fbpx
Estás leyendo
José Luis Puche: “Dibujando la vida de un artista”

José Luis Puche: “Dibujando la vida de un artista”

Entre cuidadas arboledas y maravillosos jardines, Palacio del Limonar volvía a recibirnos con la tranquilidad y la armonía que le caracterizan para un encuentro en el que hablamos de arte de la mano de uno de los pintores contemporáneos malagueños más internacionales: José Luis Puche. Junto a él, dibujamos la vida de un artista en una mágica velada en la que saltaron muchas ‘Chispitas’. 

Palacio del Limonar

En pleno corazón de El Limonar bombea un palacete en el que nada más entrar por sus impresionantes portones te invade una sensación de calma y serenidad que te hace olvidar que estás en la ciudad. Su enclave privilegiado entre la Málaga contemporánea y las villas arquitectónicas de la Málaga del siglo XIX, lo convierte en un espacio ideal para la celebración de eventos alejados del bullicio del centro. 

Sus diferentes salas y salones, de varios tamaños y aforos, permiten la posibilidad de acoger todo tipo de eventos, desde los más privados y reducidos hasta grandes y numerosas celebraciones, como la reciente fiesta oficial de los Premios Goya que se celebró el pasado 25 de enero en sus instalaciones. 

En esta ocasión, nuestra cita se celebró en uno de los salones de la planta superior. Como antesala al día de San Valentín, Virginia Florista decoró la mesa con pétalos de rosa y pequeñas velas. Una vez más, volvió a crear una perfecta armonía con el espacio, cuyas cortinas de terciopelo combinaban a la perfección con la decoración floral.

Sin duda, Palacio del Limonar se ha convertido en un gran aliado de Cenas con Chispitas. Cada uno de los encuentros que hemos celebrado en sus maravillosos salones ha sido mágico y especial. Y en todos ha reinado la tranquilidad y una energía particular. 

 

La cita 

Desde que realizó su primera exposición en el año 2005, el nombre de José Luis Puche ha sonado mucho en el mundo del arte, sobre todo en los últimos años, en los que ha recibido el encargo de Antonio Banderas de realizar un mural para el Teatro Soho CaixaBank y ha sido elegido por la Asociación de Cofradías para ser el autor del cartel de la Semana Santa 2020. 

En un momento crucial de su carrera en el que despega con éxito e incluso se plantea irse a vivir a Nueva York, José Luis Puche nos hizo un hueco en su agenda para hablar de lo que más le apasiona: el arte. Y con la premisa de ‘dibujar la vida del artista’, lo recibíamos en Palacio del Limonar. 

La recepción de invitados se celebró en el hall principal del edificio. Los asistentes fueron llegando con muchas expectativas por conocer más en profundidad la historia de José Luis Puche, que llegó junto a su mujer, María del Mar Segura, y sus amigos Aarón Cobos y José María Ramírez, gracias al servicio de transfer de Iberian Mobility. 

Aarón Cobos, María del Mar Segura, José Luis Puche y José María Ramírez.

Marcos Tamagnone

Entre los invitados, personas de diferentes ámbitos y profesiones unidos por la pasión por el arte y la cultura.

Juan Carlos Fernández, Susana Aragonés, Carmen Sánchez y Manuel Toledo.
María del Mar Jiménez y Pedro Navarro.
Juan Manuel Piñel y Almudena García.
Mari Pepa González y Marga Insuga.
Ana Cardiel.
Manolo Navarro y Maite Cabra
Concha López.

 

La cena

Palacio del Limonar y Quilicuá Catering & Deco forman un tándem perfecto que demuestran en todos sus eventos. Para esta ocasión, nos prepararon un menú formado por: 

Melón con pepino y cremoso de queso de cabra, dim sum de pato con huevo de codorniz y musito de codorniz Villaroy con mostaza a la pimienta verde.
Crema de lentejas y foie.
Timbal de brandada de bacalao.
Tarta fina de manzana con sorbete de manzana verde.

 

El ponente: José Luis Puche

José Luis Puche es uno de los artistas contemporáneos con mayor proyección internacional. Licenciado en Historia del Arte y autodidacta en su faceta artística, lleva dibujando su sueño de dedicarse a la pintura desde que era un niño. Inconformista por naturaleza y exigente consigo mismo, allá por el 2005 decidió hacer de su pasión su profesión. Y desde entonces no ha dejado de cosechar éxitos. 

Ha expuesto en prestigiosos lugares como el Centro Pompidou, CAC Málaga o la Ópera de Sydney, donde fue el único artista europeo invitado. También ha participado en numerosas exposiciones individuales y ferias internacionales en Miami, Basilea, Paris… Y ahora incluso se plantea dar un paso más allá y trasladarse durante un tiempo a Nueva York. 

Actualmente no cuenta con ninguna obra a la venta y sí con una amplia lista de espera. De hecho, se encuentra trabajando para galerías y exposiciones y no puede aceptar ningún encargo. 

Recientemente, dos de sus últimos trabajos se han convertido en el foco de todas las miradas. Tanto el mural del Teatro Soho CaixaBank como el cartel de la Semana Santa de Málaga 2020 han sido obras muy aplaudidas por los amantes del arte. 

 

Dibujando la vida de un artista 

El destino de José Luis Puche empezó a dibujarse entre folios en blanco y trazos de lápices siendo un crío. De origen humilde y padres artesanos, en casa siempre le enseñaron a trabajar con sus propias manos y a desarrollar su creatividad. Y así fue como empezó a dar las primeras pinceladas de sus obras, esas que poco a poco y tras los estragos de la crisis, le han llevado a dibujar la vida de un artista en primera persona. 

Ya en su infancia pasaba sus ratos libres dibujando y soñaba con dedicarse al arte. Pero con los años empezó a creer que era “una utopía” y decidió matricularse en Historia del Arte, licenciatura que le ha permitido desarrollarse con una visión más amplia como artista autodidacta. “Desde pequeño siempre he tenido el sueño de vivir del arte, pero desgraciadamente vivimos en una sociedad en la que te dicen que eso no es posible. Yo estudié Historia del Arte, pero no quería dedicarme a la teoría del arte, sino a la práctica, aunque es cierto que luego todo ese conocimiento teórico se vuelca en lo práctico”, confiesó durante nuestro encuentro. 

Dejó la pintura como entretenimiento y empezó ganarse la vida en otros mundos, pero por azar o por suerte, el destino volvió con un as en la manga justo en el momento indicado. En plena crisis, José Luis Puche y su mujer, María del Mar Segura, se quedaron sin empleo. Decidieron reinventarse de la mano y apostaron por un sueño. Juntos pusieron en marcha un estudio artístico en el que él desarrolla la parte creativa y ella la de gestión y comunicación. Esto nos vuelve a demostrar que determinadas circunstancias que percibimos en nuestra vida como negativas, encierran una maravillosa oportunidad si estamos abiertos a verla y recibirla. 

Los comienzos no fueron fáciles. Ambos se encontraron de pronto en un mundo nuevo del que tenían mucho que aprender. Pero poco a poco fueron llegando las primeras exposiciones.Y unas fueron llevando a otras, hasta que al cabo de un tiempo José Luis Puche dio el salto desde Málaga a importantes galerías internacionales. “Mi primera exposición individual llegó a raíz de una exposición colectiva que habíamos hecho en el máster de Comunicación y Cultura que cursé. Vieron mis obras y me propusieron una exposición individual en la Sala Moreno Villa. Una exposición me fue llevando a otra. Hasta que no empiezo a hacer varias y voy ganando concursos y premios no me creo realmente que puedo vivir de esto”, aseguró Puche. 

Desde entonces, quince años han pasado y muchos sueños hechos realidad. En la actualidad, José Luis Puche es uno de los artistas contemporáneos con mayor proyección internacional y su taller se ha convertido una ventana al mundo de sus vivencias, experiencias y perspectivas. En él, además de inspirarse y crear, hace posible otro de sus anhelos: mostrar al público el proceso de creación de las obras de artes. “Cuando yo estudiaba, una profesora siempre nos decía que donde mejor se conoce la obra de un artista es con el artista delante y en el espacio en el que se creó la misma. Desde pequeño he tenido la curiosidad por saber cómo eran los estudios de los artistas. Así que ahora que tengo la oportunidad de abrir mi estudio, no voy a negarle a otros lo que yo he deseado que hicieran conmigo. Además, creo que hay que compartir lo que uno hace porque el arte está para eso”, afirmó. 

 

Tras más de una década dibujando su propia vida como artista, su obra ha evolucionado en todos los sentidos. Y es que como nos hizo ver durante la cita, José Luis Puche es una persona inconformista a la que le gusta salir de su zona de confort y agitarse intelectual y sentimentalmente. “Como casi todos los artistas, comencé siendo realista. Pero me di cuenta de que tenía que ir más allá y empecé a destruir todo eso que había creado para crear un mundo nuevo a partir de esa destrucción”. 

Te puede interesar

Y en ese mundo nuevo es donde se encuadran sus obras más recientes y conocidas, como el mural del Teatro del Soho Caixabank o el cartel anunciador de la Semana Santa de Málaga 2020. La primera, encargo personal de Antonio Banderas, le supuso al principio “algo de temor” por tratarse de un mundo que le era ajeno, pero logró encontrar la conexión entre la pintura y el teatro y dio vida a la obra ‘Todos los mundos posibles’. El segundo confiesa que ha sido el trabajo de su vida. “El cartel es fruto de lo que yo he bebido, de mis vivencias y recuerdos familiares. También es fruto de la Málaga contemporánea, de esa ciudad preparada para enfrentarse a su era. Yo estaba muy tranquilo antes de presentarlo porque me podían decir muchas cosas, pero no que sea malo. Podrá gustar o no, pero está bien ejecutado y tiene la parte conceptual perfectamente armada.”, añadió. 

Y es que si hay algo que a José Luis Puche le obsesione es que sus obras sean capaces de transmitir el trabajo de investigación que hay tras ellas y el amor que siente por las técnicas y conceptos. Porque como él mismo confesó en varias ocasiones, “el arte tiene que ser capaz de provocar sentimientos e inteligencia y tiene que agitar a la sociedad intelectual y sentimentalmente”.

Sin duda, esa noche José Luis Puche nos acercó a su vida como artista y nos permitió trazar un pequeño capítulo en ella. Tras la ponencia, siguió compartiendo pinceladas de su trabajo y regaló a todos los asistentes una postal dedicada con la imagen de su obra del cartel de la Semana Santa de Málaga.

Tras la cena pudimos compartir en el hall de Palacio del Limonar un rato de charla y seguimos conversando con él. También dedicamos un momento para cantar al unísono a Manolo Navarro el feliz cumpleaños. El arquitecto malagueño llevaba mucho tiempo sin asistir a nuestros encuentros por problemas de agenda pero compartió una noche tan especial con nosotros. 

Gracias, José Luis, por dibujar con nosotros una noche mágica y para el recuerdo. 

Entregamos la ‘chispita’ a José Luis Puche.

 

 

Redacción: Ana Porras y Elena Cabeza

Fotografía: Manuel Martos

Video: Pablo Navarrete y Lola Montiel

Agradecimientos 

 

Anfitrión: Palacio del Limonar

Cena: Quilicuá Catering &Deco

Decoración floral: Virginia Florista

Transfer: Iberian Mobility

Para estar informado de la programación de Cenas con Chispitas puedes darte de alta AQUÍ para recibir nuestra newsletter.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio