fbpx
Estás leyendo
La compra de cosmética online, cada vez más común

La compra de cosmética online, cada vez más común

Si se piensa en cosmética y en perfumería, las marcas que se vienen a la cabeza tienen acento francés, pero, ojo, no hay que subestimar a la producción española que viene pisando fuerte y ya se ha convertido en la segunda exportadora a nivel mundial.

Y es que el negocio no para de crecer, después de haber estado los años de la crisis un poco paralizado. Mucho de ello tiene que ver con las nuevas fórmulas de compra como la cosmética online que permite muchísima más flexibilidad.

Según la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) en su último estudio datado de 2018, el sector creció un 2 % llegando a los 6.954 millones de euros.  Es un crecimiento sostenido pero que devuelve cierta confianza al mercado.

En este sentido, además, España gasta en cosmética e higiene un poco más de la media de los países europeos, llegando a 150€ per cápita al año frente a los 137 del resto de países. Esta cifra, de acuerdo al estudio presentado por Stanpa, le posiciona el quinto en consumo.

Por categoría, los productos más consumidos pertenecen al campo de la higiene personal y cuidado de la piel, representando el 52 % del consumo total.

 

El envejecimiento de la población hace aumentar los tratamientos de cuidados de la piel

Esta cifra es interesante porque todo apunta a que siga subiendo. Que la pirámide poblacional se está invirtiendo no es ninguna novedad, pero, lo más interesante es que cada vez las marcas se fijan más en un sector de la población, los llamados sesenalls. Y es que según distintos expertos y análisis, es este segmento de la población quien más invierte en cosmética y comienza hacerlo también online.

Los sesenalls representan una gran oportunidad para el mercado porque es el segmento poblacional que más crecimiento ha experimentado en los últimos años y la tendencia indica que se mantendrá así en los venideros.

Por raro que pudiera sonar, este sector también compra cosmética online porque además existe una gran fidelidad hacia las marcas, algo que no ocurre en otros sectores y con otras edades. Así, si un tratamiento para la piel ha ofrecido unos buenos resultados, no se suele cambiar de marca tan fácilmente.

En este sentido, realizar la compra online suele ser un proceso sencillo, tanto que quienes lo han realizado suelen repetirlo convirtiéndose en persona usuaria habitual y sin necesidad de esperar a que se acabe el producto en casa.

Ventajas de la compra cosmética online

Comprar cosmética online barata es posible ya que siempre se pueden comparar precios de distintas páginas y plataformas, algo que no se suele hacer cuando se acude a la tienda física, por falta de tiempo o por incomodidad, ya que, como mucho, se pueden visitar las farmacias de los alrededores y poco más.

En internet, a golpe de clic, se pueden consultar muchísimas y conocer el precio de marcas reputadas como Caudalie, Sesderma o Lierac, muy compradas en farmacias y parafarmacias y que cuentan con distintas aplicaciones dependiendo de tratamiento.

Te puede interesar

 

Crema facial, crema de manos, antiarrugas…son los ejemplos más conocidos y los más frecuentes en compra también. Tratamientos básicos y regulares que cada vez  aumentan más y que se extienden no sólo a los sellenials si no a segmentos más jóvenes y que ya cuentan con una gran conciencia de cuidados de la piel así como de otros aspectos de la salud como la alimentación.

Igualmente, además de la posibilidad de comparar y poder comprar cosméticos online a un precio conveniente, otra ventaja que supone para los usuarios es la no dependencia de los horarios comerciales.

Como se ha señalado anteriormente, quien compra online suele repetir, por lo que hacerlo desde cualquier lugar a cualquier hora y con sólo el requisito de tener conexión a internet, resulta tan fácil que ya no se suele cambiar de método, a menos que se no tenga que ir a la farmacia a por medicamentos con receta y se aproveche el paseo.

La única pega que se puede tener a la hora de comprar online es no tener el producto en tiempo real, pero, a veces, antes de que se acabe la crema en uso, se suele pedir otra por internet, por lo que nunca pesa demasiado este hecho para los usuarios.

En cualquier caso, todas las parafarmacias y farmacias online, así como otros e-commerce, han mejorado considerablemente sus plazos de entrega, reduciéndolos al máximo que pueden para que esta desventaja pase totalmente inadvertida.

En una sociedad en la que cada vez se realizan más compras online de producto – no de servicio, porque la compra de una billete de avión no representa el mismo reto que la de una crema de manos  – las estrategias de distribución y entrega se han desarrollado muchos en los últimos tiempos, y se espera que lo sigan haciendo en los próximos años para alcanzar también los objetivos en sostenibilidad.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio