fbpx
Estás leyendo
¿Mudanza a la vista? Consejos para sobrevivirla

¿Mudanza a la vista? Consejos para sobrevivirla

Es hablar de una mudanza y la primera reacción de algunos es de auténtico pavor. Eso de desmantelar una casa entera, traspasarla a cajas y conseguir que no se pierda nada durante el transporte es una de esas cosas que la gente prefiere ver desde la distancia. Hasta que les toca.

Y sí, no vamos a mentir, una mudanza –aparte de la ilusión que pueda suponer cambiar de domicilio– no es uno de esos momentos de la vida que estemos ansiando vivir. Hay muchas cosas que tener en cuenta y todo tiene que estar lo más cerrado posible para que la cosa fluya y los tiempos se cumplan.

Aún así, si eres de los que te ha tocado hacer esta transición, ¡no desesperes! Recuperamos algunos consejos que Mudanzas Godoy nos da para que ka experiencia entre cajas y embalajes sea lo más sencilla posible.

 

Las cajas, en su justa medida

Eso de comprar cajas grandes para meter de todo es un error recurrente. La realidad es que existe un código que facilita mucho a las empresas de mudanza y a ti mismo el movimiento de cajas de un lugar a otro. La primera norma básica en el empaquetado de cualquier mudanza es que deben colocar artículos pesados, como libros, en cajas pequeñas; artículos ligeros, como sábanas y almohadas, en cajas más grandes. Las cajas grandes llenas de artículos pesados son uno de los fallos que más se suelen cometer.

El orden de los factores sí altera el producto

Si no tienes suficiente espacio en el coche y tienes que agrupar varios tipos de objetos en pocas cajas, es mejor que al fondo de las cajas posiciones los objetos más pesados y los más ligeros en la parte superior. También, a la hora de guardar las cajas, pon las más pesadas primero y que las más ligeras queden más pegadas a la parte exterior del vehículo. Esto ayuda a mantener el equilibrio de toda la carga y evita roturas indeseadas.

No dejes espacios vacíos en las cajas

Se deben llenar los espacios con ropa, toallas o papel de embalaje. Las empresas de mudanzas a menudo no mueven las cajas que se sienten sueltas o desequilibradas por temor a roturas internas, avisando al cliente del riesgo.

No mezcles artículos de distintas estancias

Esto hará que el embalaje, en primera estancia, sea más rápido. También, a la hora de sacar todos de las cajas en el lugar de destino, facilitará mucho la operación.

Desenfunda el rotulador permanente

Te puede interesar

Para los más ordenados, numerar las cajas y hacer una especie de inventario puede ser una opción más que brillante para que la entrega de las cajas y su distribución se haga de manera rápida y eficiente. Si no tienes tiempo o capacidad para eso, con poner los nombres de las estancias y una pequeña descripción de lo que contienen en cada una de las cajas marcará una gran diferencia.

 

Para los productos especiales, cajas especiales

Hay productos demasiado frágiles o que cuentan con características especiales como pinturas al óleo, por ejemplo. En estos casos, existen cajas especiales que puedes conseguir o, si has contratado una empresa, solicitar que te den información relativa a esto. Así, todo quedará a salvo.

Cerrar bien las cajas con cinta adhesiva

Aunque suene un poco obvio, es importante usar un par de precintos de cinta adhesiva para cerrar las costuras inferior y superior, y luego usar una de las técnicas de la empresa de mudanzas, haciendo un par de vueltas alrededor de los bordes superior e inferior de la caja, donde se concentra la tensión y evita la expansión de las cajas.

Con estos sencillos trucos, lo que ahora te parece un mundo se pasará casi sin que lo notes. Así que, aunque el viaje hasta tu nueva casa no sea sencillo y el equipaje sea pesado, si sigues nuestros consejos solo tendrás que preocuparte por disfrutar de decorar tu nueva casa, con todo en orden y sin que nada se haya extraviado. Ánimo y… ¿preparados para embalar?

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio