fbpx
Estás leyendo
Cómo elegir la talla de sujetador adecuada sin volverte loca

Cómo elegir la talla de sujetador adecuada sin volverte loca

Aunque pueda parecer sencillo y a veces lo hagamos de manera automática, elegir correctamente la talla de sujetador no siempre es fácil. De hecho, seguro que no eres ni la primera ni la última que se da cuenta de repente de que lleva toda la vida usando una talla errónea. Y es que, más allá de las tendencias, el sujetador debe cumplir unas funciones de sujeción que nos permitan estar realmente cómodas. El problema es que muchas veces no les prestamos la suficiente atención y terminamos usando una talla incorrecta que nos puede llegar a provocar rozaduras, dolores de espalda o incluso dificultades respiratorias.

Si no estás segura de estar usando tu talla o si nunca te has parado a ver cuáles son tus medidas, aquí te damos algunos consejos para elegir tu talla adecuada sin volverte loca: 

1. Mide tu contorno 

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de elegir la talla adecuada son las medidas de nuestro contorno. Al medir tu pecho por la parte de mayor volumen (por encima del pezón), obtendrás el número correcto de tu talla: 85, 90, 95, 100, etc.

 

2. Asegúrate de la copa que necesitas

Muchas veces utilizamos varios tipos de copas indistintamente sin saber cuál es realmente la que mejor se adapta a nuestro cuerpo. Para conocer cuál es la nuestra, debemos medirnos por debajo del pecho y calcular la diferencia entre esta cifra y la medida del contorno que hemos obtenido anteriormente. Es decir, si tu talla es la 85 y tu medida por debajo del pecho es de 75, tu copa será la A, ya que la diferencia entre ambas es de 10cm. Esta es la relación en base a la que debes calcular tu copa:

  • Diferencia de 10cm: copa A
  • Diferencia de 15cm: copa B
  • Diferencia de 17,5cm: copa C
  • Diferencia de 20 cm: copa D
  • Diferencia de 22,5cm: copa E

3. Ten cuidado con los aros

Es muy importante que prestes atención a los aros, ya que si presionan la zona mamaria pueden dañar los nervios. Así que si eliges un sujetador con aros, debes tener en cuenta este aspecto y buscar un modelo en el que el aro rodee la base del pecho. 

 

4. Presta atención a los tirantes

No es conveniente que los tirantes del sujetador aprieten demasiado, al igual que tampoco es cómodo un sujetador en el que los tirantes cuelguen. Es por ello que debemos elegir un modelo en el que los tirantes se ajusten a tu cuerpo de forma que el pecho quede cómodo. 

Estos son algunos consejos para elegir adecuadamente tu talla de sujetador, pero recuerda que siempre es bueno acudir a algún experto para que te recomiende de manera personalizada el modelo que más se ajusta a tu cuerpo. ¡Seguro que agradecerás sus consejos y notarás cómo, poco a poco, tu cuerpo empieza a mejorar! 

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio