fbpx
Estás leyendo
Vestidos largos siempre de moda

Vestidos largos siempre de moda

Vestidos largos siempre de moda

Si hay una prenda que habla de feminidad es, sin lugar a duda, el vestido, concretamente los vestidos largos. Estas prendas pueden tener muchísimas siluetas y estampados, que van cambiando a medida que van cambiando las tendencias. No obstante, siempre hay siluetas concretas que pase el tiempo que pase siguen siendo una tendencia. Os hablamos de cuáles son los vestidos largos que siempre están de moda.

Vestidos camiseros

Los vestidos camiseros son siempre una apuesta segura. Podemos considerar vestido camisero aquel que tenga botones por delante y que, además, cuente con un cuello y puños similares al de una camisa. Si bien es cierto que estos vestidos suelen verse más en su versión corta, la versión Maxi o Midi es también muy interesante, pues es muy fácil ceñir a nuestra silueta con un cinturón mientras el largo estiliza el cuerpo. Además, si queremos darle un toque informal, siempre podemos abrir los botones para enseñar un poco de piel.

Vestidos midi

No son vestidos Maxi, pero su largo puede considerarse como el de un vestido largo. Son todos aquellos que terminan por debajo de las rodillas pero sin llegar a los pies y son un auténtico imprescindible para cualquier mujer.

Podemos encontrar vestidos midi de día, de noche, de manga corta, de manga larga o con diferentes estampados. Se adaptan muchísimo a las tendencias y son muy llevaderos, tanto para crear un look informal como un outfit más sofisticado.

Actualmente, por ejemplo, se llevan mucho con telas ligeras y con estampados florales. Recordemos que las flores tampoco pasan de moda, por lo que aunque ahora mismo sean un auténtico must, posiblemente en un futuro podremos seguir luciendo estos vestidos largos.

Vestidos largos con cuello halter

Más allá del largo del vestido, el cuello también nos dice mucho. Los vestidos cuello halter son otra opción interesante que siempre podemos encontrar en los catálogos de ropa.

Su principal ventaja es que aporta volumen en la zona del pecho, por lo que si no contamos con mucho, puede ser una buena opción.

Además, está indicado en aquellos cuerpos de espalda ancha, ya que la acorta de forma visual en la parte superior, pero sin esconder los hombros.

Tirantes, cuello redondo y espalda cruzada

Lo que viene siendo un vestido largo básico de toda la vida. Un vestido para las épocas más calurosas que es muy cómodo y llevadero. Diseño sin mangas y con cuello redondo para favorecer la silueta. Asimismo, la espalda cruzada da cierta comodidad a la hora de movernos.

Esta temporada, además, se añaden aperturas laterales en los bajos, a la altura de la pantorrilla, creando así una figura más estilizada y dinámica.

Vestido palabra de honor

Los vestidos palabra de honor se han convertido durante décadas en el mejor fondo de armario para muchas mujeres. No obstante, hay que remarcar que es una silueta que no favorece a todos los cuerpos.

Es perfecto si se cuenta con un pecho de tamaño intermedio. Un pecho demasiado voluminoso podría resultar incómodo y, además, la sensación visual será de tener aún más volumen.

Te puede interesar

El palabra de honor, además, es un escote muy elegante que puede lucir bien en diferentes estilos, desde los más elegantes hasta los más informales tipo boho chic.

Vestidos de corte imperio

Si hay un must en los vestidos, ese es el de los vestidos largo con corte imperio. No pasan de moda, siempre se reinventan y, además, son favorecedores para casi todo tipo de siluetas y cuerpos.

Es, sin duda, uno de los básicos que se repite temporada tras temporada. El secreto de su éxito es que su diseño potencia la zona del pecho mediante ese patrón ceñido que desemboca en una falda holgada, que puede ser con volantes o plisada. Es ideal para potenciar la estatura, pues crea un efecto óptico que nos eleva unos centímetros. Además, también realza el pecho.

Es cierto que podemos encontrar modelos para todos los días. No obstante, el fuerte de estos vestidos y su corte es que quedan muy interesantes en los estilismos formales, siendo el favorito a la hora de comprar un vestido para un evento especial.

Vestido de corte recto

No es el más favorecedor para todos los cuerpos, pero es, sin duda, otro de los grandes clásicos. Al no ceñirse al cuerpo, se convierte en la prenda básica que desvía la atención del torso. Suelen ser telas básicas sin demasiados motivos decorativos, algo que puede favorecer que se combine con calzado tipo botas, como bien se explica en Tbalife.

Estos son algunos de los vestidos que siempre encontraremos en los catálogos de ropa. Como comentábamos, el tema de los estampados ya es cuestión de cada temporada. En esta en concreto se llevan los estampados florales y los colores lisos, aunque también podemos encontrar otro tipo de estéticas, como el de los vestidos largos tipo ibicencos, que jamás pasan de moda.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio