fbpx
Estás leyendo
Amagoia Eizaguirre: «Llegué a no saber escribir mi nombre por un mala experiencia con mi entonces jefa»

Amagoia Eizaguirre: «Llegué a no saber escribir mi nombre por un mala experiencia con mi entonces jefa»

Amagoia Eizaguirre es coach experta en ayudar a gente a crear hábitos a partir de una marca, Habituate, con la que ha conseguido forjarse una legión de seguidores en las redes sociales y a partir de la que ofrece ponencias en materia de desarrollo personal. Tras más de una década en dferentes multinacionales como Heineken, Beam Suntory y Cofares y haber trabajado por cuenta ajena otros tantos, decidió hace apenas un año aparcar su trayectoria profesional para adentrarse en esta nueva aventura. En esta entrevista, nos cuenta cómo tocó fondo a nivel emocional para resurgir con más fuerza que nunca, gracias a su hábito estrella, el deporte, y más en concreto el running.

¿En qué momento surge ese punto de inflexión que te hace abandonar tu carrera profesional y adentrarte en el apasionante mundo del desarrollo personal?

Esa introspección personal comenzó sin yo pretenderlo aunque viene gestándose desde que hace una década terminé en Deusto mis estudios de empresariales.  Iba encaminada a formar parte del sistema como marcaban los cánones, sin autoconocimiento y programada para lo que la sociedad esperaba de uno. Te venden en la Universidad que eso representa el éxito sin preguntarse qué es el éxito o la felicidad para ti. Entré en esa dinámica en una multinacional en la que hubo momentos maravillosos a partir de programas en los que empezamos desde abajo; me trasladé a Madrid una vez que ascendí a la central, y empiezo a tener contacto con el mundo del desarrollo personal por una mala experiencia con mi entonces jefa directa.

¿A qué se debió esa mala experiencia?

Pues al hecho de que la competitividad era lo que se llevaba entonces y el hecho de destacar sobre tu jefe, era alago muy peligroso. Ella me decía continuamente que no era válida para el puesto, cuestionaba mis méritos. Su inseguridad la volcaba y reflejaba en mí hasta que caí en una especie de depresión porque no entendía lo que pasaba. Llegué incluso a no saber escribir bien mi nombre.

¿En qué momento tomas consciencia de que has tocado fondo?

Esa Amagoia hundida a nivel laboral, a nivel físico y emocional conectó con su fuerza interior. Me dí cuenta que el hábito de correr me ayudaba a volver a mi eje, empecé a creer en mí misma al descubrir que en algo, en esta caso el deporte, era buena. Empecé interesarme y a leer cómo funciona la mente, las emociones…cambié de empresa y tuve la suerte de que hicieran sacar lo mejor de mí a nivel laboral. El ritmo en aquel momento era trepidante y no había espacio para parar, corriendo el peligro de obsesionarte con el trabajo. Llegué a sentirme agotada, arrastrada por la vida, tuve tics en los ojos por ansiedad y cansancio. Decidí cambiar nuevamente a una empresa en este caso de la industria farmacéutica pero allí me aburría mucho; las horas se hacían eternas. Empecé a perder mi identidad y fue en ese momento cuando decidí invertir en coaching para llegar a autoconocerme y entender lo que me pasaba.

Te adentras en ese momento en el mundo de las redes sociales para canalizar ese potencial que llevabas dentro…

Sí; decidí abrir cuenta en Instagram y rápidamente empecé aa tener éxito y muchos seguidores, hasta más de 20000 personas en menos de cuatro meses. Entonces, editorial Planeta me propone hacer un libro, muy visual, con hábitos enfocados a cuerpo, mente y alma, y decido dar el salto y dejar la empresa para enfocarme en habituate. Escribí El pequeño libro de los hábitos saludables en el que plasmé un total de 65 hábitos para el cuidado del cuerpo, mente y alma, que tuvo una extraordinaria acogida, y a partir de entonces empezó a rodar mi nueva vida.

¿Cómo es tu día a día?

Por la mañana no soy nada productiva; de hecho, lo primero que hago es deporte, me da la vida; luego visualizo cómo va a ser el día, me pego un gran desayuno y me dedico a labores más “ejecutivas” porque a partir de las 4 es cuando empiezo a ser productiva y me dedico al contenido creativo. No tengo un horario fijo, puedo trabajar cuatro u ocho horas, pero tengo claro a lo que me dedico y trabajo por objetivos.

¿A qué no renuncias en tu nueva vida?

Lo tengo claro, al deporte. Para mí es prioritario, y rechazo cualquier trabajo o colaboración que me haga empezar antes de las 9.30 de la mañana. Madrugar sin haber dormido siete u ocho horas es inconcebible para mí. Innegociable. En tercer lugar, he de aprender algo nuevo cada día, estoy continuamente informándome y formándome. Por ejemplo ahora estudio Psicología, me encanta el reto de mantener activa mi mente. En cuarto lugar, agradecimiento. En un minuto te puede cambiar la vida y hay que valorar nuestro día a día, y no compararnos con lo que no tenemos. Hemos de mirar la vida con esa actitud de agradecimiento porque podemos perder la libertad en cualquier momento.

¿Cuáles son tus hábitos y cuidados en materia de alimentación y belleza?

Con la alimentación, he conseguido alcanzar el equilibrio perfecto; no tengo obsesiones ni sigo ninguna dieta, porque el hecho de que te restrinjan algo me genera una enorme ansiedad. Eso sí, prácticamente todo lo que como es natural o saludable, casi al completo he eliminado los ultraprocesados de mi rutina. No hay duda de que los alimentos “reales” suponen un gran aporte de energía. También he reducido los alimentos lácteos. En definitiva, me nutro de proteínas, verduras, grasas saludables, comidas que me sacien y las espacio entre muchas horas, para hacer buenas digestiones. En cuanto a rutinas de belleza, no salgo nunca a la calle sin crema solar; utilizo una buena hidratante porque la piel se reseca mucho en Madrid.

¿Cuáles son tus hobbies?

Me encanta disfrutar de la naturaleza y, por encima de todas las cosas, montar a caballo. Es un placer poder desconectar, olvidarte del móvil, y dedicarte a observar animales. Me aporta paz y me carga de energía.

¿En quien te inspiras?

Te puede interesar

Me encantan influeners y blogueras como Charuca, Jana Fernández,Sol Aguirre, o Cristina Mitre, una mujer muy valiente que fue pionera en esto creando un podcast cuando nadie lo tenía y después de haber dejado un trabajo apasionante…

¿Qué le dirías a los detractores del desarrollo personal?

Yo respeto todas las opiniones, porque cada uno tiene su propia interpretación de las cosas, pero les diría que antes de criticarlo que lo prueben…los resultados ahí están. Cada día es más evidente la importancia del autoconocimiento.

¿Cuáles son a día de hoy tus objetivos?

Estoy trabajando en el lanzamiento de una experiencia dirigida a empresas, y a sus empleados, enfocada en el equilibrio emocional y para la que estoy preparando vídeos experienciales. Me encanta la comunicación, me gustaría posicionarme en ese ámbito.

¿Qué le pides a la vida?

Seguir con la ilusión que tengo a día de hoy. Equilibrio.

 

 

 

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio