fbpx
Estás leyendo
Después del covid-19, además, me divorcio

Después del covid-19, además, me divorcio

La crisis del COVID19 se está haciendo patente en múltiples facetas de nuestras vidas. No solo tiene consecuencias sanitaras y económicas, que son las más evidentes y de las que más se habla. Sino que también las tiene en la intimidad de cada hogar.

Ahora están viendo lo que antes no querían ver, o era más o menos llevadero

Hay multitud de parejas que durante esta fase de confinamiento están viendo y viviendo la realidad de su relación. Ahora están viendo lo que antes no querían ver, o era más o menos llevadero, porque cada uno tenía su rutina de trabajo y sus actividades, pero con este encierro la evidencia de lo que no funciona es aplastante.

 

Como en toda crisis, en las de pareja, surge el miedo y la incertidumbre, y con ello cientos de preguntas, muchas de ellas legales. Por eso quiero con este articulo despejar algunas dudas legales que os puedan surgir a los que estéis en esa situación y vuestra decisión inicial pueda estar mejor fundamentada, con independencia de que os pongáis en manos de un profesional que os asesore debidamente en vuestro caso.

Para clarificar mejor vamos a ver distintos escenarios, con la premisa de que en cualquiera de ellos se puede hacer de mutuo acuerdo o de forma contenciosa. En el primer caso será el juez quien convalide la decisión tomada de mutuo acuerdo, con los matices que veremos, o si es contenciosa será el juez quien, tras el juicio correspondiente, decida por vosotros.

 

  1. Pareja casada sin hijos.

En este caso y si es de mutuo acuerdo, podrían hacerlo con un mismo letrado y procurador, además al no haber hijos no tendrían que pasar por el filtro del Ministerio Fiscal, que es quien siempre vela por el interés de los menores. Por tanto este escenario sería el más sencillo y rápido.

En caso de ser contenciosa, por ejemplo, porque no hay acuerdo en el reparto de los bienes, la vivienda familiar o la petición de una pensión compensatoria para uno de los cónyuges, entonces cada miembro de la pareja contratará su propio profesional, que presentara la demanda de divorcio o contestara la interpuesta por el otro. Después del juicio pertinente, será el juez quien decida sobre todos aquellos puntos en los que se discrepa.

  1. Pareja casada con hijos

En este caso la cosa se complica, porque salvaguardar el interés de los niños es fundamental. Ahora bien ¿Qué temas hay que abordar? básicamente lo siguientes:

La custodia, es decir, con quien vivirán los niños. En este punto las alternativas son pocas, existe custodia de un cónyuge, normalmente la madre, o custodia compartida, donde ambos cónyuges, de la forma en que se establezca, se alternaran en la custodia de los hijos.

No hay que confundir custodia con patria potestad. Por decirlo de forma muy sencilla y coloquial, la patria potestad es el derecho y la obligación de decidir sobre la vida de los menores (su educación, religión, etc.) y la tienen siempre el padre y la madre, salvo que exista causa justificada para retírasela a alguno de los progenitores. Y la custodia es finalmente con quien vivirán los hijos.

La vivienda familiar. Dónde van a vivir los niños con el cónyuge que tenga la custodia, ya sea o no compartida.

La pensión de alimentos. El cónyuge que asuma la custodia, recibirá una pensión por cada uno de los hijos habidos en el matrimonio.

La pensión compensatoria, en su caso, para el cónyuge que con el divorcio sufre un desequilibrio económico.

El régimen de visitas y vacaciones.

 

Todos estos puntos se recogerán en el Convenio Regulador, que será la ley que rija entre las partes, una vez divorciados o separados.

Como decía, todo esto se puede decidir de mutuo acuerdo aunque dentro de un procedimiento judicial, o que sea el juez quien lo decida en base a las circunstancias que cada uno alegue. Sin olvidar que en toda esta “película judicial” interviene siempre el Ministerio Fiscal dando su opinión sobre las decisiones que afecten a los menores.

  1. Parejas de hecho con hijos.

La diferencia con el caso anterior es que en vez de iniciarse un procedimiento judicial de divorcio, lo que habrá que iniciar es un procedimiento de regulación de relaciones paterno-filiales, donde se tratarán los mismos puntos que hemos enumerado en el caso anterior, ya sea de mutuo acuerdo o de forma contenciosa.

Te puede interesar

Cualquier separación o divorcio termina siendo un conflicto económico

Por mi experiencia profesional cualquier separación o divorcio termina siendo un conflicto económico, es decir, cuál será la pensión de alimentos, quién paga la casa, quién paga el colegio de los niños, qué pasa con las actividades extraescolares, y esto en el mejor de los casos, porque en otros la lucha encarnizada empieza por la custodia de los hijos.

Por si os sirve de ayuda, en este enlace podréis tener una idea aproximada de cuál sería el importe de pensión de alimentos. Sin embargo, advierto que en cada caso se tendrán en cuenta todos los factores y circunstancias que afecten a esa familia en concreto.

Respecto de la propiedad de bienes muebles o inmuebles que podáis tener al 50%, esto no cambiará, seguiréis siendo propietarios igualmente. Otra cosa es el regular el uso de los mismos. Aunque el ajuar familiar se quedará en la vivienda familiar con quien tenga la custodia de los hijos, salvo que hablemos de custodia compartida en domicilios diferentes y se acuerde el reparto del mismo.

 

En definitiva, si el coronavirus está sacando lo peor de vuestra pareja y no se te va de la cabeza la idea de divorciarte o separarte, piensa muy fríamente en estos puntos, porque se convertirán en los pilares de tu nueva vida. Los reproches, los insultos, y la inquina de ahora, no te solucionaran tu vida futura.

Para cualquiera de los procedimientos judiciales que vayas a iniciar, según tus circunstancias, necesitarás siempre abogado y procurador. Lo que no te puedo decir es el tiempo que demorará hasta que tengas sentencia judicial, pues depende del juzgado de turno en que caiga tu caso, pero sí, que si es de mutuo acuerdo todo será muchísimo más rápido.

 

Maribel Luna

Abogada en Hostelex Consulting

Facebook

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio