fbpx
Estás leyendo
Monta el cine en casa con estas sencillas recomendaciones

Monta el cine en casa con estas sencillas recomendaciones

Palomitas, sonido envolvente, pantalla grande… Todo lo que nos ofrece ver una película en una sala de cine  tendrá que esperar un poco más hasta que la desescalada nos permita volver a vivir la experiencia. Sin embargo, aunque no sea exactamente igual, podemos recrear la experiencia en casa. Internet pone a nuestra disposición un sinfín de artículos para que, sin hacer una gran inversión, montemos el cine en casa.

Gracias a la compra online y la gran variedad de productos que se ofrece en el mercado virtual, tenemos la oportunidad de ver una película, o lo que se nos antoje, como si estuviéramos en la mismísima sala del cine pero sin movernos de casa. Da igual si prefieres crear tu propio cine de verano al aire libre o si, por el contrario, te apetece algo más cómodo como el binomio de sofá y helado. Busques lo que busques, esto es lo que necesitas para hacer de tu casa la mejor sala de cine en la que jamás hayas estado.

 

1.- La pieza clave: el proyector

Para que esta idea vaya cogiendo forma, lo primero que tienes que localizar es un proyector. Este aparato será la joya de la corona de la sala de cine y, por ello, tienes que elegirlo bien.

Por ejemplo, existen proyectores muy compactos y manejables –ideales para niños–, que no ocupan nada de espacio y son compatibles con una gran cantidad de modalidades de reproducción: conectando el móvil, con un disco duro…

Por otro lado, si se busca algo más profesional, existen proyectores que harán que la experiencia del cine en casa no tenga nada que envidiarle a una pantalla de cine real. Son algo más caros, pero la experiencia lo compensa.

2.- Tienes el proyector, pero ¿dónde proyectas?

Una vez que hayas elegido el proyector que más te guste y se adapte a lo que necesitas, el siguiente paso es elegir dónde proyectar la película. Si dispones de una pared blanca sin mucha decoración y con espacio suficiente en frente para sentarse o tumbarse, ¡tenemos lugar asignado!

Sin embargo, que la pared no sea blanca puede transformar los colores originales del vídeo que se proyecte. Además, puede darse el caso de que la pared no esté completamente lisa y se den deformaciones en la proyección.

Para ello, existen pantallas blancas sobre las que proyectar lo que se quiera ver. Hay varios modelos, desde los que van fijos en la pared hasta los que cuentan con su propio pie y que, una vez finalizada la sesión, puede plegarse y guardarse sin que ocupe mucho espacio.

 

3.- Tres, dos, uno… ¡Palomitas!

¿Qué sería de una buena sesión de cine sin palomitas que engullir en los primeros diez minutos de peli? Puedes recurrir a las clásicas palomitas para hacer en el microondas o la sartén, pero si quieres hacer la experiencia del cine en casa completamente redonda, puedes conseguir un palomitero para la ocasión.

La guinda del pastel se pone con unos buenos cubos de palomitas al más puro estilo americano como este o este. Sin duda, encandilarás a tus invitados –cuando puedas recibirlos– con este tipo de detalles.

4.- Deja que el sonido te envuelva

Es innegable que una de las cosas más atractivas del cine es que su sistema de sonido envuelve completamente y hace que te metas de lleno en la película. A pesar de que la mayoría de proyectores cuenta con su propio altavoz, normalmente bastante potentes, no está de más querer darle un toque de sofisticación a la noche de cine en casa y hacerse con un home cinema o sistemas similares que completen la experiencia con un sonido de diez.

5.- Un plus de comodidad

Para cerrar el círculo, puedes plantearte conseguir una auténtica butaca de cine. Aunque si no eres tan cinéfilo como para eso y prefieres algo más sencillo, un sillón relax –incluso que te masajee mientras ves la película­­– no parece una mala idea.

Con estas recomendaciones podrás hacerte con un cine en tu propia casa, sin necesidad de esperar colas y, además, siempre tendrás en cartelera aquello que te apetece ver. ¿Te animas a comenzar el maratón de pelis en pantalla grande desde tu propio salón o jardín? Mientras te decides, nosotros vamos calentando las palomitas.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio