fbpx
Estás leyendo
El busto del emperador Antonino Pío reaparece en Málaga

El busto del emperador Antonino Pío reaparece en Málaga

Ha reaparecido en Málaga un importante busto romano que se encontró por vez primera hace más de 1 siglo. El busto pertenece al emperador romano Antonino Pío, del siglo II d.C., que fue uno de los emperadores más importantes del Imperio Romano.

Ifergan Collection lo ha adquirido recientemente para incorporarlo a su colección. En palabras de Vicente Jiménez Ifergan, promotor de esta colección, “nos encontramos ante uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de la historia de Málaga”.

 

El busto de Antonino Pío fue encontrado en el año 1904 en Carretera de Cádiz de forma fortuita durante unos trabajos de jardinería en la villa de Guillermo Reina, antiguo alcalde de Málaga.

Desde entonces había permanecido en la familia Bolín, de generación en generación, hasta que en 2004 desapareció de su ubicación durante unas obras de reforma en su vivienda. Denunciaron el robo y la policía especializada en delitos arqueológicos se encargó del caso.

Pasaron años sin que se supiera dónde estaba el busto ni quiénes lo habían robado, pero la familia no perdía la esperanza de encontrarse otra vez con “el romano”, como lo llamaban desde pequeños.

Durante la visita de Michelle Obama a España en 2010, se le realizó una entrevista en el Hotel Villa Padierna de Benahavís, donde se alojaba con su hija. La coincidencia quiso que un familiar de los Bolín reconociera el busto en ese hotel gracias al programa de televisión donde se emitió la entrevista.

Entonces, el abogado de la familia contactó con el hotel, y tras mostrar la documentación acreditativa de su propiedad y la denuncia ante la Guardia Civil, el hotel procedió de inmediato a devolver el busto.

 

Ifergan Collection

Abrió sus puertas en abril de 2018 y se ha convertido en una de las colecciones privadas de arqueología más importantes del mundo.

El nuevo espacio ha conseguido que la experiencia museográfica sea diferente a las tradicionales. El visitante percibirá la historia mediante estas piezas excepcionales y las didácticas ilustraciones pero además se sentirá transportado a la cotidianeidad de las grandes civilizaciones del Mediterráneo: Mesopotamia, Canaán, Egipto, Grecia, Roma, Persia o Bizancio; pero también al mítico Reino de Saba o incluso al lejano Valle del Indo.

Abre de lunes a sábado, en horario ininterrumpido de 10:00 a 20:00 horas.

Sala Malaka

Esta sala es única en el mundo ya que alberga más de 100 figuras votivas de los templos fenicios de Melkart y Astarté de la Ciudad-Estado de Tiro, en el actual Líbano. Las piezas datan de los siglos VI al IV a.C. y estuvieron en el fondo del mar casi 2.500 años debido al hundimiento del barco que las transportaba durante la conquista de Alejandro Magno en el año 332 a.C.

Pero hay muchas más piezas únicas. Por ejemplo, la cabeza femenina de momia egipcia de la 18ª Dinastía (1.500 – 1.200 a.C.) o un kudurru babilónico de la época del Rey Nabucodonosor I.

Complejo Jerusalem

La colección se encuentra dentro un edificio cuya arquitectura está inspirada en la Ciudad Santa de Jerusalén, fusionando con armonía las tres grandes religiones del Mediterráneo: judaísmo, cristianismo e islam evocando un espacio de convivencia, tolerancia y mestizaje. Se encuentra en pleno centro de Málaga, en la calle Sebastián Souviron, justo detrás del Mercado Atarazanas.

Redacción: Fran Gallardo  Fotografía: Lorenzo Carnero

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio