fbpx
Estás leyendo
Irene Cañamero:“Encontré que el cuerpo “habla”, y que no es tu enemigo, sino tu aliado en este proceso”

Irene Cañamero:“Encontré que el cuerpo “habla”, y que no es tu enemigo, sino tu aliado en este proceso”

Hace 10 años a Irene Cañamero le cambió la vida. Junto al nacimiento de su primer hijo, recibió el diagnóstico de que padecía una enfermedad degenerativa y crónica llamada Esclerosis Múltiple y con unas previsiones que anunciaban que la enfermedad avanzaría rápido y sin remedio. Con tan solo 30 años el mundo se derrumbaba a su alrededor. Ahora, una década después acaba de dar a luz a su tercer hijo: “Manual para tu nueva vida”. Un libro en el que Irene se desnuda y toma de la mano a quien lo lee para, tal y como ha hecho ella, transformar la enfermedad en salud, y la angustia, en esperanza.

Su camino no ha sido fácil, ha estado lleno de obstáculos, de búsqueda, de encontrarse con ella misma, con el origen de una enfermedad que amenazaba con cortarle para siempre las alas. Pero Irene no se rindió, si había una forma de cambiar ese destino iba a encontrarla.

Enfermera de profesión desde hace 19 años, la medicina no le daba muchas opciones, y los tratamientos disponibles entonces le hacían sentir aún peor. Tras el diagnóstico ni sus propios compañeros del hospital pensaron que Irene volvería a trabajar, pero solo un año y medio después volvía a la carga para hacer su trabajo, sintiéndose más afortunada en aquella labor que nunca.

Ahora, con su libro, nos invita a todos a renacer a una vida nueva, mucho más plena y, aún perteneciendo a la comunidad sanitaria, nos guía en un viaje a nuestro interior para sanar nuestro cuerpo a través de nuestra alma.

Desde hace 6 años está libre de tratamientos médicos y hace una vida completamente normal. Hace 5 años volvía conscientemente a ser madre cuando todo el mundo se lo desaconsejaba. ¿Un milagro? Que cada uno le llame como quiera, pero Irene está convencida de que sanarse es posible.

 

Irene, ¿cómo te sentiste cuando te dieron el diagnóstico de que padecías Esclerosis múltiple?

Hay momentos en los que sientes que el mundo que pisas se derrumba por completo y aquel fue uno de ellos. Donde el futuro que habías imaginado se desvanece, y se muestra doloroso y abrumador. Aquel fue el fin de una vida, de una persona, de un mundo y el comienzo de otros muy diferentes. Y aunque hoy agradezco profundamente lo que soy, lo que es, no voy a negarte que en aquel momento no podía verlo aun desde este enfoque.

¿Cuál fue el tratamiento que te recomendaron?

Inicialmente el tratamiento para esta enfermedad es completamente paliativo, pues no existe curación según el paradigma convencional médico actual.

El tratamiento es puramente físico, sin contemplar ningún otro aspecto de la persona. Imprescindibles para mí hoy en día.

¿Cómo y cuándo tomaste conciencia de que había otro camino?

Tomé consciencia de ello cuando una persona, médico por cierto, aunque considerado “alternativo”, me habló de este trabajo emocional y energético para influir, sanar o ayudar al cuerpo físico.

¿Por dónde empezaste a buscar esa otra posible solución?

Empecé a tratarme de esta forma, sin más expectativas que la de mejorar los múltiples síntomas que padecía y recuperar cierta autonomía en mi vida. Con él, descubrí a muchas personas que no sólo recorrían este camino, sino que mejoraban mucho en sus procesos de enfermedad. Y sin plantearme dirección empecé a recorrerlo, paralelo al tratamiento médico convencional.

 

¿Qué encontraste en ese camino?

“Encontré que el cuerpo “habla””

¡Me encontré a mi misma! Encontré que la enfermedad era un camino hacia mí, era un proceso de aprendizaje e interiorización. Donde se trata de avanzar, y donde la mejoría llega como consecuencia de este aprendizaje. Nada que ver con el enfoque habitual de cualquier situación complicada en la vida.

Encontré que el cuerpo “habla”, como te cuento en el primer libro. Y que no es tu enemigo, sino tu aliado en este proceso.

Aprendí a ver la vida con los ojos del alma, que no es poco, y desde este enfoque no solo mejora una enfermedad. Desde este enfoque todo es diferente a como lo veían los ojos de la mente.

Hay un momento en el que decides dejar los tratamientos médicos, ¿cómo y por qué tomas esa decisión?

Como te he dicho estuve durante cuatro años con el tratamiento médico recomendado y paralelamente aprendiendo a meditar, reconectar conmigo, recibiendo terapia energética, leyendo y estudiando a autores que me enseñaban esta otra puerta, este otro camino… Hasta que decidí dejar de tratarme. Por una pequeña parte debido a los múltiples efectos secundarios de tratamiento y por una gran parte porque dejé de creer que esto me ayudaría a “controlar” o mejorar la enfermedad.

Quiero decirte que este paso es algo muy delicado y personal, y que jamás en ninguno de mis libros aconsejo abandonar ningún tratamiento médico. Es muy importante para mí que esto quede claro.

“En ninguno de mis libros aconsejo abandonar ningún tratamiento médico”

¿Cómo se tomó tu entorno que dejases a un lado los tratamientos que te ofrecía la medicina tradicional?

Pues supongo que inicialmente con mucho miedo. Pero, he de decirte que guardaron su miedo para apoyarme absolutamente en la decisión y en cada paso del camino. Saben que no soy una persona impulsiva, que me había formado e informado mucho al respecto y confiaron 100% en mí y en mi decisión. Enfoque que agradeceré toda mi vida.

En este tiempo te has formado como coach y acompañante en otras terapias que tratan el cuerpo, desde la sanación del alma. Está claro que tu vocación era acompañar a las personas en su enfermedad. ¿Has encontrado en estas vías la verdadera forma de hacerlo, lo que da sentido a tu vocación?

Absolutamente sí. A la vez que iba descubriendo este nuevo enfoque, pude ir comprobando en mi misma cómo mi cuerpo sanaba, como las secuelas (en principio irreversibles) desaparecían. Hasta el punto de no tener ninguna y llevar una vida 100% autónoma e independiente. Una vida como una mujer completamente sana.

Descubrir esto, me hizo empezar a formarme en todas las terapias que había recibido y que habían contribuido a sanar mi cuerpo, a través de este trabajo emocional o interior.

“He encontrado mi propósito de vida”

He encontrado sin duda alguna mi propósito de vida en este camino. Pues acompaño a las personas en este proceso interior hacia una vida mejor (sea mediante una enfermedad o no) y esto me hace sentir satisfecha y completa. Me hace sentir que contribuyo con la comunidad y que aporto mi granito de arena a hacer visible lo invisible. A trabajar “dentro de ti” para obtener cambios “fuera de ti”, por expresarlo de alguna forma más gráfica.

 

Tienes escritos libros sobre lactancia pero, ¿qué te llevó a querer escribir un libro en el que compartir tu experiencia y ayudar a otras personas?

“Si yo he podido, ellos también pueden”

Siempre me había gustado escribir. De hecho, había escrito varios libros anteriormente sobre temas sanitarios. Pero desde que vi en mí los resultados de todo este enfoque, tuve presente que necesitaba compartirlo, que son muchas las personas que merecen saber al menos que otra puerta existe y que otro enfoque es posible. En resumen, que si yo he podido, ellos también pueden.

Este primer libro llevaba años en mi cabeza, y fue Lain García Calvo, a través de su propia experiencia personal, de sus libros y posteriormente de su acompañamiento profesional quien me empujó a dar el salto y convertir en realidad este proyecto.

En el entorno sanitario hay también un despertar que asegura que hay una relación entre la enfermedad y las emociones pero también hay otros muchos que la niegan de manera categórica, ¿te preocupa de alguna forma exponer estas ideas en un entorno laboral como el tuyo?

Inicialmente sí me preocupaba cómo encajar este enfoque (entonces exclusivamente personal), con mi trabajo y el enfoque laboral y hospitalario. Posteriormente decidí ser yo y expresarme en coherencia a lo que yo sentía, como parte de “mi tratamiento interno”, como yo lo llamo. Con sorpresa y agrado descubrí que es respetado más de lo que yo esperaba.

Y hoy por hoy puedo decirte, que creo que la medicina (y yo cómo parte de ella en el ámbito sanitario), trata el cuerpo físico. Creo en ella absolutamente, pero también creo que no es suficiente en muchos casos. Y por ello fuera de allí, me dedico a acompañar a las personas a tratar su cuerpo emocional y su cuerpo energético para mejorar su realidad física (sea o no una enfermedad).

Para mí, es una realidad física innegable e indiscutible que he comprobado en mi propio cuerpo. Y supongo que aun siendo en un entorno sanitario, esto no pueden negármelo.

 

Actualmente el mercado está en cierto modo saturado de libros de autoayuda, de crecimiento personal, ¿a quién va dirigido el tuyo?

Entiendo que la saturación de este tipo de libros, es debido al cambio conciencial que se está produciendo. Creo que cada vez hay más personas que entienden y buscan ese “algo más” que su realidad física no les aporta.

Mis libros van dirigidos a todo este tipo de personas. Quizás el primer libro parezca más enfocado a quien atraviesa un proceso de enfermedad, pero realmente no es así. En él puedes encontrar conceptos que te llevarán a un enfoque diferente de vida, lo que yo llamo Tu Nueva vida.

En el siguiente libro, cuando ya no te conformas solo con cambiar tu enfoque, aprendes de una forma práctica a cambiar tu realidad. Y en el tercer libro, descubres, desde este nuevo enfoque y habiendo creado una nueva realidad en tu vida, a no limitarte a vivir sino, a dar lo máximo de ti, lo que yo llamo “Brillar” en tu vida.

Irene, aparejada a la publicación de tu libro has abierto redes sociales, entre ellos un canal de Youtube, sabes que hay muchos detractores de este tipo de mensajes, ¿te asusta o te supone un reto?

No me asusta en absoluto, ¿sabes por qué? Porque mi único fin con todo esto es ayudar a las personas en este camino que yo misma he vivido; aportar más recursos a la lectura de los libros. Ayudarles a llevarlos a la práctica en sus vidas.

Y como mi motivación y mi propósito son absolutamente positivos, desde las ganas de contribuir y ayudar, no pienso que vaya a tener detractores. Simplemente si te ayuda, te interesa y si no te sirve de ayuda, no te interesa. El resto no me afecta en absoluto. Pienso que es una cuestión de vibración y de energía.

“Mi único fin con todo esto es ayudar a las personas en este camino”

Para las personas que lean esta entrevista… ¿Nos podrías dar 3 o 4 claves básicas para comenzar una nueva vida?

 Por supuesto, les diría que…

-El paso número uno es aprender a diferenciar en ti, tu parte mental, tu mente, (lo que llamamos ego) y tu parte emocional, tu esencia, (lo que llamamos alma).

-El siguiente paso será aprender a reconocer tus pensamientos y aprender a vivir en el momento PRESENTE.

-Desde este punto, viviendo presente, es mucho más fácil escuchar la voz de tu esencia, o de tu alma.

-Y por último, te diría que el siguiente paso es dejarte guiar por ella en tu vida en general. Descubrirás cómo dejas de sufrir en muchos casos y empiezas a “vivir viviendo” como suelo llamar a este estado.

Esto puede parecer complicado, pero no lo es. Requiere de un entrenamiento mental, semejante al entrenamiento físico cuando vas a un gimnasio. Es cuestión de guía y de práctica…hasta que se convierte en hábito y posteriormente en una forma de vivir.

 

 Irene Cañamero Pascual

 Autora de “Manual para tu nueva vida”    

 Web  Facebook     Instagram     YouTube

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio