fbpx
Estás leyendo
“La boda de Rosa”, por Fernando Gálligo Estévez

“La boda de Rosa”, por Fernando Gálligo Estévez

En el recién finalizado 23º Festival de Málaga pudimos ver en su inauguración la última película de la directora Icíar Bollaín,“La boda de Rosa”, que se estrenó ese mismo viernes 21 de agosto en salas comerciales en España.

Actualmente sigue exhibiéndose también en cines de Málaga y su provincia siendo una película muy recomendable para el gran público. En tono de comedia pero con contenido importante de ideas interesantes especialmente para muchas mujeres.

Hace seis años la directora empezó a trabajar junto a Alicia Luna el guión a partir de unas primeras noticias que leyó en prensa de varios países sobre mujeres que se casaban consigo mismas.

Ésta idea, aunque en principio que pudiera ser extravagante, dio lugar a un amplio trabajo de documentación e investigación por parte de las guionistas. Así pudieron encontrar diversas historias de mujeres, y también algunos hombres, que en su reencuentro personal decidían oficializar simbólicamente una boda sin pareja. Estas personas proclamaban así la fidelidad consigo mismas y la promesa de amarse sinceramente sin culpas durante el resto de sus días.

 

Rosa desea un giro completo en su vida

La protagonista de la divertida película, Rosa (Candela Peña), al llegar a los 45 años insatisfecha por como ha sido hasta entonces su vida decide hacer un cambio total.

Harta de llevar una vida monótona, desbordada por las exigencias de los demás, se plantea hacer un parón apretando “el botón nuclear”, como ella misma dice, aunque eso desconcierte a su demandante familia.

Decide rebelarse ante un dependiente padre (Ramón Barea), su propia hija (Paula Usero), madre primeriza también exigente, un hermano con planes propios sobre el antiguo negocio familiar (Sergi López) y una hermana (Nathalie Poza) traductora que ahoga sus frustraciones con alcohol.Por ello toma las riendas de su propia vida comenzando a hacer planes propios harta de estar al servicio de todos y olvidarse de sí misma.

También su absorbente trabajo como costurera le resulta asfixiante y desea establecerse como emprendedora con un negocio propio.

 

 La revolución personal de Rosa

A partir de su parada en seco y reflexión empieza a darse cuenta que apartarse del guión familiar establecido no es nada fácil.

Ésta tragicomedia reivindica “la felicidad con uno mismo ante todo”, como la propia directora dijo en la rueda de prensa de su presentación. Ésta revolución personal, la única que bien merece hacerse, en Rosa implica un gran compromiso al casarse consigo misma en el que se promete Respeto, Amor y Lealtad.

Los diálogos magistralmente creados por las dos guionistas van dando pinceladas suficientes para retratar con detalle las distintas personalidades de ésta familia no tan excepcional.

La evolución de la trama va en paralelo a la persistencia de Rosa en alcanzar sus metas de autonomía y libertad personales. Aunque para ello deba vencer muchos prejuicios e intereses creados en torno a ella.

Ésta situación muy real, especialmente para muchas mujeres que viven casi exclusivamente para los demás, es tratada con toques de humor que hacen muy digerible y divertida la trama.

Rosa, persistente, va dando la vuelta a las expectativas de cada miembro de su familia, aunque le suponga la incomprensión e incluso el distanciamiento afectivo en ocasiones.

 

Amable y brillante comedia mediterránea

Una alegre fotografía llena de la luz del Mediterráneo situando las localizaciones en Benicassim y el ritmo ágil de la película ayudan a completar un contexto amable.

Las buenas interpretaciones tanto de la actriz principal Candela Peña como de Ramón Barea, Nathalie Poza y Sergi López aportan gran naturalidad.

La acertada dirección de Icíar Bollaín dosifica adecuadamente el avance de la película manteniendo el interés hasta su final.

Icíar Bollaín, foto wikipedia

Esta muy recomendable película fue justamente premiada en el Festival de Málaga con la Biznaga de Plata Premio Especial del Jurado y la Biznaga de Plata a la Mejor Actriz de Reparto concedida a Nathalie Poza.

Buena elección de la música por Vanessa Garde que incluye la canción principal compuesta para la película por la cantante Rozalén.

En mi opinión debería también haber conseguido la Biznaga de Oro a la Mejor Película Española por ser una película más completa y consistente que “Las niñas” de Pilar Palomero.

Auguramos una buena acogida por el público en las salas de cine, ahora saludables siguiendo todas las medidas de prevención. Disfrútenla a solas, con sus amistades, en pareja o en familia sin olvidar su interesante mensaje principal.

 

Fernando Gálligo Estévez

Escritor y Creativo

Facebook  Web

E-Mail: tresviernes@gmail.com

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio