fbpx
Estás leyendo
¿Por qué las mujeres sufren más insomnio que los hombres?

¿Por qué las mujeres sufren más insomnio que los hombres?

El insomnio se manifiesta de forma más común en mujeres que en hombres, según los estudios y, los expertos, observan varias causas que explicarían el porqué de esta situación.

A continuación, exponemos algunos posibles culpables del insomnio, así como consejos para conseguir conciliar el sueño.

Cambios hormonales

Los diferentes niveles de estrógenos y progesterona que todos poseemos oscilan generando ciclos hormonales y se cree que esto puede afectar la capacidad de dormir, según explica Dianne Augelli, médica experta en sueño en un hospital de Nueva York.

Y, aunque, tanto hombres como mujeres, poseemos estas hormonas, lo hacemos en niveles diferentes, que afectan de forma más evidente a las mujeres, como se observa con la menstruación, lo cual podría explicar que las mujeres experimenten mayores casos de insomnio.

Embarazo

Junto con la alegría de estar gestando una vida, el embarazo trae diversos cambios no tan amigables con las embarazadas.

Físicamente, a barriga produce incomodidad para dormir, además de la presión en la vejiga que incrementa la necesidad de orinar. Y, a esto pueden sumársele más efectos como la apnea obstructiva del sueño (AOS), el síndrome de las piernas inquietas y niveles más bajos de hierro.

Hijos

Por todos es sabido que los hijos, especialmente recién nacidos, tienen necesidades las 24h del día. Esto hace que las madres tengan que despertarse en mitad de la noche varias veces para dar de comer al infante y/o cambiarle. Siempre y cuando el bebé tenga buen dormir.

Pero no acaba ahí. Aunque haya llegado el momento en que el niño duerme toda la noche, muchas mujeres experimentan lo que Michelle Drerup, psicóloga del sueño y especialista en medicina conductual del sueño del Centro para Trastornos del Sueño de la Clínica Cleveland, denomina ‘oídos de mamá’. Que viene a decir que las mujeres “no duermen tan profundamente porque están acostumbradas a reaccionar a su infante”.

Menopausia

Llegada la edad de oro donde los hijos ya se han marchado y se puede descansar a pierna suelta, aparece la querida menopausia trayendo consigo sus bochornos y sudores nocturnos, provocando noches de lo más incómodas.Estrés

Existen tantos condicionantes que pueden afectar nuestro sueño, que querer tener todos bajo control puede, además, estresarnos, empeorando el problema.

Todos lidiamos con situaciones en nuestras vidas que generan inquietudes y preocupaciones que nos pueden quitar el sueño y, es común enfocarse en esa falta de sueño, pudiendo perpetuar el problema y, haciendo más difícil salir de esa forma de pensamiento.

Como psicóloga, Drerup utiliza la terapia cognitiva conductual (TCC) para ayudar a las personas a combatir este tipo de patrones de pensamiento que nos atrapan.

Además, recomienda que, en el momento que nos demos cuenta de que esta sucediendo, pongamos en práctica estrategias de relajación que ayuden a distraer el pensamiento. Siempre sin involucrar pantallas. En Sofareva, que son expertos en material de dormitorio y descanso, recomiendan algunos consejos como pueden ser ejercicios de respiraciones, leer, dibujar o colorear, escribir, escuchar música relajada…

Ansiedad y depresión

Además del estrés, existen otros trastornos de salud que pueden afectar al sueño, que también afectan más a las mujeres, como la ansiedad, la depresión, o también la fibromialgia.

Según señala Augelli, esto puede ser la típica pregunta del huevo o la gallina, pero sí se sabe que están relacionados, por lo que ciertos trastornos pueden provocar insomnio y el insomnio puede generar ciertos trastornos.

Pareja

Ciertos hábitos de nuestra pareja al dormir pueden afectar nuestro sueño, como los ronquidos, tics nerviosos o sonambulismo. La recomendación en este caso sería dormir en una habitación separada, al menos durante una semana para probar si eliminando esos factores mejora el sueño.

A veces, la causa puede ser tener horarios de sueño muy diferentes debido al trabajo o responsabilidades de cada uno. En este caso, Augelli argumenta que cada uno debería respetar su propio horario de sueño, sin intentar sincronizarse porque “todos tenemos un ciclo de sueño ligeramente diferente”.

demás, menciona que a muchos de sus clientes les funciona bien acostarse juntos, pero salir de la habitación una vez que la pareja se ha dormido. Así, el que primero se duerme, se queda y la otra persona se va a su propia habitación a hacer lo que quiera hasta que se duerma.

Higiene del sueño

Si ninguna de las causas anteriores pareciera ser la culpable del insomnio, la causa puede tener que ver con los propios hábitos del sueño.

Existen unas recomendaciones básicas para una buena higiene del sueño que van desde acostarse a la misma hora todos los días, no ver pantallas en las horas previas a acostarse, hacer ejercicio durante el día y mantener la habitación oscura y con una temperatura adecuada.

Si nada de esto parece ser tú causa y el insomnio persiste, puede ser necesario hablar con un profesional en conducta del sueño, que estudie el caso individual y establezca un plan estructurado para poder disfrutar del sueño.

 

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio