fbpx
Estás leyendo
Manuel Martos: “Cuando todo esto pase habré mudado varías capas de piel y estaré más próximo a mi esencia”

Manuel Martos: “Cuando todo esto pase habré mudado varías capas de piel y estaré más próximo a mi esencia”

Manuel Martos es fotógrafo desde que siendo aún un niño decidió apostar por su sueño de plasmar la vida y la belleza a través de una cámara. En sus primeros pasos, compaginaba su trabajo en un estudio fotográfico con el del Diario de Jaén. Hasta que por casualidad, pasó por Fuengirola y sin pensarlo dos veces decidió quedarse unos días para ver qué tal se sentía. Había algo en su interior que le decía que se debía quedar. Aún hoy no sabe explicarlo. 4 días en un hostal del centro fueron suficientes para tener claro que quería cambiar de aires, empezar de cero. Entonces, dejando atrás a su familia y amigos, cogió una mochila cargada de miedos y sueños y se vino a la Costa del Sol para comenzar una nueva vida en la que además podía proyectar su carrera profesional. 

Manuel Martos en estos días en casa

 

Desde que dejó Villargordo, un pequeño pueblo de la provincia de Jaén, hace 8 años, ha tenido que convivir continuamente con la incertidumbre, pero también con sus ganas de que su objetivo se hiciese realidad. No ha dudado en trabajar en lo que hiciese falta para seguir adelante, mientras iba haciendo nuevos contactos e iba desarrollando trabajos como fotógrafo. 

Manu, que es como le llamamos los que le tenemos cerca, fue consciente de que las redes sociales habían llegado para transformarlo todo y de la capacidad que tenían para comunicar, pero no de cualquier forma. Así que también se formó para ello cuando éstas comenzaban a estar en auge. No lo dejó ahí, y cursó en Madrid ‘Gestión de Eventos de Moda y Protocolo’ de Elle. Manu es un apasionado de la comunicación. 

En estos 8 años, ha pasado por momentos mejores y peores y reconoce que alguna vez estuvo a punto de tirar la toalla, pero en aquel momento todo comenzó a cambiar. Es como si esa señal que había pedido tantas veces al Universo le respondiese claramente: ¡Sigue! Y así lo hizo dando un giro a lo que había hecho hasta entonces. Si siempre había estado más centrado en la fotografía de boda, decidió dar un paso y trasladar ese estilo más emocional al corporativo. Relatar con imágenes esos eventos en los que aunque se presente un producto, o se inaugure un espacio, lo que importa son las personas y cómo se sienten, que transmiten en ese momento. 

Eventos, editoriales de moda, decoración, influencers, y otras nuevas vías por las que comenzó a caminar. Actualmente es el fotógrafo oficial de Grupo Dani García, lo que le ha llevado a recorrer el país en busca de captar esos instantes cotidianos que tras el filtro de Manuel Martos toman carácter de extraordinario. 

Ahora, esta crisis del Coronavirus ha provocado que tenga que parar en seco. Como otros tantos autónomos y empresarios su profesión no le permite teletrabajar. Si en un principio lo vivió con cierta desesperación, ahora lo afronta como un nuevo reto para reflexionar, evolucionar y elegir nuevos caminos. Mientras llega el momento de volver a salir a la calle, de volver a danzar con su cámara, Manu no deja a la creatividad dormir y ha lanzado varios proyectos en Instagram con los que amenizar sus días aportando información útil a los demás. 

 

Manu, ¿cómo se te ocurrió crear el canal de Instagram ‘Yo me quedo en casa WorkShop’?

Fue recién decretado el Estado de Alarma. Te confieso que ahora he descubierto que nace como respuesta inconsciente de mi mente para tener una labor que hacer durante este tiempo. Quería aprovechar estos días de parón obligado para ayudar al mayor número de personas posible.

La inspiración real viene de la acción que se creó en el sector de la música.

En cuestión de horas, le di una vuelta y pensé que sería ideal para compartir consejos de la mano de profesionales con todas las personas que tendríamos que quedarnos en casa mientras dure la crisis del COVID-19.

Acceso directo al perfil de Instagram

 

¿Cuál ha sido la reacción de la gente con la que te has puesto en contacto para que participe?

La reacción de la gente ha sido brutal, mucha motivación y de forma totalmente desinteresada. Es cierto, que he enviado algunos mensajes de los que no he tenido respuesta. Lo entiendo, no todos estamos viviendo este momento de la misma forma.

Aquí todo el mundo es bienvenido, siempre que haya algo que aportar y se haga desde el respeto.

Por otra parte, desde tu perfil de Instagram has lanzado una serie de directos en la que también participan diferentes profesionales. ¿Cómo está siendo la experiencia?

“‘Autorretrato’ es como he llamado a este espacio”

Bueno, ha sido una sorpresa. ‘Autorretrato’ es como he llamado a este espacio, donde conversamos en directo con personas que aman lo que hacen. 

La pasada semana fue la primera toma de contacto y fue todo un descubrimiento. El invitad@ no conoce las preguntas, simplemente nos dejamos llevar y surgen conversaciones muy interesantes. Las hago en directo a las 19 horas en mi Instagram. Unas horas antes anunció en stories quien va a ser el entrevistado. 

“Las entrevistas las hago en directo a las 19 horas en mi Instagram”

Directos en el perfil de @manuelmartosc

Como fotógrafo has tenido que parar toda la actividad, ¿los clientes están cancelando o aplazando?

Hay eventos cancelados y la mayoría están aplazados para finales de año. Aunque se aplacen supone una pérdida económica bastante importante, en mi caso el cese de actividad, ya que los clientes con los que tengo fees mensuales han paralizado todo. Por lo tanto, no tengo trabajo ni ingreso alguno.

 

Eres de Jaén, aunque vivas en Málaga, ¿te planteaste en algún momento cuando se ordenó el confinamiento irte a casa para estar más cerca de tu familia?

“No se me ha pasado por la cabeza”

Siendo sincero, no se me ha pasado por la cabeza. Como se nos hizo tanto hincapié en permanecer en casa, para que el virus no se moviera, decidí quedarme aquí. Es verdad que mis padres, pasada la primera semana y al ver que mi estado de ánimo no estaba muy arriba, me dijeron que me fuera. Cómo te decía al principio, he preferido quedarme en mi casa por responsabilidad.

“Villargordo es un pueblo solidario repleto de personas con buen corazón”

Hablo a diario con mi familia que está en Villargordo, en la provincia de Jaén. Es un sitio muy tranquilo para vivir. Pero en este momento el virus también ha llegado, según me cuenta , están atravesando una situación bastante crítica, ya que con apenas 4000 habitantes tienen un número bastante alto de contagios. 

Me emociona y preocupa a partes iguales. Me llegan acciones solidarias que se están haciendo también allí, como personas que se han organizado para coser mascarillas o un grupo de voluntarias que prepara comida para personas que no pueden salir de casa y se la hacen llegar… Villargordo es un pueblo solidario repleto de personas con buen corazón y así lo están demostrando. Desde la distancia estas cosas hacen que te emociones aún más. 

Desde aquí quiero enviar mi apoyo y reconocimiento a las personas que están dándolo todo para frenar los efectos provocados por el COVID-19. Cuando todo esto pase, volveré a celebrar la vida con vosotros, llenaremos  “El Paseo” de abrazos y alegría.

Manuel Martos con sus amigas en Navidad en Villargordo

“He atravesado todos los estados de ánimo”

Supongo que como todos en estos días habrás ido pasando por diferentes fases de estado de ánimo…Ahora que ya llevamos más de dos semanas, ¿cómo vives esta situación?

Me he acostumbrado a vivir el día a día en mi casa. He atravesado todos los estados de ánimo. Ahora pienso que esto lo estamos viviendo por “algo”, intento aprender algo nuevo cada día. A pesar de estar en casa, tengo que confesar que aún no he sentido monotonía.

Respecto a la información que me llega del exterior, lo vivo con preocupación. La sanidad al borde del colapso, la cantidad de muertes y contagios, me provocan cierta ansiedad. Suelo empatizar bastante, me pongo en la piel de todos los profesionales que están luchando por frenar esta pandemia. A los que desde aquí les mando mucha fuerza para seguir adelante.

La incertidumbre me inunda cuando pienso qué pasará cuando el estado de alarma se desactive. Supongo que como todos.

 

Te costó muchos años de tener que demostrar antes de llegar a la etapa dulce que estabas viviendo profesionalmente, supongo que en un primer momento sería inevitable que pudiese contigo el dolor y la rabia por tener que parar ahora…

“Me he caído en varias ocasiones”

Aquí me has dado en mi punto más débil. Enfrentarme a la decisión de cesar mi actividad como fotógrafo autónomo ha sido lo más duro de todo esto. La sensación de final ha sido la primera vez que la he sentido desde que comencé con esta aventura del emprendimiento desde el año 2012. En estos años he pasado por todo, me he caído en varias ocasiones. De hecho, la última fue hace 3 años, cuando nos conocimos, que estaba a punto de tirar la toalla y empecé a colaborar con Cenas Con Chispitas. Ahora que comenzaba a estabilizar mi proyecto, viene esta crisis y me desmonta.

A día de hoy, lo voy asimilando y entiendo que la vida va a poner en mi camino lo que necesite en cada momento. Me daría mucha pena que mi empresa se quedará aquí, pero si es lo más beneficioso, lo aceptaré.

Me planteó también darle un giro, quizás comenzar a compartir todo lo que he aprendido a través de formación para personas que quieran aprender más sobre fotografía. Todo desde otra perspectiva.

Tendremos que esperar a volver a la normalidad y tomaré las decisiones que sean convenientes.

“La vida va a poner en mi camino lo que necesite en cada momento”

En la distancia parece que queremos estar más conectados que nunca, se suceden las videollamadas y la actividad en los grupos de WhatsApp, ¿crees que después de esta vamos a necesitar un tiempo para desintoxicarnos de las redes o están jugando un papel fundamental?

Las redes están jugando un papel fundamental, en mi caso, que estoy viviendo el confinamiento en soledad, me ayudan a conectarme con el mundo.

Sí creo que este aislamiento va a cambiar la forma de relacionarse y trabajar. El teletrabajo en muchos casos, ha llegado para quedarse. En cuanto a relaciones se refiere, las videollamadas sustituirán la distancia y habrá muchas cuando el tiempo impida verse físicamente.

Sois muchos los que estáis solos durante el confinamiento y sin poder teletrabajar, ¿cómo haces para llenar tus días?

Realmente, no me da tiempo a aburrirme.

Las llamadas de mi familia y amigos, sumadas a las tareas para preparar contenido para YoMeQuedoEnCasa Workshop, ocupan la mayor parte de mi día. Cómo soy bastante perfeccionista, el preparar #Autorretrato cada día, me lleva a arreglarme, pensar las preguntas…. la tarde ya la tengo entretenida.

¿De qué crees que te va a servir esta experiencia? ¿Qué crees que va a cambiar en tu vida?

Esta experiencia es un aprendizaje en toda regla. Viviré el presente con más fuerza, valoraré mucho más lo que la vida ponga en mi camino. No dejaré para mañana lo que pueda hacer hoy. Visitar a mi familia más a menudo. Voy a trabajar para vivir y no al contrario. 

Cuando todo esto pase habré mudado varías capas de piel y estaré mucho más próximo a mi esencia.

Volveremos, Manu, y lo haremos con nuevas ideas y proyectos y siendo más coherentes y honestos con nosotros mismos y con cómo queremos vivir. Espero y confío en que esos caminos sigamos recorriéndolos teniéndonos cerca. 

Fotografías cedidas por Manuel Martos

 

Ver comentarios (0)

Publicar un comentario

Your email address will not be published.

Ir al principio