fbpx
Estás leyendo
Cáncer de mama: un camino para recorrer acompañada

Cáncer de mama: un camino para recorrer acompañada

El cáncer de mama es el más frecuente en la mujer. Una de cada ocho mujeres va a padecerlo en algún momento de su vida y, aunque la frecuencia está aumentando, el número de curaciones es cada vez mayor. Esto se debe a los nuevos tratamientos oncológicos y a la aparición de las Unidades de Patología Mamaria donde, de forma interdisciplinar, se toman decisiones pensando en la calidad de vida de la mujer con cáncer de mama de forma integral. 

Pero el arma más eficaz para luchar contra el cáncer de mama es la detección precoz de la enfermedad. La mamografía es la técnica de imagen que ha permitido reducir las muertes a causa de esta dolencia. Los mamógrafos digitales y la tomosíntesis, con las que cuenta HC Marbella, permiten identificar de forma más precisa y precoz imágenes sospechosas en pacientes, sobre todo, asintomáticas. 

Hacerle frente a esta enfermedad no es un camino sencillo, sin embargo, desde HC Marbella acompañan a la paciente en todas y cada una de las fases que comprende el cáncer de mama: la prevención, el diagnóstico y el tratamiento oncológico.

Hablamos con los profesionales de cada una de estas disciplinas para que nos cuenten su labor y nos expliquen las facilidades y el apoyo que prestan a las mujeres que padecen cáncer de mama.

 

Primera fase: prevención 

La Dra. Ángela Escobar, ginecóloga, nos ayuda a entender la importancia de los chequeos, los screening y los métodos de prevención, tan importante y cruciales a la hora de detectar de manera temprana un cáncer.

¿Cuándo tengo que hacerme una mamografía?

Las recomendaciones de la Sociedad Europea de Imagen de la Mama (EUSOBI) y el Colegio Americano de Radiología coinciden en la utilidad de las mamografías en mujeres de 50 a 69 cada dos años, esto puedes ser extensible hasta los 75 años. También, aconsejan a las pacientes desde los 40 años hasta los 49 realizarse mamografías anuales.

Las mujeres con riesgo familiar o personal de cáncer de mama deben comenzar a realizar sus mamografías siguiendo las recomendaciones de ginecología.

¿Qué síntomas deben alertarnos y acudir a nuestro médico? 

La mujer no debe solicitar directamente la realización de mamografías sin prescripción médica. Debe conocer su mama y estar atenta a posibles cambios. La autoexploración mamaria nos puede ayudar si se realiza regularmente después de la menstruación o mensualmente en las mujeres en la menopausia.

La aparición de nódulos, la retracción de la piel o del complejo areola-pezón, la secreción hemorrágica o cristalina a través del pezón, el engrosamiento de la piel y la aparición de ganglios aumentados de consistencia dura en las axilas son, entre otros, los síntomas que más frecuentemente se relacionan con el cáncer de mama.

¿Cómo se previene un cáncer de mama?

No sabemos cuál es la causa del cáncer de mama, por tanto no podemos realizar lo que llamamos la prevención primaria tratando directamente el origen. Actualmente conocemos la relación entre el cáncer de mama y la exposición a las hormonas. Las mujeres que tienen la primera regla muy precoz o la menopausia tardía, el no tener hijos o tenerlos tarde, las mujeres que no han lactado están expuestas durante más tiempo a la acción hormonal están mas expuestas.

Existen factores de riesgo y que, por tanto, si los suprimimos, disminuimos las posibilidades de sufrir un cáncer de mama, entre ellos destacar la obesidad fundamentalmente en la menopausia, el sedentarismo y las dietas ricas en carnes rojas , alimentos manufacturados y ácidos grasos saturados. El alcohol y el tabaco también son perjudiciales.

Por tanto, adquirir hábitos saludables puede ayudarnos a disminuir la frecuencia del cáncer de mama. El ejercicio y las dietas ricas en carnes de ave, pescado, ácidos grasos insaturados, calcio y, fundamentalmente, verduras (seis raciones diarias) pueden disminuir hasta en un 30% el riesgo del cáncer de mama.

Los anticonceptivos hormonales no aumentan el riesgo de cáncer de mama, tampoco lo aumentan los tratamientos utilizados para la infertilidad. Por tanto, pueden ser utilizados con tranquilidad.

Respecto al Tratamiento Hormonal Sustitutivo en la menopausia: debe ser realizado bajo guía ginecológica. Se valorará el perfil de cada mujer y se indicarán los tratamientos adecuados y los tiempos recomendados ya que de ello dependerá su seguridad y su buen uso.

En cuanto a la prevención secundaria del cáncer de mama, cabe recordar que es el diagnóstico precoz mediante la realización de técnicas de imagen fundamentalmente la mamografía el que ha conseguido salvar vidas.

 

Segunda fase: diagnóstico

La radióloga especialista en mama, la Dr. Olga Guerrero, nos da las claves a la hora de realizar un buen diagnóstico de la enfermedad.

¿Qué es la tomosíntesis?

La mamografía es el estudio de referencia para la detección precoz del cáncer de mama de forma generalizada en la población, disminuyendo la mortalidad a largo plazo.

La tomosíntesis utiliza los mismos principios técnicos de la mamografía, solo que se adquiere con múltiples imágenes consecutivas de la mama, obteniendo una imagen en 3D, evitando la superposición de imágenes y aumentado la sensibilidad para la detección de lesiones no identificables en mamografía convencional.

¿Cómo me preparo para una mamografía?

La mamografía no requiere una preparación específica, solo debe evitar el día de la exploración el uso en la axila de desodorante, polvos talco, etc.

¿Y si el resultado es sospechoso?

Habría que hacer una biopsia para analizar el tejido y determinar qué clase de tejido es y cómo nos enfrentamos a él.

¿Y qué es la biopsia asistida por vacío?

La biopsia asistida por vacío, disponible en HC Marbella, es una biopsia realizada con una aguja de un calibre mayor a la biopsia clásica, que permite en una sola punción “succionar” mediante un sistema de vacío el tejido obtenido, generando un mayor volumen de tejido para estudiar.

 

Tercera fase: tratamiento

El Dr. Alejandro Riquelme, oncólogo, nos habla de las diferentes cirugías y tratamientos que ofrece HC Marbella tras la detección de un cáncer de mama.

¿Qué tipo de cirugías me pueden hacer?

El abordaje terapéutico del cáncer de mama es multidisciplinar, individualizado y personalizado. Son numerosos los tipos de tratamientos quirúrgicos, dependiendo del tamaño de la lesión, la localización, la afectación ganglionar, la extensión de la enfermedad y la intención u objetivo del tratamiento. Por este motivo, la decisión dependerá de cada paciente y situación específica, pudiendo plantear cirugías más o menos conservadoras en las que únicamente se realiza exéresis del tumor o en otros casos seleccionados se procede a realizar una mastectomía; además estos tratamientos quirúrgicos locales pueden ir acompañados o no de una linfadenectomía o vaciamiento ganglionar de la región axilar

¿Qué efectos tiene la quimioterapia? ¿Cómo puedo paliarlos?

Actualmente, son numerosos los fármacos activos en el tratamiento sistémico del cáncer de mama. Utilizamos quimioterápicos convencionales, anticuerpos monoclonales dirigidos, inhibidores de ciclinas, hormonoterapia e incluso inmunoterapia, utilizando también distintas vías de administración: oral, intravenosa, intramuscular o subcutánea. De esta forma, también existen diferencias en el espectro de toxicidad y tolerancia, dependiendo también de factores intrínsecos de las pacientes y sus circunstancias individuales. 

Disponemos de un gran arsenal terapéutico y medidas para evitar la aparición de eventos adversos no deseado e incluso para paliar la toxicidad farmacológica una vez instaurada, consiguiendo en la mayoría de los casos mantener la calidad de vida de las pacientes. 

¿Qué efectos tiene la radioterapia? ¿Cómo paliarlos?

El tratamiento con radioterapia en el cáncer de mama tiene, en general, una intención de control local de la enfermedad, consiguiendo reducir de forma muy significativa el riesgo de recaída a medio y largo plazo. Las técnicas actuales permiten tratamientos dirigidos altamente eficaces reduciendo de forma drástica la toxicidad en las estructuras vecinas y los efectos locales indeseables, hasta hace unos años habituales y de difícil control. En cualquier caso, una buena selección de los pacientes, una estricta indicación terapéutica y una planificación exhaustiva del tratamiento evita, en la mayoría de los casos, consecuencias negativas a medio o largo plazo.

Fotos cedidas por HC Marbella.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio