fbpx
Estás leyendo
Las fotografías más emblemáticas de la historia 

Las fotografías más emblemáticas de la historia 

fotografías más emblemáticas de la historia

Desde que apareciera la fotografía la historia dejo de escribirse para plasmarse en imágenes, por eso en pleno siglo XXI cuando pensamos en ciertos momentos de nuestra historia podemos verlos en imágenes. Los fotógrafos llevan décadas documentando multitud de acontecimientos increíbles y creando fotografías tan famosas que prácticamente todo el mundo ha visto al menos, una vez en su vida.

besos más famosos de la historia
Fuente: culturafotografica.com

El beso que se dieron un marine y una enfermera al acabar la II Guerra Mundial y que inmortalizó Alfred Eisenstaedt es un buen ejemplo de esto. Como esta, existen otras muchas imágenes emblemáticas que marcaron la historia, algunas como este famoso beso, nos traen alegría, y otras causaron en su día y en la actualidad mucha controversia.

Pero, ¿son todas realmente conocidas? Algunas puede que ya le suenen a todo el mundo porque se han vuelto muy comerciales, pero otras, igual no le serán tan familiares a quienes no vivieran los acontecimientos sucedidos o investigaran un poco sobre ellos.

 

Ernesto Che Guevara por Alberto Korda

Fuente: Wikipedia

La Habana, 1960, Alberto Korda fotografiaba al Che Guevara durante un homenaje a las víctimas de la explosión de la Coubre. En aquel momento igual nadie pensó que esta fotografía sería una de las más reproducidas de toda la historia. En papel, en ropa, en libros, revistas, pancartas, murales, tatuajes, en todo tipo de artículos que pudiesen contener una imagen. Y es que la fotografía se convirtió en un símbolo. Tanto, que la foto obtuvo el título de la “fotografía más famosa e icono gráfico del mundo del siglo XX por el Instituto de Arte de Maryland.

Niño acechado por un buitre por Kevin Carter

Fuente: ZonaJ

En 1993 Kevin Carter fotografiaba en Sudán la crudeza del hambre en este país. La foto mostraba a un niño bastante desnutrido, encogido en medio del campo con un buitre a sus espaldas, esperando su muerte para abalanzarse sobre él. En una de las muñecas tiene una de las pulseras de la ONU. Por lo que esto, claramente, era una intensa crítica.

La fotografía hizo ganar un premio Pulitzer a Carter, sin embargo, el autor fue intensamente criticado por no haber socorrido a aquel niño. Se llegó a decir de él que era el segundo buitre de la foto, e incluso tuvo una crítica y condena social tan fuerte por haber dejado al niño allí, que se suicidó en 1994. Sin embargo, hoy se sabe que aquel buitre no esperaba la muerte de aquel niño, llamado Kong Nyong, sino que esperaba alimentarse de sus heces. Se sabe además que la foto fue tomada en un campo de refugiados de la ONU y que por tanto el niño no estaba abandonado a su suerte. Sin embargo, aunque también se sabe que no murió en aquellos momentos a causa de aquel buitre, sí que desgraciadamente falleció en el año 2007.

 

Sharbat Gula, la niña afgana, por Steve McCurry

Fuente: National Geographic

Esta fotografía, obra de Steve McCurry, fue tomada en un refugio de Pakistán cuando Sharbat tenía 12 años. En 1985 fue portada de la tan conocida National Geographic, y eso la hizo una de las fotografías más famosas del mundo. Lo que más llamó la atención de aquella foto fue el color de los ojos de la niña, de un intenso verde esmeralda que conquistó a todos. Muchos años después, en 2002, cuando esta niña ya era una adulta, volvieron a buscarla para saber qué había sido de ella y qué aspecto tenía entonces. La encontraron y volvieron a retratarla, y de nuevo volvió a ser portada de National Geographic. Se han hecho numerosos artículos sobre su vida, hay fotografías de ella y sus hijos que cuentan su sufrimiento a lo largo de la vida, aun siendo la refugiada más famosa del mundo.

Inmolación de monje budista, por  de Malcolm Browne

Fuente: El Pais

El reportero de guerra y periodista científico, Malcolm Browne inmortalizó aquella mañana del 11 de junio de 1963 como el anciano Thich Quang Duc, monje bidusta, se quemaba a lo bonzo en Saigón, capital de Vietnam del sur, en protesta por el apoyo de Washington al régimen dictatorial de los hermanos Ngo Dinh. Fue el primero de muchos que también se inmolaron, en medio del fanatismo creado por las protestas contra ese régimen.

El hecho de que un fotógrafo occidental inmortalizara aquella situación, no solo concienció a los occidentales, sino que los hizo actuar haciendo que aquel régimen acabara en un golpe de estado secundado por  de EE UU. Sin embargo, tristemente, este fue sustituido por otro también atroz e ineficiente. La imagen se llevó el World Press Photo y el autor ganó  en 1964 un Pulitzer por todo su trabajo periodístico sobre la caída de los Dinh.

Almuerzo en lo alto de un rascacielos, por Charles C. Ebbets

Fuente: Wikipedia

Esta es otra de esas fotografías tan famosas que ha perdido, para muchos, su autoridad e historia. Fue hecha por Charles C. Ebbets, un día 29 de septiembre  de 1932. Esta fotografía  se publicó en el New York Herald Tribune en una época en la que había  elevadas tasas de desempleo y las condiciones a las que se tenían que enfrentar los trabajadores eran bastante duras.

Es por eso que aunque esta fotografía represente únicamente una escena en la que unos obreros almuerzan sentados sobre una viga colgando de un edificio que está en construcción dentro de Rockefeller Center de Nueva York, se ha convertido en una imagen muy representativa del Día del Trabajador.

 

Plaza de Tiananmen, por de Jeff Widener

Fuente: EL nacional.cat

Esta es una imagen que dio la vuelta al mundo, un hombre que desafió a los tanques, más concretamente que se plantó inmóvil frente a una columna de blindados en la avenida pequinesa de Chang’An, y los hizo parar, en una conmovedora protesta individual horas después de que cientos de jóvenes murieran bajo las cadenas de oruga y los proyectiles de esos acorazados.

La imagen fue tomada un 5 de junio de 1989, por al menos tres fotógrafos distintos, escondidos en balcones Hotel Beijing, junto a la plaza de Tiananmen, y fueron Jeff Widener, para la agencia Associated PressCharlie Cole, para la revista Newsweek, y el británico Stuart Franklin para la revista Time. Sacar esta imagen a la luz fue difícil pues los negativos debían ser escondidos antes de que la policía los interceptara.

Los fotógrafos cuentan que creyeron que los tanques dispararían al chico, pero que se pararon, algo que nadie esperaba. De aquel chico dejo de saberse cuanto se lo llevaron 3 hombres. Hay quien afirma que le ejecutaron, pero la realidad es que no hay una versión oficial de lo que paso.

Muerte de un miliciano, España, por Robert capa

Fuente: Infobae

Esta probablemente sea una de las imágenes más famosas de la Guerra Civil Española. Forma parte de la historia viva de nuestro país y fue tomada en el municipio cordobés Espejo, el 5 de septiembre de 1936 por Robert Capa (como este era el seudónimo de Gerda Taro y su pareja Endre Friedman, no queda muy claro quién de los dos la tomó).

La imagen se publicó en la revista Vu en un reportaje titulado Comment sont-ils tombés – Cómo cayeron – aunque en realidad cobró mayor importancia cuando fue publicada en la revista LIFE el 12 de julio de 1937 en un reportaje titulado Death in Spain: the civil war has taken 500.000 lives in one year – Muerte en España: la Guerra Civil ha segado 500.000 vidas en un año.

Falling man en los atentados del 11S de Nueva york, por Richard Drew

Fuente: Infobae

Esta imagen fue tomada durante los atentados del 11 de septiembre de 2001. En ella podemos ver a un hombre que cae de una de las dos torres gemelas del World Trade Center después de que dos aviones chocaran contra ellas. El fotógrafo fue Richard Drew.

En esa situación muchas personas se lanzaron al vacío para evitar morir ardiendo o intoxicadas por el humo en las plantas próximas al impacto de los aviones. Esta imagen fue muy polémica y es que la publicación de la fotografía hizo entrar en cólera a ciertos sectores de la opinión pública norteamericana, ya que la mayoría de los medios de comunicación se autocensuraron y prefirieron mostrar solo sus fotografías de actos de heroísmo y sacrificio.

 

La niña quemada por napalm, por Nick Ut

Fuente: Público

Esta imagen representa las masacres que se sufrían durante la guerra de Vietnam. Esta guerra fue una de las etapas de la historia de más controversia mundial. Se dio entre 1955 y 1975 y estuvo protagonizada por manifestaciones y reivindicaciones que pedían el fin de dicha masacre.

En ella aparece una niña en llamas, Kim Phuc, que fue salvada por el mismo fotógrafo que saco la foto y que tuvo que pasar por 17 trasplantes de piel. Actualmente, la niña es embajadora de la UNESCO y ha creado la fundación “Kim Phuc” dedicada a ayudar a los niños que son víctimas de la guerra y la violencia.

La ejecución de Saigón, por Eddie Adams

Fuente: Xakata Fotos

Hay pocas imágenes que reflejen en sólo un instante toda la brutalidad de una guerra, y la guerra de Vietnam nos dejó varias de ellas. Esta vez, la escena que presenta la imagen, se produjo en Saigón, la capital de Vietnam del Sur. El fotógrafo que tomó la imagen fue Eddie Adams, que siguió al ejército del país durante varios días. En esos días fue testigo de la ejecución de un prisionero comunista cuando se dirigía únicamente a un interrogatorio.

En plena calle, el 1 de febrero de 1968, unos soldados sur-vietnamitas conducían a un prisionero que había sido capturado, sin embargo, sin previo aviso un mando del ejército se acercó a él y, sin mediar palabra, le disparó en la sien. Cuando obtuvo el premio Pulitzer por la foto aseguró que “El coronel mató al prisionero; yo maté al coronel con mi cámara”

La muerte de Aylan, por Nilüfer Demir

Fuente: Emergencias 132

Esta imagen no es de hace tanto tiempo, pero es igual o más desgarradora que las demás. En 2015 una imagen de un niño muerto en una playa turca nos tocó la fibra y las conciencias a todos. La imagen fue tomada por la fotógrafa Nilüfer Demir, una corresponsal de la agencia de noticias turca Dogan que cubre la llegada de inmigrantes.

Hizo la fotografía un 2 de septiembre, a las 6 de mañana en la costa del distrito de Akyarlar Bodrum, despues de que dos botes inflables se hundieran. En una de las pocas entrevistas que dio dijo: “Vi a Aylan Kurdi, que yacía boca abajo sin vida en la arena, con su camiseta roja y su pantalón azul oscuro. La única cosa que podía hacer era hacer oír su protesta. En ese momento, yo creía que sería capaz de lograrlo presionando el obturador de mi cámara y tomé su foto”

El fondo de pantalla de Windows, por  Chuck O’Rear

Fuente: FayerWayer

Para acabar, esta vez algo más alegre, tenemos la fotografía que hizo en enero de 1995, Chuck O’Rear, fotógrafo del National Geographic hizo esta fotografía en Napa County, en California. Y es que muchas de las fotografías que hizo este artista se utilizaron posteriormente como fondos de pantalla de Windows, tanto que este concretamente llego a ser el fondo predeterminado del Windows XP.

Estas colinas solían estar cubiertas de vides, sin embargo, entre 1990 y 1995 una plaga obligó a retirar muchas de ellas, dejando proliferar la hierba en su lugar, y dando lugar a esta tan conocida imagen.

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio