fbpx
Estás leyendo
Cómo interpretar lo que tu regla te está diciendo según el color, duración e intensidad

Cómo interpretar lo que tu regla te está diciendo según el color, duración e intensidad

Cada vez más a menudo los profesionales se encuentran en consulta con alteraciones en el ciclo menstrual. Teniendo en cuenta la duración de este, de la menstruación, la cantidad de manchado en la regla, dolor durante el proceso y hasta la consistencia del sangrado, por suerte las mujeres contamos con esta información cada mes para poder evaluar nuestra salud.

Cuando hablamos de ciclo menstrual, explica Antonia González, bióloga y embrióloga en Onêt, “nos referimos al proceso hormonal que ocurre desde el primer día de la regla hasta la siguiente menstruación. Es fácil confundir el ciclo menstrual con la menstruación, y realmente la regla solo es una parte del ciclo, que nos puede aportar mucha información de nuestra salud, pero el resto de los días también nos ayudan a saber qué ocurre en nuestro organismo”.

Es importante saber que nuestras hormonas, explica, “están afectadas por nuestro sistema nervioso y nuestro sistema inmune y, por tanto, alteraciones en estos también pueden afectar a nuestro ciclo menstrual. Una de las alteraciones que nos encontramos últimamente en consulta son menarquía demasiado temprana o demasiado tarde, es decir, que las niñas que tienen la primera regla la tienen antes de los 11 años o más tarde de los 13 años, y este hecho ya nos está indicando que podría haber alguna alteración que dé la cara unos años después, como por ejemplo en forma de endometriosis o síndrome de ovario poliquístico, pero es importante siempre personalizar y ver el caso en consulta para determinar si realmente hay alguna alteración”, sostiene.

La duración del ciclo menstrual puede ser de 26-35 días, siendo lo más habitual encontrarnos con mujeres con ciclos de 28 días. En el caso de que estos sean más cortos o largos, también nos puede estar dando una pista de alguna alteración hormonal o ginecológica. Si nos focalizamos en la fertilidad, explica, “el hecho de tener ciclos más largos, podría ser un indicativo de que no se está produciendo una ovulación óptima o incluso que no se produce la ovulación, y en ciclos cortos también nos estaría avisando de desarreglos hormonales que afectarían además a la maduración del óvulo”.

El volumen del sangrado de la regla también nos va a aportar información relevante. “Si tenemos un sangrado abundante puede ser indicador de un exceso estrógenico, presencia de miomas, endometriosis, síndrome de ovario poliquístico, hiperplasia endometrial (crecimiento excesivo del endometrio), alteraciones en la coagulación sanguínea… pero también podemos encontrarnos con el caso contrario, que haya muy poco manchado durante la menstruación, en este caso podría producirse porque el endometrio que se forma es muy fino por una alteración hormonal o porque hay un factor anatómico que lo provoca”.

El sangrado fuera de la menstruación es también, asegura la experta, “un problema que vemos mucho últimamente en consulta, sobre todo manchados en la fase lútea (desde la ovulación hasta la regla). Puede deberse a diversos factores, desde infecciosos hasta hormonales e incluso anatómicos (pólipos o miomas), pero el que más se repite es que muchas mujeres tienen una fase lútea deficiente, ya sea porque no ovulan y no generan progesterona o porque sí ovulan, pero la progesterona que genera el ovario no es suficiente para mantener el endometrio en condiciones óptimas. En el caso de estar buscando embarazo es un dato para tener en cuenta”.

El dolor durante la menstruación o incluso en la ovulación es un dato importantísimo a tener en cuenta porque la regla o la ovulación no debería doler. Por el proceso hormonal e inflamatorio que se produce las mujeres podemos sentir molestias, “pero dolor que nos condicione y que necesite de medicación no es normal”, asegura la embrióloga.

En muchos casos de dolor menstrual existe detrás una enfermedad cada vez más presente en la sociedad moderna, la endometriosis. Pero podríamos encontrar otros orígenes, exceso estrogénico, inflamación crónica de bajo grado, miomas, infecciones, síndrome de ovario poliquístico, quistes ováricos… pero por mi experiencia la patología que más se relaciona con el dolor menstrual es la endometriosis.

Te puede interesar

La duración de los días del sangrado menstrual también nos puede indicar alteraciones hormonales, tanto en exceso como en defecto. La duración de los días suele oscilar entre 3-6 días. Normalmente, conforme vamos teniendo más edad, los días de sangrado se acortarán.

Y el color de la menstruación es también un indicador interesante para conocer qué nos está ocurriendo. El color de la sangre debe de ser rojo vivo, en el caso de que la menstruación sea color marrón nos indica que es sangre “vieja” y dependiendo del tiempo que dure este manchado marrón podría indicarnos alteración hormonal. Si la sangre es color naranja puede ser indicador de una infección. Y en el caso de que la sangre sea negra y vaya acompañada de mal olor también puede ser que sea debido a una infección. Y las mujeres que están tomando hormonas anticonceptivas pueden experimentar sangrados rosáceos.

Y un último dato, la presencia de coágulos consistentes en la menstruación también tiene que hacernos pensar que puede haber alguna alteración hormonal o de la coagulación sanguínea.

Como podemos ver el ciclo menstrual y la regla nos puede dar mucha información importante de nuestra salud, y por supuesto nos puede estar dando datos muy importantes si estamos en búsqueda de embarazo, y las mujeres tenemos ese don y esa oportunidad cada mes, así que aprovechémosla.

 

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio