fbpx
Estás leyendo
Maryna Nyetkova nos enseña cómo quitar el esmalte semipermanente de las uñas en casa

Maryna Nyetkova nos enseña cómo quitar el esmalte semipermanente de las uñas en casa

El Estado de Alarma ha afectado a todos los aspectos de la vida, incluidas esas citas que teníamos programadas para dedicarnos tiempo a nosotras mismas y sentirnos mejor físicamente. Somos muchas las que, por un par de días de diferencia, tuvimos que cancelar la cita para la manicura, pintarnos las uñas con esmalte semipermanente o hacer el relleno de gel o acrílico. Nos quedamos compuestas y con las uñas sin arreglar. Ahora, y sabiendo que esta situación va para largo, no nos queda otro remedio que hacer estas rutinas de cuidado, que normalmente haría una profesional, nosotras mismas en casa.

Parece que en este virus vamos a tener que asumir una imagen más natural de nosotras mismas. Ha llegado el momento de darle un respiro a las uñas. Quitar el esmalte semipermanente en casa puede resultar complicado si no sabes cómo hacerlo y qué productos emplear. Maryna Nyetkova, del salón de belleza San Francisco, en Las Lagunas, nos explica cómo quitarnos el esmalte semipermanente de las uñas sin que estas sufra más de lo necesario.

Maryna Nyetkova

Lo primero, necesitamos tener los siguientes materiales. En muchos casos los encontrarás en supermercados e incluso farmacias. Si no, puedes recurrir a la compra online:

1.- Lima

2.- Acetona pura

3.- Discos de algodón

4.- Papel de aluminio

5.- Pusher o palito de naranjo

6.- Pulidor

 

Paso 1

En primer lugar, Maryna aconseja limar todo el borde libre –es decir, el largo de las uñas– ya que, al quitar todo el material, las uñas se van a quedar mas finas y, al dejarlas limpias y sin ningún refuerzo, casi seguro que se van a romper. Así que, como primer paso, debemos dejarlas cortas.

Paso 2

Pulimos el esmaltado para quitar el brillo y dejamos la superficie porosa. Podemos pulir sin miedo ya que la lima no toca la uña natural.

Paso 3

Cortamos los discos de algodón en cruz, quedando cuatro partes iguales, hasta que tengamos los suficientes para todos los dedos.

Paso 4

Empapamos los algodones en acetona pura y colocamos uno en cada dedo, envolviéndolos con papel de aluminio.

Paso 5

Esperamos quince minutos y retiramos todo con un palito de naranjo o pusher metálico. Esto hay que hacerlo con mucho cuidado y sin insistir. Es preferible repetir envolviendo la uña de nuevo que dañarla.

 

Paso 6

Con un pulidor retiramos los restos y aplicamos cualquier endurecedor que tengamos en casa. Es recomendable seguir este paso, pero no es esencial. Por lo que si no tenemos este producto en casa, podemos pasar al siguiente paso.

Paso 7

Aplicamos el aceite para cutícula dando un pequeño masaje y cubriendo toda la superficie necesaria, sin que quede nada de la zona sin aceite.

A partir de este momento, las uñas podrían estar más sensibles ya que han estado protegidas durante mucho tiempo bajo el esmalte semipermanente en este caso. Para evitar esta sensación tan desagradable de hipersensibilidad en las uñas, Maryna aconseja usar guantes para todas las tareas domésticas, por lo menos, durante dos días. Después, verás que todo vuelve a la normalidad.

Maryna también recuerda que es muy importante aplicar hidratación y nutrición en las manos y uñas mediante aceites, cremas, sérums, etc. Eso nos ayudará a que las uñas crezcan mas fuertes y mas flexibles, evitando así su rotura, y además, luciremos las manos más cuidadas y luminosas.

Maryna Nyetkova

Experta en cuidados y belleza en el salón  San Francisco

Instagram  Facebook

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio