fbpx
Estás leyendo
Cómo elegir las invitaciones de boda perfectas

Cómo elegir las invitaciones de boda perfectas

Cuando preparamos una boda, son muchísimos los detalles que se tienen que tener en cuenta. No, el vestido de novia, los arreglos florales o el menú no es lo único en lo que debemos trabajar. También hay otras cosas realmente importantes que pueden marcar el éxito de este día desde mucho antes, como por ejemplo las invitaciones de boda. Es, además, una decisión complicada, por lo que sería interesante tener algunas claves para poder escoger las mejores invitaciones de boda posibles.

Invitaciones de boda en papel vs digitales

Aunque durante mucho tiempo las invitaciones digitales ganaron a las tradicionales en papel, parece que la tendencia actual en bodas vuelve a este recurso. No podemos negar que tener unas invitaciones en papel logra crear un recuerdo precioso de este evento, además, una invitación física no se perderá en la bandeja de entrada de nuestro correo, sin mencionar que al entregarlas podemos ver siempre la reacción de nuestros invitados. Sin duda, la impresión de tarjetas de boda es actualmente la opción más elegida por los novios, aunque para ello, como comentábamos, hace falta plantearse una serie de cuestiones.

El estilo de boda

No tendría mucho sentido que eligiéramos unas invitaciones que nada tienen que ver con el estilo de boda que vamos a tener. El diseño, la tipografía e incluso el material de impresión va a cambiar muchísimo dependiendo del estilo de boda que escojamos.

Las bodas más clásicas pueden elegir el típico tarjetón de boda clásico. No tienen mucho diseño, pero son elegantes y perfectas para este tipo de bodas.

Las bodas vintage están de moda. En este caso, las invitaciones sí aceptan más diseños, pudiendo jugar con motivos florales, caligrafía que parece manual, tonos pastel o incluso detalles decorativos con cuerdas o encaje. Muy similares también a las tarjetas que podríamos imprimir para una boda romántica, aunque en estas últimas también se pueden emplear otros recursos como ilustraciones personalizadas.

Las bodas estilo rústico requieren diseños de tarjetas de boda campestres. Los principales motivos decorativos nos recordarán a la naturaleza, con paletas de color en marrón. El papel reciclado puede ser ideal para este tipo de invitaciones.

¿Qué pasa con las bodas temáticas? Que ahí todo vale. Bodas divertidas que reflejan a la perfección nuestros gustos. Bodas que, por tanto, pueden tener licencias creativas muchísimo más amplias.

La importancia del color

El color que escojamos para las invitaciones también es determinante. Si bien es cierto que podríamos escoger colores que más nos agraden o peguen con nuestro estilo de boda, si ya hemos escogido los colores de las flores y de la decoración en general, sería buena idea que fuera en sintonía. En este punto, como en el de la caligrafía que es esencial, sería interesante contar con una imprenta profesionalque sea capaz de asesorarnos en tonalidades de fondo, tipos de legra y colores de contraste.

El sobre de la invitación

Aunque muchas veces optamos por sobres blancos, lo cierto es que el sobre de la invitación también es importante. Es más, hay opciones a la hora de presentar estos tarjetones que pueden ser muy originales. Por ejemplo, una boda romántica podría inspirarse en las botellas que tiramos al mar con mensajes. Una invitación enrollada dentro de una botella sería una forma de lo más original para mandar nuestras invitaciones.

Si preferimos sobres de toda la vida, intentemos que estén en sintonía con el interior. Si hemos escogido motivos decorativos como ilustraciones o flores, podrían figurar en pequeño en el sobre. Este trabajo también pueden realizarlo las imprentas.

Otra opción original es la de crear un sello con las iniciales de los novios para poder sellar la invitación. Un recuerdo que los novios podrán tener para toda la vida.

Invitaciones con toques personales

Aunque estas claves están bien, hay que decir que dentro del mundo de las invitaciones de boda todo es posible. Es más, muchos novios intentan ir un paso más allá buscando un toque de personalización. No se trata de un estilo concreto, más bien de algo que haga que esta invitación de boda sea completamente única y simbólica para la pareja.

Esto se consigue de muchas maneras. Por ejemplo, son muy interesantes las invitaciones que usan fotografías de los novios. Las sesiones preboda pueden ser geniales para poder escoger la fotografía que anunciará el enlace. Es cierto que se alejan completamente del protocolo, pero en las bodas actuales ese protocolo no lo es todo.

Como hemos comentado, en las bodas temáticas el grado de personalización es aún mayor. No suelen ser las más habituales, pero dan mucho juego. Por ejemplo, una boda medieval puede usar una invitación tipo pergamino en la que imprimir toda la información. Asimismo, la boda de una pareja futbolera podría utilizar la figura de un balón de fútbol para poder comunicar a sus invitados los detalles del enlace.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio