fbpx
Estás leyendo
De peinados y miradas

De peinados y miradas

El veroño se acabó. Lo dijeron en el telediario hace unos días y se puede comprobar en muchas ciudades de España donde han bajado las temperaturas considerablemente. Y, como se suele hacer en cada cambio de estación, hay que dar repaso al look: corte de pelo, de peinado, visitas a Mister Spex para cambiar de gafas o, simplemente, decidir hacer ya el cambio de armario que estaba pendiente desde mediados de septiembre.

¿Quién dijo que el otoño no podía molar? A la cerveza y el tinto de verano con aceitunas en una terraza le ha sucedido el chocolate caliente o una infusión tras haber dado un paseo por la ciudad y sentir que sale humillo al hablar o un poco antes de meterse en el cine a ver algunas de las últimas películas que aguantarán bastante en cartelera.

Y sí que parece existir una correlación entre cambio de estación y cambio de look, una forma de romper y resurgir, como cuando comienza el año o septiembre y nos creemos que ganaremos la batalla a la colección por fascículos.

 

¿Te atreves a dejarte el pelo gris?

En este sentido, el cambio de pelo es más que evidente. Un corte atrevido o un cambio de color pueden hacernos irreconocibles si uno no se fija bien. De hecho, muchas mujeres suelen hacerse grandes cambios en sintonía con otros de su vida personal, por ejemplo una ruptura, la llegada de la maternidad o, simplemente, el inicio de un nuevo trabajo.

En estos días, la última moda, y que quizá venga para quedarse, es llevar el pelo gris perla, en un acto de protesta contra la creencia – certeza – de que los hombres canosos son atractivos mientras que – ahí ya no hay tan certeza – las mujeres con el pelo cano son viejas o desaliñadas. Sí. Así, como suena y, si se piensa, es injusto. Por eso ya muchas mujeres han optado por no teñirse y cuidarse la melena de este color. No sabemos si esta moda vendrá para quedarse, pero sí que está pegando fuerte y muchas actrices e influencers lo han probado ya…¡incluso tiñéndose el pelo aposta!

Fuera las lentillas, ¡bienvenidas gafas!

Si hasta hace unos años las gafas era aquello que se quería evitar, de un tiempo a esta parte se han convertido en uno de los accesorios más preciados de la moda, por sus distintas hechuras, colores e infinitas posibilidades que queden bien con el rostro.

Tanto es así que hasta hay personas – seguro que viene a la cabeza alguna celebrity – que lleva gafas directamente sin cristales para no perder su oportunidad.

Las gafas redondas a lo ‘Harry Potter’ o las azafatas del ‘Un, Dos, Tres’ han marcado tendencia desde la pasada temporada y va a ser uno de los modelos que no pare de crecer, como lo hiciera hace una década las gafas cuadradas de pasta que fueron las precursoras de este movimiento pro-gafas. Igualmente, las gafas de aviador son un clásico que no se pierde desde que emprendieran su vuelo hace unos años. Tantas son sus combinaciones y posibilidades que ya se tienen más de una.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio