fbpx
Estás leyendo
Cómo combatir el mascné

Cómo combatir el mascné

El uso de mascarilla se ha hecho obligatorio desde que salimos por la puerta de casa. Da igual si te molesta, te irrita la piel o te salen granitos. Usar la mascarilla se ha convertido en una medida crucial para disminuir el contagio de la COVID-19. A pesar de ello, es muy posible que hayas visto como la zona de tus mofletes se ve perjudicada a causa del roce de las mascarillas y la falta de oxigenación. El mascné es el tipo de acné que aparece o se acentúa por el roce del tejido con la piel y la falta de oxigenación que genera.

 

Según la doctora Alejandra Olmo: “Las mascarillas generan varios efectos adversos para la piel, por un lado, la aparición de acné mecánico el que surge cuando algo nos roza, hace presión, aprieta o estira la piel. Por otro lado, el acné tradicional se incrementa por el aumento de sudoración y la suciedad que provocan la oclusión del poro y del orificio de salida de la glándula sebácea, a lo que se suma, además, en algunos casos, la proliferación de la aparición de foliculitis, cuando el clima seco rompe y abre los folículos, llegando a causar infección e inflamación”.

Evidentemente, además del uso de la mascarilla protectora, hay otros factores que agravan la aparición y proliferación del acné por uso de mascarilla como la piel grasa, la sensibilidad y el estrés.

La aparición de ‘mascné’ se puede prevenir y combatir, para ello, en primer lugar, es importante elegir el equipo de protección más adecuado, especialmente en los casos de pieles sensibles. Las mascarillas de papel, materiales plásticos y sintéticos son las más agresivas para la piel, ya que generan una mayor irritación y ocasionan problemas dermatológicos tales como eccemas de contacto, irritativos, acné rosácea y acné comedogénico.

 

También, podemos encontrar soluciones cosméticas para combatir la irritación de la piel. Por un lado, mediante la acción preventiva: “Aplicar una crema hidratante o una crema protectora (de barrera), haciendo hincapié en las zonas donde la mascarilla más apriete puede ser una buena forma de evitar el efecto negativo de los equipos de protección”, asegura Natalia Olmo, fundadora de la firma de cosmética natural Maminat. Es un sencillo gesto que puede servir para paliar las adversidades de las mascarillas. “En todo caso, es importante lavar cuidadosamente la cara y aplicar crema hidratante después de usar la mascarilla”. Para la experta es importante también “evitar productos con componentes agresivos –como el peróxido de benzolio o retinol, por ejemplo– ya que pueden afectar más la irritación de la piel, habida cuenta del efecto de la fricción de la mascarilla”. En este sentido Olmo apuesta por que “las formulaciones de los productos sean sencillas, creadas a partir de plantas con activos efectivos para el cuidado de cada tipo de piel”.

Intensificar la rutina de limpieza e hidratación, evitar el uso de maquillaje, lavar las mascarillas con frecuencia… Son algunos sencillos gestos que pueden ayudar a que tu piel se vea mucho mejor a pesar del obligado y necesario uso de las mascarillas protectoras.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio