fbpx
Estás leyendo
¿Por qué es más fácil ligar en verano?

¿Por qué es más fácil ligar en verano?

El sol calienta más durante los meses de verano en España, notándose especialmente en ciudades de zonas costeras como Barcelona. Lo mejor es que con el calor llega también la escasez de ropa, la gente viste de forma más atrevida y se avivan las necesidades y atracciones sexuales. Por este motivo, ligar en verano es siempre más fácil ¿no crees?

Si todavía no has vivido un ligue de verano aún estás a tiempo. Puedes animarte a salir por los lugares de ocio más frecuentados por los solteros o apuntarte a una web de citas.

Si buscas emociones fuertes, ten citas esporádicas en Barcelona y queda con alguien que te ofrezca la opción de disfrutar de una aventura sin compromiso. Es muy sencillo, hoy en día existen infinidad de webs y aplicaciones de citas en las que podrás filtrar la persona para tener un encuentro casual de acuerdo con tus gustos e intereses.

Si todavía no te has animado a crear un perfil en una de estas páginas, ¿A qué esperas? Vas a multiplicar exponencialmente tus posibilidades de poder tener una o varias citas. Tan solo crea tu perfil, añade tus aficiones y sobre todo añade tus fotos más atractivas, pero siempre reales.

 

Consejos para ligar en verano

Evidentemente, lo primero que llama la atención es el físico. La primera impresión es vital a la hora de establecer una relación. Si has quedado con alguien, muéstrale tu simpatía, además de ser una persona cercana y abierta. En caso de observar timidez por parte de tu acompañante, busca ideas para iniciar una conversación.

La forma de vestir también es fundamental. Elige siempre ropa con la que te sientas a gusto ya que es importante mostrar relajación cuando vas a conocer a otra persona.

Si la compañía con la que has quedado te gusta, acércate. Házselo ver, rompe el miedo de la distancia social y sal de tu zona de confort. Sonríe siempre y mira a los ojos de esa persona, dejando que descubra el fuego en tu mirada. Eso sí, no quieres causar una mala impresión, de manera que evita siempre el lenguaje invasivo o agresivo. Trata de no decir palabras malsonantes y procura no hablar de política, religión, fútbol o sexo hasta que os conozcáis mejor. Tampoco hables de fracasos sentimentales ni de relaciones anteriores.

Te puede interesar

 

Si no sabes de qué hablar, comenta algo positivo sobre la situación, el ambiente o la música que os rodea. Cuando tu cita vaya a hablar, procura no interrumpir y demuestra que estás escuchando de forma activa para hacer ver a la otra persona que le prestas atención en todo momento.

Cuida con atención tu lenguaje corporal. No te cruces de brazos o bosteces mientras escuchas, trata de mirar a los ojos y sonreír.

Pero lo más importante de todo es ser uno mismo. Si tienes unos valores o pensamientos determinados y ves que tu cita no se muestra conforme a ellos, lo mejor es hacérselo ver. No siempre se puede gustar a todo el mundo o, simplemente, hay personas que buscan relaciones que implican un fuerte compromiso y otras no. Por ello lo importante es dejar este punto claro desde el principio.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio