fbpx
Estás leyendo
Cómo superar la cuesta emocional de enero

Cómo superar la cuesta emocional de enero

Te sientes desanimado, te cuesta bastante desarrollar cualquier actividad que antes de las Navidades era algo que tenías integrada en tu rutina y hasta te notas algo más triste… No, no has empezado el año con el pie izquierdo ni es significativo de que el resto de 2020 vaya a ser así. Simplemente estás padeciendo la cuesta emocional de enero. 

 

Aunque no lo creas, en estas fechas más allá de la cuesta económica provocada por los gastos de las últimas semanas, existe una cuesta emocional. Si han sido unos días felices, alegres y desenfadados, ahora la vuelta a la normalidad pesa. Si han sido días tristes o en los que se han sucedido los conflictos familiares, aún seguirás con esa resaca dando vueltas en la cabeza. Otro aspecto que también influye en cómo nos sentimos son los excesos alimentarios y alcohólicos. El cuerpo necesita depurarse y cuando eso suceda también empezarás a encontrarte mejor. Podríamos decir que en enero se produce una tormenta perfecta para que puedas confundir tu estado de ánimo con una especie de bajón. Si es tu caso, atenta a estos pequeños consejos que pueden ayudarte a superarlo.

Hacer de la rutina un aliado

La palabra ‘rutina’ siempre nos suela regular pero la rutina es más que necesaria y puede ser nuestra gran aliada para superar la cuesta emocional de enero. Puedes aprovechar este momento del año para incluir en ella hábitos saludables. Si te ocupas de cumplirlos dejarás de preocuparte tanto. 

Desarrollar una actividad física

Si ya practicabas alguna actividad y has hecho un descanso por las vacaciones, o si es uno de tus objetivos para este año, ¡empieza! No lo dejes más. No, no vale empezar la semana que viene. Realizar una actividad física saludable de manera rutinaria y planificada es muy eficiente a la hora de resistirse a caer en el abismo de la tristeza.

 

Reorganizar el presupuesto

No solo el estómago y el hígado se resienten de los excesos de diciembre, también la cuenta corriente e incluso la tarjeta de crédito que has usado tan alegremente pero que ahora tendrás que pagar. No te vengas abajo cuando seas consciente de ello. Enero es un buen momento para replantearse todos los gastos corrientes y analizar por dónde recortar. Seguro que tienes gastos que son innecesarios y que organizándote mejor podrías incluso comenzar con ese plan de ahorro que siempre te propones y nunca cumples. 

Te puede interesar

Revisa los extractos del banco de los últimos meses y detecta en qué estás gastando más y de qué puedes prescindir. 

Complementos naturales y saludables

Llevar una alimentación sana va a contribuir a que te encuentres mejor. Todo está relacionado y verás como mejorará hasta tu estado de ánimo. A eso puedes sumar algún nutracéutico formulado para mejorar la salud emocional. Los nutracéuticos son complementos alimenticios cuyo fin es complementar la dieta normal y consistentes en fuentes concentradas de nutrientes o de otras sustancias que tengan un efecto nutricional o fisiológico.  

Aquí te recomendamos Afran, elaborado por Naval Pharma. Se trata de un complemento nutricional específicamente pensado para mantener el buen humor y servir de ayuda en momentos de bajón emocional. Pero pregunta a tu médico o farmacéutico cuál es el que te podría venir mejor para ayudarte a superar este bache. 

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio