fbpx
Estás leyendo
Pendientes de oro: el mejor regalo para un bebé o una niña

Pendientes de oro: el mejor regalo para un bebé o una niña

Las joyas preciosas no solo están hechas para los adultos, los niños también conocen de su encanto y les gusta lucirlas, mucho más a las niñas, por su naturaleza coqueta y encantadora. Desde que nacen, muchas madres suelen colocarles pendientes, se trata de un símbolo cultural que es muy aceptado en diversos países, incluyendo España, sin embargo, hay algunos padres que prefieren esperar a que la niña crezca y decida colocárselos o no. 

Pendientes de oro: el mejor regalo para un bebé o una niña

En todo caso, los pendientes de oro bebe son una excelente opción para hacer un regalo especial a esa pequeña que acaba de nacer, pero hay que saber escoger los más adecuados. Si bien el oro es un material hipoalergénico y puro, hay que tener en cuenta diversos factores para no equivocarnos en nuestra elección. 

 

Cómo elegir los pendientes para un bebé

Si son padres primerizos pueden saltar algunas dudas para escoger los primeros pendientes. Sabemos que el oro dorado o blanco, es la mejor opción en cuanto al material, pero seleccionar el tamaño y la forma puede no ser una tarea sencilla. 

Para los primeros pendientes, el oro de 18 kilates es la mejor alternativa por su pureza y nobleza, y porque es muy reducido el riesgo de que pueda producir algún tipo de alergia.

El tamaño de los pendientes puede depender de la proporción y consonancia de su cara. Para los bebés de poco tiempo no deberían exceder de 3 a 4 milímetros y, de acuerdo a su crecimiento, ir variando el tamaño.  

Lo que no aconsejamos en este caso, son los pendientes de aro, ya que los bebés se pueden enredar accidentalmente y hacerse daño. Para las niñas que tengan un poco más de un año, pueden ser de un tamaño superior, entre 5 y 7 milímetros. Y es en este punto, donde el mercado se abre con una infinidad de opciones, modelos y figuras para elegir. 

La forma del pendiente también es un factor interesante a tener presente a la hora de hacer una selección. Deben ser cómodos para los bebés más pequeños, ya que hay que recordar que ellos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo. 

No deben ser de figuras puntiagudas y tampoco con accesorios que cuelguen, igualmente para evitar cualquier accidente; lo recomendable es escoger una figura plana, que sea sencilla, fina y redonda. Cuando crezca un poco más, se puede variar con otras formas y figuras más bonitas. 

El tipo de cierre del pendiente, de igual manera, es un aspecto trascendente. El mejor es el de rosca, sobre todo por la seguridad y comodidad que representa para el bebé, así como también para evitar que se pierda. 

Estos cierres, especialmente diseñados para pendientes de bebé, evitan que el palito sobresalga en su parte trasera y que lastime al pequeñín. Hay otros tipos de cierre, como son los de presión, pero éstos se recomiendan para niñas de mayor edad, ya que hay que tener más cuidado ante una caída o pérdida de la pieza o joya. 

 

Te puede interesar

Los cuidados especiales de los pendientes de bebé

Si ya hemos decidido que nuestra bebé lucirá un par de pendientes o queremos hacer un regalo, debemos tener en cuenta que, en el caso de las perlas, que son muy bonitas y también adecuadas por su forma y tamaño, si vamos a dejarlas puestas permanentemente, el agua caliente al bañar a la niña puede hacer que el pegamento de la perla se debilite y se pierda. 

Por otro lado, es necesario limpiar los pendientes con cierta periodicidad, ya que se acumula suciedad en la parte de atrás. Recuerda siempre que debes escoger modelos que se adapten a la edad de la pequeña, y que sean sencillos y cómodos, sin sacrificar tendencia y moda. 

Pendientes de oro para niñas más grandes

Si lo que buscamos son pendientes de oro niña para hacer un regalo, entonces conseguirás destacar con un detalle tan bonito y significativo. Como hemos dicho al principio, las niñas con un poco más de edad, saben apreciar la belleza de una joya de este tipo y mucho más cuando se tratan de figuras y formas que puedan llamar su atención. 

Tendencias en formas y figuras

En el mundo infantil también se habla de moda y los accesorios de joyería se incluyen en la lista. Por eso, a la hora de escoger un par de pendientes para niñas, debes prestar atención a las formas y figuras que más se están llevando en cada momento, pero siempre teniendo como premisa que el oro es el mejor material a escoger, por sus características especiales que protegen la salud, evitando alergias o posibles irritaciones en la piel delicada, como obviamente lo es, la piel de una niña. 

Las mejores opciones para este caso son:

  • Pendientes de oro con circonitas, que son pequeños puntos de cristal que adornan y dan brillo a la pieza de oro. 
  • Entre las figuras que más destacan están los círculos, cuadrados y triángulos
  • Si se trata de conocer las formas que más adoran las niñas, están los pendientes en forma de flor, estrella, mariposa, media luna, gatitos, pies, unicornios, mariquitas, peces, caballos, ositos, muñequitos y otros similares.

Las ventajas del oro en la joyería

De alguna manera ya lo hemos mencionado, pero en el caso específico de los pendientes para niñas, debes saber que escogerlos de oro ofrece ciertas ventajas, entre las que se pueden destacar las siguientes: 

  • Es una joya que podrá durar toda la vida, ya que no pierde su color ni su brillo. 
  • Recuerda que comprar oro también se trata de una inversión, porque es un material de mucho valor. 
  • No ocasionará ningún tipo de daño en la piel de la pequeña. Incluso, ten en cuenta que es un material que también se utiliza para la fabricación de cremas y mascarillas faciales para el cuidado del rostro, lo que puede darnos una idea de sus beneficios y lo seguro que puede ser usar a diario unos pendientes. 
  • Por su diversidad de diseños y formas, será muy fácil escoger piezas bonitas y llamativas, que harán lucir muy bien a una niña, aunque se trate de una bebé o una de más edad. 

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio