fbpx
Estás leyendo
Nunca es tarde para ser madre. Conservar óvulos puede convertir tu sueño en realidad

Nunca es tarde para ser madre. Conservar óvulos puede convertir tu sueño en realidad

Nunca es tarde para ser madre. Conservar óvulos puede convertir tu sueño en realidad. La incorporación de la mujer al trabajo de una manera plena, su ascenso a puestos de responsabilidad, la consiguiente independencia económica y un cambio en el orden de prioridades, están llevando a que cada vez las mujeres dejemos la maternidad para más tarde. A esto contribuye que nos hemos vuelto más exigentes a la hora de compartir nuestra vida con otra persona. Ahora queremos que sea la persona adecuada con la que crear una familia. Todo eso hace que vayamos dejando para más adelante lo de convertirnos en madre y cuando nos llega el deseo de hacerlo realidad, en muchos casos ya sea tarde y haya que recurrir a la donación de óvulos.

Hemos avanzado mucho, pero la edad fértil de la mujer sigue siendo la misma. Contra la naturaleza no podemos luchar, pero sí beneficiarnos de los avances científicos, como es el caso de la Vitrificación, que nos permite preservar nuestros óvulos para cuando queramos ser madres. 

Cada vez hay una mayor concienciación en este sentido y aumenta la cifra de mujeres que se deciden a conservar sus óvulos cuando aún pueden hacerlo. En muchos casos, les ha hecho falta tener cerca algún caso de mujeres que cuando se decidieron a ser madres han tenido que recurrir a la donación, para dar el paso. Y aunque gracias a las donaciones de óvulos muchas convierten su sueño en realidad, conlleva para una parte un componente psicológico el hacerlo.

 

 Según nos explican los especialistas, también hay otras mujeres que sin tener un caso cercano, están concienciadas y prefieren vitrificar sus óvulos antes de enfrentarse a futuros problemas de infertilidad, como es el caso de deportistas de élite o mujeres que antes de convertirse en madres quieren apostar por su carrera profesional. 

Cada vez hay más mujeres que llegan a esta opción tras la recomendación de profesionales de la salud. Es el caso de aquellas que tienen un riesgo genético de padecer enfermedades en las que puedan perder la función ovárica, o mujeres que tienen que hacer un tratamiento oncológico que puede afectar a su ovulación y a la calidad de los óvulos. En este grupo encontramos también a mujeres que padecen endometriosis. 

Preservar sus óvulos es una garantía de que en un futuro podrán concebir. Cada vez resulta también más común encontrar a mujeres que deciden convertirse en madres en solitario. Mujeres que no quieren esperar a encontrar la pareja correcta, pero tienen claro que quieren experimentar la maternidad.

Sea cual sea el motivo, la ciencia nos brinda la posibilidad de elegir el momento de ser madres biológicas de nuestros propios hijos cuando sintamos que el momento es el adecuado. Pero no debemos olvidar que es muy importante preservar los óvulos antes de cumplir los 35 años. Está demostrado que a partir de esa edad es más difícil concebir de manera natural y baja la calidad de los óvulos.

La infertilidad hoy tiene en un gran porcentaje solución, pero también debemos poner de nuestra parte y no dejar las decisiones para cuando ya sea demasiado tarde.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio