fbpx
Estás leyendo
5 de las costumbres y tradiciones más raras del mundo

5 de las costumbres y tradiciones más raras del mundo

En cada país, región o cultura existen diferentes tradiciones, y para quienes no forman parte de ellas algunas pueden parecer raras y peculiares. Normalmente existen similitudes entre muchas comunidades, sin embargo a veces, algo que para algunas comunidades es normal, para otras puede convertirse en algo muy gracioso, o incluso en un ritual terrorífico.

En España también tenemos algunas costumbres que extrañan al resto del mundo. Por ejemplo, nuestros horarios. Casi nadie vive en la calle tantas horas como nosotros, y es que un día normal para un español puede ir perfectamente desde las 8 de la mañana hasta las 11 de la noche o incluso más. Y sin embargo en otros lugares del mundo el día se acaba a las 9 o incluso antes. La siesta es otra de esas cosas que extraña a los extranjeros, y es que incluso los locales cierran a esa hora.

Aunque, si nos paramos a pensarlo bien, lo habitual en realidad es que las costumbres más “peculiares” o que más se diferencian entre las comunidades sean las ligadas a los ritos religiosos o culturales, entre los que se encuentran algunas de las costumbres y tradiciones más raras del mundo.

 

1.- Guantes de hormigas bala

Fuente: El moco

En muchas comunidades del mundo los jóvenes deben someterse a diferentes rituales para ser considerados hombres. Es una especie de prueba para pasar de niño a adulto, aunque la edad establecida para ello varía en función de la parte del mundo. Estos ritos suelen realizarse en comunidades indígenas y el más increíble de todos es probablemente el de los Satere – Mawe, una comunidad amazónica indígena de Brasil.

“Hormigas bala, cuya picadura es la más dolorosa de todo el planeta”

Los jóvenes de  Satere – Mawe, cuando alcanzan la madurez sexual, tienen que adentrarse junto con el resto de niños de la tribu y el chamán dentro de la selva para encontrar hormigas bala, cuya picadura es la más dolorosa de todo el planeta. Cuando tienen suficientes, el chamán prepara un guante en el que las introduce, tras adormecerlas con hierbas, con el aguijón hacia dentro. Una vez que las hormigas despiertan del efecto de las hierbas, los niños deben introducir sus manos en dichos guantes y aguantar el dolor de las picaduras durante 10 minutos mientras realizan un baile ritual. El ritual debe repetirse unas 20 veces para que el chico sea considerado por fin, un hombre.

2.- Comer las cenizas de los muertos

Fuente: pinterest

Una de las costumbres que más cambia de comunidad a comunidad son los ritos funerarios. En cada lugar del mundo se muestra respeto a los difuntos de una forma diferente y es que las creencias sobre el alma y la vida después de la muerte son muchas y muy distintas.

“Para que sus almas descansen sus cuerpos deben ser cremados y descansar en el cuerpo de sus seres queridos”

Para la tribu Yanomami, que vive en el territorio amazónico de Brasil y Venezuela dejar que el cuerpo de un familiar se descomponga en el suelo es algo horrible, ellos creen que para que sus almas descansen sus cuerpos deben ser cremados. Y además, deben descansar en el cuerpo de sus seres queridos. Por eso esta comunidad se come las cenizas de sus fallecidos. Mezclan las cenizas con una sopa vegetal que después se beben en un rito en el que participa toda la familia, y en el cual cada uno come una parte. Esta es la única forma de evitar que los espíritus puedan volver para atormentar al resto de indígenas.

 

3.- Kanamara Matsuri

Fuente: Fodors Travel Guide

“Llena la ciudad ese día de estatuas y fotografías de penes”

El Kanamara Matsuri puede traducirse como “Festival del pene” y ocurre casa año el primer domingo de abril en la ciudad de Kawasaki en Japón. En sus inicios era un ritual de fertilidad de la región de Shinto y que surgió, según la leyenda, porque la ciudad fue atacada por un demonio que poseía las vaginas de las mujeres y se comía los penes de los hombres. Para combatirle, una chica le pidió a un herrero que forjase un pene de hierro con el que consiguió romperle los dientes al demonio y hacer que huyese, naciendo así el Kanamara Matsuri.

Con el tiempo, este festival ha pasado a ser un ritual a favor del sexo y la diversidad sexual, aunque sigue siendo organizado por monjes y creyentes. Y que llena la ciudad ese día de estatuas y fotografías de penes e incluso se cocinan dulces y diferentes platos de forma fálica.

4.- Bailar con los muertos

“Lo que celebra no es la muerte, sino el renacimiento”

El festival Famadihana es otra tradición relacionada con los muertos que se celebra en países como Madagascar. Aunque se realiza tanto en las zonas urbanas como rurales, es más común de las poblaciones tribales. Este es de nuevo, un ritual funerario, solo que lo que celebra no es la muerte, sino el renacimiento de los que ya no están entre nosotros. De esta forma, cuando el festival se celebra – en Madagascar por ejemplo, ocurre cada 7 años – los familiares van a sus criptas familiares y desentierran los restos de sus fallecidos, los cubren con telas frescas y bailan con los cuerpos por toda la ciudad a ritmo de música alegre durante varios días. Después de eso devuelven los cuerpos a sus tumbas hasta que se vuelva a celebrar el festival.

5.- Tirar los dientes de leche desde el tejado

Fuente: El País

En muchos países se “premia” a los niños cuando se les cae un diente de leche. La leyenda del Ratoncito Pérez por ejemplo, hace creer a los niños que un pequeño ratón viene a por los dientes de leche que los niños previamente han dejado bajo la almohada mientras estas duermen. Y algo similar ocurre con el Hada de los Dientes.

Sin embargo, en Grecia lo que los padres animan a los niños a hacer cuando se les cae un diente no es guardarlo bajo la almohada, sino subirse al tejado y tirarlo desde arriba a la calle. Se supone que al hacer esto el diente adulto crecerá sana y correctamente.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio