fbpx
Estás leyendo
Las fabulosas propiedades del áloe vera, la planta de los mil usos

Las fabulosas propiedades del áloe vera, la planta de los mil usos

Si hablamos de sábila, acíbar o áloe de Barbados, es probable que te quedes igual que al comienzo e incluso te preguntes de qué estamos hablando. Pero si mencionamos al áloe vera, seguramente sepas que estamos hablando de una planta con unas fabulosas propiedades curativas, que en los últimos años se ha hecho famosísima por las múltiples aplicaciones que tiene.

Cicatrizante, analgésico, antiséptico, depurador, laxante… Sus propiedades medicinales y cosméticas son casi increíbles, y por eso en los últimos años se han popularizado decenas de productos de áloe vera que, utilizando como base el extracto obtenido de la savia de este arbusto, se venden en supermercados, farmacias y parafarmacias. Aquí vamos a explicarte algunos de sus usos.

¿Qué y cómo es el áloe vera?

A pesar de que nuestra sociedad ha descubierto recientemente las muchas posibilidades del uso del áloe vera, en realidad se trata de una planta usada desde muy antiguo en diversas culturas, como la griega, la egipcia, la mexicana o la china. Hay dibujos de la planta en paredes de templos egipcios con miles de años de antigüedad. Aunque su origen probable se sitúa en la península arábiga, ha acabado extendiéndose por regiones subtropicales y templadas, como pueda ser el Mediterráneo.

Antes de nada, describamos al sujeto: el áloe vera es un arbusto, caracterizado por su corto tallo (hasta 30 centímetros de longitud) y sus largas hojas, que pueden medir hasta cincuenta centímetros de largo por 15 centímetros de ancho, y tienen una forma triangular, casi de lanza, con dientes en su margen externo. Las hojas almacenan una ingente cantidad de savia, en una forma viscosa capaz de albergar decenas de litros. Esa savia es, precisamente, el gel del que luego se extraen decenas de usos medicinales y cosméticos.

No obstante, hay que tener en cuenta que de las más de doscientas cincuenta variedades reconocidas de aloe, solo cuatro tienen características curativas o medicinales significativas.

Propiedades del áloe vera

  • Mejora la elasticidad de la piel y ayuda a prevenir las arrugas. Esta es una de las propiedades más conocidas del áloe vera, y la razón por la cual los productos con extracto de aloe vera se han convertido en una de las estrellas de la cosmética. Hay estudios que demuestran que la aplicación tópica de un gel de áloe vera aumentaba la producción de colágeno y mejoraba la elasticidad de la piel.
  • Es una gran ayuda para la salud dental. En primer lugar, recude la placa dental. Por eso, cada vez son más comunes los dentífricos con áloe vera. Un estudio demostró que es tan eficaz como la clorhexidina, un ingrediente típico de los enjuagues bucales, para reducir la placa dental. Por si fuera poco, ayuda al tratamiento de las úlceras bucales o las llagas.
  • Acelera la curación de quemaduras solares. Este es uno de los principales tratamientos tópicos. El aloe vera es capaz de reducir el tiempo de curación de las quemaduras en comparación con los medicamentos convencionales.
  • Posee propiedades astringentes, antioxidantes y antibacterianas. Por eso, es un arma muy utilizada contra el acné, pues es capaz de eliminar la suciedad y la grasa acumuladas en los poros.
  • El látex que se encuentra bajo la piel de la hoja ayuda a tratar el estreñimiento. Está compuesto principalmente de un compuesto llamado aloína, o barbaloína, que posee efectos laxantes.

Como puedes comprobar, multitud de propiedades que explican por qué al áloe vera se la conoce como “la planta de los mil usos”.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio