprichos de última hora pueden alejarnos de nuestro objetivo. Hay que evitar la tentación de comprar los artículos rebajados situados al lado de las cajas. Están puestos de manera estratégica y suelen tener carteles muy llamativos y precios muy bajos para que no nos quede otra que sucumbir a su compra…

 

4.- Probadores, sí o sí

Otro de los errores más comunes con el comienzo de las rebajas es evitar los probadores para ahorrarse el tiempo de cola. La parte negativa de esto es que muchas veces compramos cosas que luego no se ajustan a lo que queríamos o, simplemente, no se corresponden con nuestra talla. Lo normal, sería hacer la devolución, pero con tal de evitar más viajes a la tienda, el bullicio y por un precio tan bajo, al final, la prenda se queda en casa, compuesta y sin devolver.

5.- La regla de las 3 veces

La regla de las tres veces consiste en pensar si aquella prenda que nos gusta nos la pondremos más de tres veces. Si la respuesta es afirmativa, puede ser una buena inversión. Si tu respuesta es no, o tenemos dudas, mejor dejar la prenda donde está y seguir mirando.

6.- No compres por la etiqueta

En la mayoría de las tiendas, en la época de rebajas, existen burros de ropa con carteles “Todo 3,99”. Esto puede sonar muy tentador debido a su bajo precio, pero ¡cuidado! muchas veces son un arma de doble filo que hace que te desvíes de tu objetivo. Además, en ocasiones, esas prendas han podido estar a la venta, incluso, a precios inferiores. Las rebajas no son siempre tales rebajas.

 

7.- Compra básicos

Una buena opción en la que invertir el dinero son los básicos. Son prendas muy versátiles y a las que les daremos más uso que a las prendas de tendencia. Los básicos nos salvarán en muchos momentos. No los olvides.

8.- Ve en el tiempo justo

Saber cuándo ir a las rebajas también puede ahorrarnos tiempo y dinero. Si vamos los primeros días, encontraremos más ropa de temporada pero las rebajas serán menores. Si nos esperamos al último día ya apenas quedará nada o no encontraremos nuestra talla. Lo ideal es ir justo a la mitad del periodo de rebajas. Así ahorraremos tiempo en colas pero seguirán a la venta modelitos estupendos.

9.- No te olvides del online

Si tienes pocas ganas de enfrentarte a una tienda abarrotada- algo que nos pasa a la mayoría-  y de pasarte un rato en el parking para dejar el coche, recurrir a las versiones online de las tiendas es una buena manera de aprovechar los descuentos sin necesidad de moverte del sofá. En ese caso, como no podrás probártelas previamente, no te olvides de leer el apartado en el que te indican según tus medidas cuál podría ser tu talla. Otro truco es elegir la ropa a través de la web, introducirla en el carrito, ver el precio que tendríamos que pagar y descartar aquello que realmente no necesitamos o a lo que daremos poco uso. Después podrás comprarlo online o dirigirte a la tienda con las referencias para comprar esos productos sin dispersarte con el resto.

10. Ojo con las gangas

Muchas tiendas aprovechan para sacar aquello que tienen guardado en almacenes de temporadas muy pasadas o productos que tienen alguna tara para ponerlos en venta en las rebajas. Así que, mira bien que todo en la prenda esté correcto antes de echarla en la cesta. ¡Que las prisas no te traicionen!

 

Redacción: Mayte Fernández

Fotografí­as: Lorenzo Carnero

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio